Posted in Derecho Civil Familia, Uncategorized

La Familia, el matrimonio y la adopcion

La Familia, el matrimonio y la adopcion

Familia

Para otros usos de este término, véase Familia (desambiguación).

Escultura de Henry Moore con el título Familia. Barclay School, Stevenage, Hertfordshire, Gran Bretaña.

La familia (del latín familia) es un grupo de personas formado por individuos unidos, primordialmente, por relaciones de filiación o de pareja.1 El Diccionario de la Lengua Española la define, entre otras cosas, como un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas,2 lo que lleva implícito los conceptos de parentesco y convivencia, aunque existan otros modos, como la adopción. Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.3

Los lazos principales que definen una familia son de dos tipos: vínculos de afinidad derivados del establecimiento de un vínculo reconocido socialmente, como el matrimonio4 —que, en algunas sociedades, solo permite la unión entre dos personas mientras que en otras es posible la poligamia—, y vínculos de consanguinidad, como la filiación entre padres e hijos o los lazos que se establecen entre los hermanos que descienden de un mismo padre. También puede diferenciarse la familia según el grado de parentesco entre sus miembros.

No hay consenso sobre una definición universal de la familia. La familia nuclear, fundada en la unión entre hombre y mujer, es el modelo principal de familia como tal, y la estructura difundida mayormente en la actualidad. Las formas de vida familiar son muy diversas, dependiendo de factores sociales, culturales, económicos y afectivos. La familia, como cualquier institución social, tiende a adaptarse al contexto de una sociedad.5

El Día Internacional de la Familia se celebra el 15 de mayo.6

Valor ético y moral de la familia

Ética

Para los libros de Aristóteles y Spinoza, véanse Ética (Aristóteles) y Ética (Spinoza).

La ética (del lat. ethĭcus, y este del gr. ἠθικός ēthikós; la forma f., del lat. tardío ethĭca, y este del gr. ἠθική ēthikḗ1 ) es la rama de la filosofía que estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano.2 Además, tiene como centro de atención las acciones humanas y aquellos aspectos de las mismas que se relacionan con el bien, la virtud, el deber, la felicidad y la vida realizada. El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía en la Antigua Grecia, y su desarrollo histórico ha sido amplio y variado.

La ética estudia qué es un acto moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral,es decir busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.

Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios determinados. Una sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como “bueno”, “malo”, “correcto”, “incorrecto”, “obligatorio”, “permitido”, etc., referidos a una acción, a una decisión o incluso contendrá a las intenciones de quien actúa o decide algo. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, o acciones. Se establecen juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: “Ese hombre es malo”, “no se debe matar”, etc. En estas declaraciones aparecen los términos “malo”, “no se debe”, etc., que implican valoraciones de tipo moral.

Moral

Para otros usos de este término, véase Moral (desambiguación).

La moral (del gen. latín mōris, ‘costumbre’, y de ahí mōrālis, ‘lo relativo a los usos y las costumbres’) es un conjunto de normas, creencias, valores y costumbres que dirigen o guían la conducta de las personas en sociedad. La moral permite distinguir que acciones son correctas (buenas) y cuales son incorrectas (malas). Otra perspectiva la define como el conocimiento de lo que el ser humano debe hacer o evitar para conservar la estabilidad social.1

Moral y ética[editar]

Varios autores consideran como sinónimos a estos términos debido a que sus orígenes etimológicos son similares, aunque otros no consideran a la moral y la ética como lo mismo, como es el caso del filósofo español Gustavo Bueno. Algunas posturas conciben la ética como el conjunto de normas sugeridas por un filósofo o proveniente de una religión, en tanto que a «moral» se le designa el grado de acatamiento que los individuos dispensan a las normas imperantes en el grupo social. No todos acuerdan con dicha distinción, y por eso es que en un sentido práctico, ambos términos se usan indistintamente, y a menudo no se distingue entre los dos conceptos, haciéndolos equivalentes.

El matiz que las delimita está en la observación o aplicación práctica de la norma que entraña el mandato ético. Por ello, la norma ética siempre será teórica, en tanto que la moral o costumbre será su aplicación práctica.[cita requerida] Según este punto de vista, la moral se basa en los valores que dicta la conciencia, que a su vez, está basado en costumbres aprendidas. Dicho punto de vista dice que la moral no es absoluta o universal, ya que su vigencia depende de las costumbres de una región, de aquí vendría el relativismo cultural.

Por otra parte, la universalidad de algún sistema moral es uno de los objetivos de la ética-objetiva cuyo contenido o efecto no se considera relativo ni subjetivo, sino efectivo y aplicable para todo hombre racional bajo un contexto determinado, siempre y cuando el agente capaz de comportamiento pueda actuar de manera racional, entendido como aquello en lo que todos los seres humanos puedan estar de acuerdo cuando decidan buscar un comportamiento moral específico que se juzgo “de bien” o “correcto”, que mantenga o cause aceptable calidad de vida o evite alguna consecuencia inconveniente, y que surja a causa de la repetición de ciertos comportamientos probables para la humanidad). Immanuel Kant ―a través de su imperativo categórico― hizo el intento de dar bases a una moral objetiva nacida de la razón y más allá de la religión. Una de las principales objeciones que se oponen a sus razonamientos, es el uso obligatorio de la verdad y del deber con exclusión del sentir7

La crítica que hace Friedrich Nietzsche a la moral y la ética subraya que los códigos morales y las éticas que estudian o fundamentan estos códigos morales se presentan como desveladoras de profundas verdades sobre el ser humano.

Es famoso su análisis de la moral cristiana en el que manifiesta cómo los valores cristianos, por ejemplo, la humildad, o la compasión, se basan realmente en la hipocresía y en el resentimiento(según su teoría). Los valores morales son estratagemas de dominio de unos hombres para otros. Pero ninguna moral y ninguna ética reconocen esto pues es esencial para ellas el ocultarlo. Para descubrir esas ocultaciones propone Nietzsche un método que él llama “genealógico”. Emprende una “genealogía de la moral“. Se trata de hacer análisis psicológicos y de uso del lenguaje a partir de textos éticos y morales y de observaciones de conductas morales. Para Nietzsche en su obra La genealogía de la moral nos dice que: las morales y las éticas que hacen pasar por “verdaderos” y “universales” unos valores son “morales de esclavos”. Su propuesta entraña la total libertad creativa de cada hombre en el más estricto sentido, en un sentido parecido al que se aplica cuando se habla en el arte contemporáneo de la libertad de un artista. La “moral de señores” rechaza elaborar un elenco de valores exigibles a los demás. Cada hombre ha de realizar sus deseos y dejar que también se expresen los deseos de los demás, sin códigos verdaderos previos.

LA ETICA COMIENZA EN LA FAMILIA

Recordemos que la Ética, según el diccionario, es la parte de la filosofía que trata sobre la moral y las obligaciones de los seres humanos en relación a sus congéneres.

La Ética tiene que ver con los deberes y valores que nos hacen convivir en sociedad,

por lo general los valores se adquieren en los primeros años de vida a través de la familia: el respeto, la responsabilidad, la disciplina, la perseverancia, la solidaridad, la justicia, la honradez, la tolerancia, etc.; se aprenden de la madre, del padre, de los abuelos, en el seno del hogar, de la familia, que como se sabe es el núcleo de la sociedad y por el cual debemos esforzarnos en virtud de preservar la razón de la vida.

Los valores son elementos muy centrales en el sistema de creencias de las personas y están relacionados con estados ideales de vida que responden a nuestras necesidades como seres humanos, proporcionándonos criterios para evaluar a los otros, a los acontecimientos tanto como a nosotros mismos. Es así que los valores nos orientan en la vida, nos hacen comprender y estimar a los demás, pero también se relacionan con imagen que vamos construyendo de nosotros mismos y se relacionan con el sentimiento sobre nuestra competencia social.

Los valores son representaciones cognitivas inherentes a tres formas de exigencia universal: las exigencias del organismo, las reglas sociales de interacción y las necesidades socio-institucionales que aseguran el bienestar y el mantenimiento del grupo.

De esa manera, los sistemas de valores se organizan alrededor de tres dimensiones fundamentales: el tipo de objetivo (trascendencia o beneficio personal; conservación o cambio), los intereses subyacentes (individuales o colectivos), el dominio de la motivación (tradición, estimulación, seguridad). Las teorías implícitas que todos los padres tienen y que se relacionan con lo que los mismos piensan sobre cómo se hacen las cosas y por qué se hacen de tal o cual manera ofician “de filtro” en la educación en valores.

Estas ideas y teorías implícitas se montan sobre experiencias, sobre lo que se ha vivenciado.

Si bien se podría decir que la familia no es el único contexto donde se educa en valores, es una realidad que el ambiente de proximidad e intimidad que en ella se da la hace especialmente eficaz en esta tarea.

La moral de la familia abarca una amplia gama de relaciones, pues es la convivencia más común, profunda e íntima de la existencia humana. De más a menos se extiende a los siguientes ámbitos: al trato mutuo entre los esposos y de éstos con los hijos; a la relación de los hijos con los padres y de los hermanos entre sí; a los vínculos que cohesionan a los restantes miembros de la familia, tales como los abuelos y parientes, en general, así como a la intercomunicación de aquellas personas que están llamadas a integrarse en la familia, cual es el caso de los novios, etc. Este complejo y rico mundo de vínculos personales es tan íntimo, que alcanza el núcleo de la persona misma. Por consiguiente, es claro que este valioso contorno humano que envuelve a la familia ha de ser objeto de atención relevante por parte de la ciencia moral.

En riguroso paralelo con la importancia de la familia, se sitúan las dificultades, todas ellas proporcionadas a la trascendencia personal y social de esta institución. Los problemas y conflictos que han lugar, surgen precisamente de su riqueza: en concreto, de la diversidad misma de miembros que la constituyen, de la pluralidad de derechos y deberes que origina, de la intimidad de cuestiones que en ella se ventilan, así como de los problemas que suscita su puesto en el conjunto de la vida social. Estas complejas situaciones dan lugar a no pocos conflictos morales, por lo que se requiere que su solución también se ajuste a unos principios determinados de eticidad.

A estas exigencias éticas que acompañan a la convivencia familiar es preciso sumar las cuestiones doctrinales que en ella se ventilan, para algunas de las cuales aún no se dispone de una respuesta adecuada. Ya San Agustín ponía de relieve estas dificultades:

“No ignoro que la cuestión del matrimonio es muy oscura y muy complicada. No me atrevo a afirmar que haya explicado todas sus ¡aplicaciones en esta obra o en otras, ni que siquiera pueda hacerlo, si se me urge”.

Cabe aún añadir que a este cúmulo de problemas que acompaña la vida, la doctrina y la misma institución social, se suma la dificultad del método a seguir en su estudio, pues el matrimonio y la familia tocan fronteras de diversos saberes. Citemos sólo dos niveles:

Origen de la familia

Para hablar del origen de la familia, primero es necesario remontarse años atrás en la historia, cuando los hombres primitivos empezaron a agruparse en tribus. Hubo un momento en que la reproducción pasó de ser un acto puramente instintivo, a ser un hecho controlado en el que se pretendía dar continuidad o aumentar el número de personas en una tribu determinada.

Debido a que las tribus eran en su mayoría nómadas, los hombres se dedicaban al papel de cazadores, mientras que las mujeres de una tribu eran las encargadas de cuidar de los niños. Este era un sistema más patriarcal y en el que las relaciones de consanguineidad no se encontraban tan arraigadas como actualmente.

Dentro de estas tribus, las relaciones empezaron a darse entre los miembros de las tribus, donde la única relación no permitida era entre padres e hijos. Tanto hombres como mujeres podían tener varias parejas y los hijos pertenecían solamente a la madre. Con el paso del tiempo, la necesidad de determinar quién de los miembros de la tribu era el padre de los niños, cimentó los primeros pasos para la conformación de la familia.

Las tribus fueron evolucionando y se dieron las primeras manifestaciones del matrimonio. Ahora la mujer pertenecía solamente a un hombre, sin embargo, un hombre podía tener varias mujeres. Con la llegada del concepto de propiedad privada, se dieron los primeros pasos hacia la monogamia y la estabilización de las familias de una forma más cercana a como las vemos actualmente.

Estas sociedades cada vez más monógamas permitieron que se crearan lazos familiares más fuertes, en los que cada uno de los miembros del hogar tomó su rol definitivo dentro del núcleo.

Actualmente el Derecho considera a la familia como el pilar fundamental de toda sociedad, aunque debido a los muchos cambios que afronta la humanidad a nivel social, no existe un consenso definitivo que sea aceptado como definición global de la familia. Se considera como familia a la unión derivada de dos cónyuges y sus hijos (esposos hombre y mujer de acuerdo a los modelos tradicionalmente aceptados).

También se consideran como familias a aquellas en las que la crianza de los hijos corresponde solamente a la madre o al padre; las familias ensambladas que son aquellas en las cuales los cónyuges tienen hijos por separado y se integran en una nueva unión familiar.

Las clasificaciones más controversiales son las familias homoparentales, que son aquellas en las cuales dos hombres o dos mujeres son los padres de los niños, aunque esta forma familiar aún no es aceptada en algunos países; y las familias de padres separados, en las cuales los progenitores ya no son cónyuges pero siendo padres que siguen cumpliendo su rol de crianza de los hijos.

Independientemente de las características de la familia, esta es un elemento fundamental para el desarrollo de la humanidad, por lo que se encuentra protegida por la Declaración Universal de los Derecho Humanos, en la que se vela por el cumplimiento de sus derechos.

Familia romana

La familia romana fue una institución principal antigua Roma, presente en el ámbito social y jurídico, que estaba compuesta por todos los que vivían bajo la autoridad del cabeza de familia o pater familias.

Era compuesta por todos aquellos individuos que nacidos libres vivían bajo la conducta propia de un estatus parental natural y jurídico, político, económico, religioso, etc, estatus civil y estatus social al modo romano, esto suponía asumir tanto la protección como la autoridad del cabeza de familia que era el pater familiasFamilia también es una palabra con la misma raíz que los famuli (“criados de los Oscos“) y por lo tanto en Roma, se comprendía a algunos sirvientes o siervos llamados específicamente fámulos. Desde la familia romana se derivó el concepto de la fee romana (confianza).

Generalidades[editar]

En el derecho romano se tenían cuatro acepciones para la familia: agnaticia, cognaticia, gentilicia y por afinidad.

La familia romana era legalmente tan fuerte que ciertas cuestiones que hoy se tratan en los juzgados o en los templos, entonces se trataban en casa, bajo el mando del cabeza de familia. La familia era realmente la célula básica de la sociedad romana.

El pater familias era el hombre romano que no dependía de nadie (sui iuris) y de quien dependían los demás (alieni iuris). No importaba que estuviese soltero o casado, ni su edad. Una mujer nunca podía ser cabeza de familia.

La patria potestas de un cabeza de familia romano le permitía, de así quererlo, disponer de la vida de cualquier miembro familiar, venderle como esclavo e inclusive darle muerte. Podía también abandonar legalmente a un hijo nacido de su mujer o reconocerlo. Podía incluso prohijar hijos de otros, así como concertar casamientos de los hijos. Realmente, es él quien forma la familia romana.

Como jefe de familia es también el sacerdote de la religión familiar y el juez en los conflictos entre familiares, pero para esto último tiene que contar con el asesoramiento de un consejo familiar.

Para entender lo anterior, hay que tener en cuenta que el parentesco natural, fundado en la descendencia física de la mujer, y que los romanos llamaban cognatio, carecía de valor civil, en tanto el parentesco civil, fundado en el reconocimiento por parte del hombre de su descendencia o en la adopción como hijos de descendencia ajena, y a lo que los romanos llamaban agnatio, era el único parentesco legalmente válido.

La adoptio era el acto de adoptar a alquien. Pero, si ese alguien era cabeza de familia, se adopta a toda su familia y el patrimonio pasa al adoptante. En este segundo caso se llama arrogatio. Teniendo en cuenta que la autoridad paterna también se llama manus, la emancipatio o ’emancipación’ consiste en liberar a un hijo de la potestad paterna o hacerlo pasar a la potestad de otro.

Por la adoptio un hijo extraño pasa a igualarse civilmente al hijo de legítimo matrimonio. Por eso los romanos daban más importancia a la decisión legitimante del pater familias (agnatio) que al hecho físico del parentesco natural (cognatio).

Clasificación[editar]

En el derecho romano se tenían cuatro acepciones para la familia.

Familia agnaticia[editar]

Se entendía por familia agnaticia al conjunto de personas bajo la misma potestad doméstica, o que lo estarían si el común pater no hubiese muerto, por línea de varón (hasta el sexto grado). Así, por ejemplo forman parte de la familia agnaticia de un individuo bajo la potestad de su abuelo (avus): su padre (pater), su tío paterno (patruus), su hermano (frates), su hijo (filius), el primogénito de su tío paterno (frater patruelis o patruelis) así como el hijo de éste (nepos ex patruelis) o su propio nieto (nepos), así mismo todos los varones adoptados por el pater familias. La muerte del ascendiente no implica la disolución del vínculo hasta el sexto grado.

Familia cognaticia[editar]

Se entendía por familia cognaticia al parentesco por consanguinidad natural. Es decir, las personas vinculadas por la procreación y el nacimiento.

Se compone de un tronco común y dos líneas:

  • Línea recta: Aquellos que descienden unos de otros. Puede ser ascendente o descendente. Por ejemplo: padre, hijo, nieto, bisnieto, etc.
  • Línea colateral: Aquellos que no descienden unos de otros pero tienen un tronco común. Por ejemplo: hermanos.

En el ejemplo expuesto en el anterior punto, formarían parte de la familia cognaticia del individuo señalado todos los anteriores señalados además de la abuela (avia), la madre (mater), la hija (filia), la hermana (soror), la tía paterna (amita), el tío materno (avunculus), la tía materna (matertera), la hija del tío paterno (soror patruelis), el hijo y la hija de la tía paterna (amitinus y amitina), el hijo y la hija del tío materno (matruelis), el hijo y la hija de la tía materna (consobrinus y consobrina), y sus descendientes.

Familia gentilicia[editar]

Se entendía por familia gentilicia el conjunto de personas que tenían en común la misma base que la familia agnaticia, es decir, la gens. Sin embargo, se consideran grados más lejanos, con la condición de que los involucrados se sientan parientes.

Familia por afinidad[editar]

Se entendía por familia por afinidad aquella compuesta por uno de los cónyuges y los agnados o cognados del otro.

Para contar los grados, se cuenta como si un cónyuge ocupara el lugar del otro en su familia.

Las mujeres en la familia romana[editar]

A diferencia de los griegos, que tenían a sus mujeres en las casas y si tenían tiempo libre, no lo pasaban en familia, los romanos sintieron un atractivo grande por la vida doméstica. La mujer aparece como compañera y cooperadora del hombre romano, está a su lado en los banquetes, comparte con él la autoridad sobre los hijos y criados y participa también de la dignidad que tiene su marido en la vida pública. Pero esta libertad no impide que sea austera y reservada, especialmente en la época republicana; incluso en el banquete, la mujer estaba sentada, no recostada, y no bebía vino sino mulsum (vino con miel); en cualquier caso, está siempre en un segundo plano bajo la autoridad marital y es así que no participa en la vida pública, en la política, en la literatura, ni puede ser cabeza de familia e incluso los nombres de oficios de la primera declinación son masculinos.

La educación femenina era prudentemente liberal. En la época infantil niños y niñas se criaban juntos; las escuelas elementales también eran mixtas. Terminados los estudios primarios, las chicas de buena familia continuaban instruyéndose privadamente en el conocimiento de la literatura latina y griega; al mismo tiempo aprendían a tocar la lira, a bailar y a cantar. Esta educación intelectual no impedía que la mujer hiciese determinadas labores: vigilaba y dirigía a las esclavas, atendía los trabajos más delicados, bordaba, etc. Aparte de esto, la mujer no tenía derechos ni podía ser cabeza de familia

El matrimonio en la Antigua Roma[editar]

Artículo principal: Matrimonio (Derecho romano)

Para cualquier romano normal el pragmatismo era parte de su forma de pensar, de manera que el matrimonio no se escapaba de esta costumbre utilitarista.

Los romanos, institucionalmente monógamos, concibieron las relaciones sexuales continuadas, con voluntad de convivencia y de vida en común, como un contrato, ya no entre dos personas, sino entre dos familias.

Para empezar, en el derecho romano clásico, para contraer matrimonio era necesario que ambos contrayentes ostentaran la ciudadanía romana. Esto es, que gozaran no sólo del status libertatis sino también del status civitatis (que fueran libres y además, ciudadanos), es decir el IVS CONUBIUM. Cualquier otra unión (p.ej. ciudadano-extranjera) era considerado un concubinato (“contubernio”).

Debían también (para contraer matrimonio) tener la madurez sexual suficiente (por haber alcanzado una edad o porque biológicamente mostraran signos de haberla alcanzado); usualmente, los hombres se consideraban aptos para casarse a los catorce años y las mujeres a los doce. Los hijos nacidos de este matrimonium iustum (o iusta nuptia) serían sometidos a la patria potestas.

El casamiento de dos jóvenes dependía casi exclusivamente de los padres; pocas veces se tenían en cuenta las inclinaciones de los interesados. Una vez decidido el matrimonio el primer paso era la celebración de los sponsales, ceremonia arcáica en la que los respectivos padres concertaban el casamiento de los hijos y establecían la dote que la joven aportaría al matrimonio. Antiguamente los desposados ya quedaban obligados a la fidelidad recíproca y si el matrimonio no se celebraba en el plazo estipulado, se podía perder la dote. Consultados los dioses, si los agüeros eran favorables, se cambiaban los anillos, que tenían un valor simbólico.

Ante la ley, solo los ciudadanos romanos tenían derecho a contraer matrimonio. La tradición conservó el recuerdo de tiempos en los que los patricios no podían casarse con una plebeya, prohibición caída pronto en desuso (Lex Canuleia).

Hubo dos formas de matrimonio que estuvieron sucesivamente en vigor:

  • matrimoniocum manu: la mujer pasaba a formar parte de la familia de su marido y estaba sujeta a su poder marital (manus). Podía realizarse esta unión de tres maneras:

– Confarreatio: forma sacra de contraer matrimonio. Rito llamado así por la pieza de pan (far) que los esposos ofrecían al Dios Júpiter durante la ceremonia nupcial. Era la forma de casamiento propia de los patricios. Su carácter sacro lo hacía de difícil disolución, pero no imposible (el divorcio sería mediante la difarreatio).

– Coemptio: forma más usual y práctica. Se realizaba una compraventa ficticia de la novia, por la que el marido adquiría la manus (poder) sobre ella. Es la versión matrimonial de la ceremonia de liberación de esclavos, la manumissio.

– Usus: cuando los esposos cohabitaban ininterrumpidamente durante un año, el marido adquiría la manus sobre la mujer; sin embargo, esto podía ser evitado gracias a la “trinoctii usurpatio”, según la cual, si la mujer se ausentaba durante tres noches seguidas del hogar marital, evitaba caer en la manus maritalis. Puede verse como una versión matrimonial de la prescripción adquisitiva.

  • matrimoniosine manu o libre: en él, la esposa continuaba perteneciendo a la familia paterna y conservando los derechos sucesorios de su familia de origen. A pesar de la facilidad de disolución de este matrimonio (bastaba con la simple separación de los esposos) los romanos tenían conciencia de la seriedad de este vínculo.

La ceremonia de boda[editar]

El ceremonial que mejor se conoce es el patricio. La boda constituía uno de los acontecimientos más importantes dentro de la vida familiar.

El día de la boda era escogido con toda cautela; sería pernicioso casarse en mayo, mientras que la mejor época era la segunda quincena de Junio.

En la víspera de la boda la joven consagraba a una divinidad sus juguetes de niña; después, se acostaba con el traje nupcial y una cofia de color anaranjado en la cabeza. Eran características de la vestimenta nupcial el peinado y el vestido con velo. El traje era una túnica blanca que llegaba a los pies, ceñida por un cinto. De la cabeza de la desposada caía un velo de color anaranjado (flammentum) que le cubría la cara.

En todos los actos del rito matrimonial la futura esposa era asistida por la pronuba, una matrona casada una sola vez. El rito empezaba consultando los auspicios: si el resultado no era malo, quería decir que los Dioses eran favorables a esta unión. Terminada esta parte, tenía lugar la firma de las tabulae nuptiales (contrato matrimonial) delante de diez testigos; después la pronuba ponía las manos derechas de los esposos una encima de la otra y con esto los esposos se comprometían a vivir juntos. Acabadas las formalidades, tenía lugar el banquete nupcial.

Después, hacia la tarde, comenzaba la ceremonia de acompañamiento de la esposa a casa del esposo. Este, de repente, fingía arrancar a su joven mujer de los brazos de su madre. Entonces iban a casa del marido. La mujer iba acompañada de tres jóvenes; uno de ellos llevaba una antorcha de espino (spine alba) encendida a la casa de la esposa. La gente que los seguía mezclaba cantos religiosos y pícaros. Cuando llegaban a casa del marido, adornaban la entrada con cintas de lana y la untaban con grasa de cerdo y aceite. El marido le preguntaba a la esposa cómo se llamaba, ella le respondía ubi tu Gaius, ego Gaia (“si tú Gaio, yo Gaia”), entonces los que la acompañaban la levantaban a pulso para que no tocase el quicio de la puerta con el pie y la hacían entrar en la casa. Después era recibida por su marido y la pronuba pronunciaba unas plegarias a la divinidad de la nueva casa (para que recibiesen con agrado a esta nueva habitante); con esto terminaba la fiesta y los invitados volvían para sus casas.

El día de después del casamiento había un banquete íntimo (repotia, reboda) para los parientes de los esposos.

El divorcio[editar]

Como el matrimonio romano estaba pensado para ser una institución que debía renovarse con el consentimiento continuado de los cónyuges (affectio maritalis), se permitía el divorcio. Como todo contrato, el matrimonio podía disolverse o terminarse. Primitivamente, el derecho de revocación pertenecía únicamente al hombre; este solo tenía que reclamarle a su mujer delante de un testigo las llaves de la casa y decirle: tuas res habeto (“coge tus cosas”).

En principio, el matrimonio patricio por confarreatio (vid. supra) no podía disolverse, pero pronto los romanos inventaron una ceremonia de efectos contrarios a la primera, a la que llamaron difarreatio.

El matrimonio por usus o por coemptio se terminaba con la mancipatio o transmisión de la potestad del marido en favor de un tercero, que manumitía a la mujer

En el derecho romano se tipificaba el tipo de divorcio según su causa:

  • Divortium ex iusta causa: como, por ejemplo, el adulterio de la mujer o el marido.
  • Divortium bona gratia: por causas no imputables a algunos de los cónyuges (esterilidad, impotencia, etc.)
  • Divortium sine causa: cuando alguno de los cónyuges repudiaba al otro sin que mediase causa que justificara este comportamiento.
  • Divortium communi consensu: de mutuo acuerdo

La estructura de la familia

La estructura de la familia señala cómo se conforma este grupo social y en este sentido, es que verás las diferentes características de cada uno de los distintos tipos de familia, de acuerdo a la diversidad de su estructura.

Las familias pueden ser clasificadas en los siguientes tipos:

  • Familia nuclear, formada por la madre, el padre y su descendencia.
  • Familia extensa, formada por parientes cuyas relaciones no son únicamente entre padres e hijos. Una familia extensa puede incluir abuelos, tíos, primos y otros parientes consanguíneos o afines.
  • Familia monoparental, en la que el hijo o hijos vive(n) sólo con uno de los padres.
  • Familia homoparental, en la que el hijo o hijos vive(n) con una pareja homosexual.
  • Familia ensamblada, en la que está compuesta poragregados de dos o más familias (ejemplo: madre sola con sus hijos se junta con padre viudo con sus hijos), y otros tipos de familias, aquellas conformadas únicamente por hermanos, por amigos (donde el sentido de la palabra “familia” no tiene que ver con un parentesco de consanguinidad, sino sobre todo con sentimientos como la convivencia, la solidaridady otros), etcétera, quienes viven juntos en el mismo espacio por un tiempo considerable.

Características de la familia

Las características esenciales de una familia se basan en la confianza de unos miembros con otros, el amor puro e incondicional, la honestidad, la verdad, la lealtad y el apoyo, el trabajo, etc.

1: La base de la familia es el matrimonio, cuyo régimen esta regulado por la ley

2:El origen de la familia es consecuencia de la naturaleza humana, ségun la ley una libre atracción entre personas de sexos diferentes.

3:Las funciones mas importantes de las familias se orientan a la procreación, educación y alimentación en comun y sostenimiento de todos sus miembros con el producto del trabajo

4:La vida económica de la familia se agrupa alrededor del jefe los conyugues forman una sociedad patrimonial (gananciales)

Funciones de la familia
La familia es la responsable de transmitir la cultura y los valores de la sociedad en la que se encuentra. Por esta razón, toda familia debe cumplir una serie de funciones:

– Biosocial o reproductiva: Esta función corresponde al deseo de los padres de aumentar la familia y convivir con ellos. Al mismo tiempo, en la necesidad biológica de seguir procreando para mantener la especie.

– Cultural: Comprende los procesos culturales de la sociedad que repercuten en la familia: transmisión de valores, costumbres, etc.

– Económica: Esta función se encarga de mantener la familia asegurado la existencia física y el posible desarrollo de sus componentes.

– Nutricia: Cubrir las necesidades básicas referentes al cuidado de la alimentación y bienestar del niño.

– Socializadora: Esta función se encarga de ayudar a los niños a adquirir valores, opiniones y conductas para promover la socialización del niño con otros grupos.

Fuentes de la familia

  • El matrimonio. Es fuente directa. El matrimonio (del gr. “mater”, madre) es la unión de personas mediante determinados ritos—sociales, religiosos o legales—para la convivencia y con la finalidad de criar hijos. En la legislación boliviana se conceptúa al matrimonio como la unión voluntaria concertada entre un hombre y una mujer legalmente aptos para ella o en caso contrario bajo dispensa judicial y formalizada con sujeción de la ley positiva a fin de hacer vida en común y con la finalidad de procrear hijos.
  • El concubinato. Es la cohabitación de una mujer con un hombre como si fuese su marido. Es también fuente dire-cta de la familia.
  • La filiación consanguínea. Filiación. Institución de Derecho De Familia que vincula a unos sujetos con otros por parentesco consanguíneo o civil. Solo la filiación consanguínea es fuente de la familia.

La filiación extramatrimonial o la filiación civil (por adopción) no son fuente. El primero por que necesita, para serlo, el reconocimiento y el segundo por que puede ser revocada por desheredación (CF, 227) o cesada (CF, 229) por matrimonio entre adoptados de un mismo adoptante y por matrimonio entre adoptado y los hijos que pudiera tener el adoptante (CF, 49, inciso 2 y 3)

La adopción no es fuente de la familia por que es susceptible de ser revocada o sufrir cesación ya que surge de un acto judicial. “La adopción es un acto de autoridad judicial que atribuye la calidad de hijos del adoptante al que lo originariamente de otras personas” (CF, 215). La adopción es la acción de recibir como hijo, con las solemnidades y requisitos que establecen las leyes, al que no lo es naturalmente

Derecho de familia

El derecho de familia o derecho familiar es el conjunto de normas e instituciones jurídicas que regulan las relaciones personales y patrimoniales de los miembros que integran la familia, entre sí y respecto de terceros.

Naturaleza jurídica[editar]

Tradicionalmente se ha considerado que el derecho de familia es una rama del derecho civil; sin embargo, puesto que este último se estructura sobre la base de la persona individual y dado que habitualmente se ha estimado que las relaciones de familia no pueden quedar regidas solo por criterios de interés individual y la autonomía de la voluntad, en la actualidad gran parte de la doctrina considera que es una rama autónoma del derecho, con principios propios. Sin embargo, para considerarse autónoma, es necesario que se den tres supuestos: la independencia doctrinal, la independencia legislativa y la independencia judicial.

Varios países han recogido legislativamente este cambio doctrinario dictando un Código de Familia (aparte de un Código Civil). Ése ha sido el caso de ArgeliaBoliviaCanadáCubaNicaraguaCosta RicaEl Salvador,1 FilipinasVenezuelaHondurasMalíMarruecosPanamáPolonia y Rusia, entre otros.

Jurisdicción de la familia

http://www.ministeriopublico.gob.ve/c/document_library/get_file?p_l_id=29942&folderId=14478&name=DLFE-9022.pdf

Protección a la familia

Artículo 75. El Estado protegerá a las familias como asociación natural de la sociedad y como el espacio fundamental para el desarrollo integral de las personas. Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes, la solidaridad, el esfuerzo común, la comprensión mutua y el respeto recíproco entre sus integrantes. El Estado garantizará protección a la madre, al padre o a quienes ejerzan la jefatura de la familia.

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a vivir, ser criados o criadas y a desarrollarse en el seno de su familia de origen. Cuando ello sea imposible o contrario a su interés superior, tendrán derecho a una familia sustituta, de conformidad con la ley. La adopción tiene efectos similares a la filiación y se establece siempre en beneficio del adoptado o la adoptada, de conformidad con la ley. La adopción internacional es subsidiaria de la nacional.

Derechos y deberes (Ver LOPNNA)

Doctrina de la Protección Integral y el Nuevo Derecho para Niños y Adolescentes

Concepto de protección integral

Para Yury Emilio Buaiz la Protección Integral es:

El conjunto de accionespolíticas, planes y programas que con prioridad absoluta, se dictan y ejecutan desde el estado, con la participación y solidaridad de la familia y la sociedad, para garantizar que todos los niños y niñas gocen, de manera efectiva y sin discriminación, de los Derechos Humanos a la supervivencia, al desarrollo y a la participación, al tiempo que atiende las situaciones especiales en que se encuentran los niños individualmente considerados, o determinado grupo de niños que han sido vulnerados sus derechos.

A nuestro entender la protección Integral viene a ser una serie de instrumentos jurídicos cuyo fin esencial no es más que proteger y garantizar la protección de nuestros niños, niñas y adolescentes en todas sus áreas de desarrollo, tratando de lograr un engranaje de lo que es la familia, estado y comunidad, para lograr que efectivamente se puedan respetar y garantizar los derechos de éstos.
Ahora bien, éste concepto de Protección Integral es el resultado de una serie de instrumentos internacionales que sirvieron de base para unificar criterios y tomar lo mejor de cada uno para obtener un optimo resultado en cuanto al concepto de Protección Integral del niño, niña y adolescente, o por lo menos tener un concepto de lo que se quería prever como Protección Integral, entre estos instrumentos encontramos:

  • La Declaración Universal de los Derechos del Niño (1959), en ella se consagra la necesidad de proporcionar al niño una Protección especial.
  • La Convención sobre los Derechos del Niño (1989), esta convención reconoce a los niños y niñas todos los derechos que se consagran en los pactos internacionales de derechos humanos sin ningún tipo dediscriminación.
  • La Reglas Mínimas de las Naciones Unidas parala administración de la Justicia de Menores (Reglas de Beijin) año 1985. Contiene orientaciones básicas con fines de prevención del delito, así como las reglas para procesar a lo menores que incurran en delitos.
  • Las Reglas de las naciones unidas para la Protección de Menores Privados deLibertad (Reglas de Riyadh, 1990) el cual se basa en:

Establecer normas mínimas aceptadas por las Naciones Unidas para la Protección de los Menores privados de libertad en todas sus formas de manera compatible con los Derechos humanos y libertades fundamentales, y con miras a contrarrestar los efectos perjudiciales de todo tipo de detención y fomentar la integración en la sociedad (Regla Nº).

  • El Convenio Nº 138
  • La recomendación Nº 146 de laOrganización Internacional del Trabajo
  • Carta de la UNESCO sobrela Educación para todos. (mencionar principios básicos que salen en lopnna como PRINCIPIO DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACION, PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD DEL ESTADO, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD EN LA PROTECCIÓN INTEGRAL DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES. RINCIPIO DEL INTERES SUPERIOR DEL NIÑO, etc.
  • PRINCIPIOS DE PROTECCION PREVISTOS EN LA LOPNA
  • PRINCIPIO DEI IGUALDAD Y NO DISCRIMINACION
  • ARTÍCULO 3
  • PRINCIPIO DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN
  • LAS DISPOSICIONES DE ESTA LEY SE APLICAN POR IGUAL A TODOS LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, SIN DISCRIMINACIÓN ALGUNA FUNDADA EN MOTIVOS DE RAZA, COLOR, SEXO, EDAD, IDIOMA, PENSAMIENTO, CONCIENCIA, RELIGIÓN, CREENCIAS, CULTURA, OPINIÓN POLÍTICA O DE OTRA ÍNDOLE, POSICIÓN ECONÓMICA, ORIGEN SOCIAL, ÉTNICO O NACIONAL, DISCAPACIDAD, ENFERMEDAD, NACIMIENTO O CUALQUIER OTRA CONDICIÓN DE LOS NIÑOS, NIÑAS O ADOLESCENTES, DE SU PADRE, MADRE, REPRESENTANTE O RESPONSABLE, O DE SUS FAMILIARES.
  • EL PRINCIPIO DE IGUALDAD Y NO DISCRIMINACIÓN, ASEGURA A LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES EL PLENO Y EFECTIVO EJERCICIO Y GOCE DE SUS DERECHOS Y GARANTÍAS. ESTA DISPOSICIÓN ORDENA LA APLICACIÓN DE ESTA LEY A TODOS LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES SIN DISCRIMINACIÓN DE NINGÚN TIPO, INDEPENDIENTEMENTE DE LOS MOTIVOS QUE PUEDAN ORIGINARLAS E INCLUSIVE SI LA MISMA ES PRODUCTO A SU VEZ DE LA DISCRIMINACIÓN EN CONTRA DE SUS PADRES, REPRESENTANTES, RESPONSABLES O FAMILIARES. ESTE PRINCIPIO SE RATIFICA EN MUCHAS DE LAS DISPOSICIONES DE LA LEY CUANDO SE EMPLEA LA PALABRA “TODOS” AL REFERIRSE A LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES. EN EFECTO AL UTILIZAR LA FRASE “TODOS LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES” SE PERSIGUE SUBRAYAR QUE LA LEY NO ADMITE EN FORMA ALGUNA LA POSIBILIDAD DE EXCLUIR DE SU ÁMBITO DE APLICACIÓN Y PROTECCIÓN A NINGÚN NIÑO O ADOLESCENTE.
  • PRINCIPIO DE PRIORIDAD ABSOLUTA
  • ARTÍCULO 7
  • PRIORIDAD ABSOLUTA
  • EL ESTADO, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD DEBEN ASEGURAR, CON PRIORIDAD ABSOLUTA, TODOS LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES. LA PRIORIDAD ABSOLUTA ES IMPERATIVA PARA TODOS Y COMPRENDE:
  • A) ESPECIAL PREFERENCIA Y ATENCIÓN DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA FORMULACIÓN Y EJECUCIÓN DE TODAS LAS POLÍTICAS PÚBLICAS.
  • B) ASIGNACIÓN PRIVILEGIADA Y PREFERENTE, EN EL PRESUPUESTO, DE LOS RECURSOS PÚBLICOS PARA LAS ÁREAS RELACIONADAS CON LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES Y PARA LAS POLÍTICAS Y PROGRAMAS DE PROTECCIÓN INTEGRAL DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.
  • C) PRECEDENCIA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN EL ACCESO Y LA ATENCIÓN A LOS SERVICIOS PÚBLICOS.
  • D) PRIMACÍA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA PROTECCIÓN Y SOCORRO EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA.
  • ES ESTE OTRO PRINCIPIO FUNDAMENTAL EN LA APLICACIÓN DE LA DOCTRINA DE PROTECCIÓN INTEGRAL IMPLICA POR PARTE DEL ESTADO, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD EL CUMPLIMIENTO AL MANDATO LEGAL DE ATENDER PRIORITARIAMENTE LAS NECESIDADES Y DERECHOS BÁSICOS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES QUE SE ENCUENTREN EN EL TERRITORIO NACIONAL, ES DECIR, TODOS, DESDE EL ÁMBITO DE COMPETENCIA CORRESPONDIENTE DEBE ASUMIR ESTE PRINCIPIO, EL CUAL COMPRENDE PREFERENCIA EN EL DISEÑO Y EJECUCIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS, ASIGNACIÓN PRIVILEGIADA DE LOS RECURSOS PÚBLICOS PARA LAS ÁREAS DE ASEGURAMIENTO DE LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DEL PAÍS, IGUALMENTE EN EL ACCESO A LOS SERVICIOS PÚBLICOS Y LA ATENCIÓN EN LA PROTECCIÓN Y SOCORRO EN CUALQUIER CIRCUNSTANCIA.
  • PRINCIPIO DE PARTICIPACION
  • ARTÍCULO 6
  • PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD
  • LA SOCIEDAD DEBE Y TIENE DERECHO DE PARTICIPAR ACTIVAMENTE PARA LOGRAR LA VIGENCIA PLENA Y EFECTIVA DE LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE TODOS LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.
  • EL ESTADO DEBE CREAR FORMAS PARA LA PARTICIPACIÓN DIRECTA Y ACTIVA DE LA SOCIEDAD EN LA DEFINICIÓN, EJECUCIÓN Y CONTROL DE LAS POLÍTICAS DE PROTECCIÓN DIRIGIDAS A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.
  • LA LEY OBLIGA A CREAR UN SISTEMA DE PROTECCIÓN EN DONDE EXISTA UNA PARTICIPACIÓN DEL ESTADO, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD. CUANDO ÉSTOS NO ASUMEN LA CUOTA DE RESPONSABILIDAD QUE LES CORRESPONDE PARA GARANTIZAR EL RESPETO Y CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS DEL NIÑO SON ELLOS, LOS ACTORES, QUIENES ESTARÁN EN SITUACIÓN IRREGULAR. PARA HACER EFECTIVOS ESTOS DERECHOS ES NECESARIA LA PLENA PARTICIPACIÓN Y CONTROL DE LAS PERSONAS, DE LAS FAMILIAS, DE LAS SOCIEDADES ORGANIZADAS Y DEL PROPIO NIÑO Y ADOLESCENTE. SÓLO LA OBSERVANCIA DE ESTE PRINCIPIO HACE POSIBLE LA CREACIÓN DE LOS MECANISMOS EFECTIVOS DE EXIGIBILIDAD QUE GARANTICEN EL CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS.
  • LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD COMO CORRESPONSABLE DE LA PROTECCIÓN DE LA INFANCIA, NO SÓLO IMPONE LA ADOPCIÓN DE UNA NUEVA ÉTICA SOCIAL Y DE SIGNIFICATIVOS CAMBIOS EN LA ESTRUCTURA INSTITUCIONAL DEL ESTADO SINO QUE, DE ESA PARTICIPACIÓN DEPENDE EL ÉXITO DEL NUEVO PARADIGMA.
  • HAY QUE DESTACAR, QUE ESTE ARTICULO DESARROLLA EL ARTÍCULO 57 DE LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA QUECONTEMPLA LO QUE PARTE DE LA DOCTRINA NACIONAL HA LLAMADO EL “DEBER DE SOLIDARIDAD SOCIAL”, AL CONSAGRAR EL DEBER DE LA SOCIEDAD DE PARTICIPAR EN EL LOGRO DE LA VIGENCIA PLENA DE LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES. ASIMISMO RECONOCE QUE LA SOCIEDAD TIENE EL DERECHO A PARTICIPAR DIRECTAMENTE EN ESTA MATERIA, COMO CONSECUENCIA NECESARIA DE LA APLICACIÓN DE LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS. COMO SE OBSERVA SE PREVÉ UN DEBER – DERECHO DE LA SOCIEDAD EN MATERIA DE PROTECCIÓN DE NIÑOS Y ADOLESCENTES.
  • PRINCIPIO DE INTERES SUPERIOR
  • ARTÍCULO 8
  • INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
  • EL INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES ES UN PRINCIPIO DE INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE ESTA LEY, EL CUAL ES DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO EN LA TOMA DE TODAS LAS DECISIONES CONCERNIENTES A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES. ESTE PRINCIPIO ESTÁ DIRIGIDO A ASEGURAR EL DESARROLLO INTEGRAL DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, ASÍ COMO EL DISFRUTE PLENO Y EFECTIVO DE SUS DERECHOS Y GARANTÍAS.
  • PARÁGRAFO PRIMERO. PARA DETERMINAR EL INTERÉS SUPERIOR DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN UNA SITUACIÓN CONCRETA SE DEBE APRECIAR:
  • A) LA OPINIÓN DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
  • B) LA NECESIDAD DE EQUILIBRIO ENTRE LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES Y SUS DEBERES.
  • C) LA NECESIDAD DE EQUILIBRIO ENTRE LAS EXIGENCIAS DEL BIEN COMÚN Y LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DEL NIÑO, NIÑA O ADOLESCENTE.
  • D) LA NECESIDAD DE EQUILIBRIO ENTRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS Y LOS DERECHOS Y GARANTÍAS DEL NIÑO, NIÑA O ADOLESCENTE.
  • E) LA CONDICIÓN ESPECÍFICA DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES COMO PERSONAS EN DESARROLLO.
  • PARÁGRAFO SEGUNDO. EN APLICACIÓN DEL INTERÉS SUPERIOR DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, CUANDO EXISTA CONFLICTO ENTRE LOS DERECHOS E INTERESES DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES FRENTE A OTROS DERECHOS E INTERESES IGUALMENTE LEGÍTIMOS, PREVALECERÁN LOS PRIMEROS.
  • ES UNO DE LOS PRINCIPIOS EN LOS CUALES SE FUNDAMENTA LA DOCTRINA DE PROTECCIÓN INTEGRAL DESARROLLADA EN LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DEL NIÑO, LA CUAL FUE RATIFICADA POR VENEZUELA Y QUE ADEMÁS ESTÁ CONSAGRADA CONSTITUCIONALMENTE Y EN LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE (LOPNA). ESTE PRINCIPIO DE INTERÉS SUPERIOR DEBE SER CONSIDERADO ANTE TODAS LAS MEDIDAS A TOMAR POR LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS O PRIVADAS DE BIENESTAR SOCIAL, LOS TRIBUNALES, AUTORIDADES ADMINISTRATIVAS U ÓRGANOS LEGISLATIVOS CONCERNIENTES A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, ES UN PRINCIPIO DE INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LA LOPNA QUE ESTA DIRIGIDO A ASEGURAR PROTECCIÓN INTEGRAL A LA NIÑEZ YADOLESCENCIA DEL PAÍS TOMANDO EN CUENTA SU OPINIÓN, EL EQUILIBRIO ENTRE EL EJERCICIO DE SUS DERECHOS Y GARANTÍAS Y SUS DEBERES, SU CONDICIÓN ESPECÍFICA COMO PERSONAS EN DESARROLLO; ADEMÁS DEL EQUILIBRIO DE LAS EXIGENCIAS DEL BIEN COMÚN, LOS DERECHOS DE LAS DEMÁS PERSONAS Y LOS DERECHOS DE ESTA POBLACIÓN.
  • SE DEFINE COMO UN PRINCIPIO DE INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LA LEY, DE IMPERATIVO CUMPLIMIENTO PARA EL ESTADO, LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD EN LA TOMA DE TODAS LAS DECISIONES RELACIONADAS CON NIÑOS Y ADOLESCENTES.
  • PRINCIPIO DE CORRESPONSABILIDAD
  • ARTÍCULO 4-A.
  • PRINCIPIO DE CORRESPONSABILIDAD
  • EL ESTADO, LAS FAMILIAS Y LA SOCIEDAD SON CORRESPONSABLES EN LA DEFENSA Y GARANTÍA DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, POR LO QUE ASEGURARÁN CON PRIORIDAD ABSOLUTA, SU PROTECCIÓN INTEGRAL, PARA LO CUAL TOMARÁN EN CUENTA SU INTERÉS SUPERIOR, EN LAS DECISIONES Y ACCIONES QUE LES CONCIERNAN.
  • PRINCIPIO DE GRATUIDAD
  • ARTÍCULO 9
  • PRINCIPIO DE GRATUIDAD DE LAS ACTUACIONES
  • LAS SOLICITUDES, PEDIMENTOS, DEMANDAS Y DEMÁS ACTUACIONES RELATIVAS A LOS ASUNTOS A QUE SE REFIERE ESTA LEY, ASÍ COMO LAS COPIAS CERTIFICADAS QUE SE EXPIDA DE LAS MISMAS SE HARÁN EN PAPEL COMÚN Y SIN ESTAMPILLAS.
  • LOS FUNCIONARIOS Y FUNCIONARIAS ADMINISTRATIVOS Y JUDICIALES, ASÍ COMO LAS AUTORIDADES PÚBLICAS QUE EN CUALQUIER FORMA INTERVENGAN EN TALES ASUNTOS, LOS DESPACHARÁN CON TODA PREFERENCIA Y NO PODRÁN COBRAR EMOLUMENTO NI DERECHO ALGUNO, NI ACEPTAR REMUNERACIÓN.
  • ESTE ARTÍCULO CONSAGRA EL PRINCIPIO DE GRATUIDAD DE LAS ACTUACIONES, RELATIVAS A LOS ASUNTOS DE NIÑOS Y ADOLESCENTES, MANTENIENDO LA TRADICIÓN NORMATIVA SOBRE ESTE PARTICULAR, CON EL OBJETO DE GARANTIZAR EL ACCESO UNIVERSAL DE TODOS LOS NIÑOS Y ADOLESCENTES AL SISTEMA DE PROTECCIÓN PREVISTO EN ESTA LEY.

Tipos de familias[editar]

Las familias están clasificadas en los siguientes tipos

  • Familia nuclear: formada por los progenitores y uno o más hijos
  • Familia extensa:abuelostíosprimos y otros parientes consanguíneos o afines.
  • Familia monoparental: en la que el hijo o hijos viven con un solo progenitor (ya sea la madre o el padre).
  • Familia ensamblada: Una familia ensamblada, familia reconstituida o familia mixta, es una familia en la cual uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno o varios hijos de uniones anteriores.
  • La familia de padres separados: en la que los padres se niegan a vivir juntos; no son pareja pero deben seguir cumpliendo su rol de padres ante los hijos por muy distantes que estos se encuentren.
  • Familia homoparental:aquella donde una pareja de hombres o de mujeres se convierten en progenitores de uno o más niños.

Adopción

Para otros usos de este término, véase Adopción (desambiguación).

Se entiende por adopción o filiación adoptiva al acto jurídico mediante el cual se crea un vínculo de parentesco entre una o dos personas, de tal forma que establece entre ellas una relación de paternidad y/o maternidad.

Hace mucho tiempo la adopción se veía como un acto de caridad, hoy en día la adopción es una solución para que los menores puedan volver a tener una familia y las parejas o personas solicitantes puedan vivir y disfrutar la experiencia de tener un hijo. Antes de adoptar tiene que haber un proceso de reflexión, dejando un poco de tiempo transcurrir, pues no es sólo una cuestión de cariño.1 Además, dada la función de protección del menor a que responde, se asumen las obligaciones de cuidar del adoptado. Procurando en todo momento el interés superior del menor.

Las legislaciones establecen unos requisitos mínimos para poder adoptar, entre los cuales son comunes:

  1. Una edad mínima del adoptante que suele superar la de lamayoría de edad y, en ocasiones, una edad máxima.
  2. Plena capacidad de ejercicio de los derechos civiles.
  3. No sertutor en ejercicio del adoptado.

La adopción reviste dos tipos: plena y simple.

La adopción plena surte los mismos efectos que la filiación por naturaleza, y generalmente el adoptante tiene que reunir unos requisitos más exigentes que en la adopción simple, donde no existe sustitución automática de apellidos ni el hijo adoptado ocupa un lugar similar en el orden de sucesión testamentaria con los hijos naturales.

Esta división encuentra sus orígenes en la adopción romana. En el imperio Romano existían la adrogatio y la adoptio. La última a su vez se subdividía en adoptio plena y minus plena, en la plena se daba la cesión de la patria potestad en la minus plena se formaba un vínculo entre adoptante y adoptado que podía (pues no era forzoso) generar derechos de sucesión.2

Edad para ser adoptado, capacidad para ser adoptante, formas y condiciones de los consentimientos y opiniones

Adopción internacional

La adopción internacional es un tipo de adopción por la cual una persona individualmente, una pareja de hecho, o legalmente casada, hetero u homosexual, según legislación de los diferentes países, se convierten en los padres/madres legales y permanentes de un niño o niña nacido en otro país. Los candidatos a adopción internacional deben cumplir una serie de requisitos legales para llevar a cabo la adopción, tanto en su país de residencia y como en el país de origen del niño o niña.

Las leyes de diversos países varían en su voluntad de permitir adopciones internacionales. Algunos países, tales como China y Corea, tienen reglas y procedimientos relativamente establecidos para las adopciones internacionales, mientras que otros países la prohíben. Algunos países, como es el caso de muchas naciones africanas, han ampliado los requisitos de la residencia para los padres adoptivos, lo que tiene el efecto de eliminar la mayoría de las adopciones internacionales. Malaui, por ejemplo, requiere la residencia excepto en casos especiales.

PROCEDIMIENTO DE LA ADOPCIÓN.

  • 1- Solicitud:El procedimiento de la adopción comienza con la solicitud, en relación con esta vamos a establecer quién debe hacerla, en que forma puede hacerse, ante quien debe hacerse, que debe contener y cuales recaudos deben consignarse junto con ella.
  • 2- ¿Quién debe hacer la solicitud?:La persona (adopción individual) o los esposos no separados legalmente de cuerpos (adopción conjunta) que pretendan adoptar, personalmente.
  • 3- ¿En que forma puede hacerse?:La solicitud de la adopción puede hacerse en forma escrita o verbal. En este último caso, el juez levantara un acta e interrogara al solicitante sobre los requisitos previstos en el artículo 494 de la LOPNA, (los que debe expresar la solicitud escrita).

Durante la vigencia de la ley sobre adopción de 1972, la solicitud de adopción tenía que ser escrita, el legislador, al prever la posibilidad de la solicitud verbal en la nueva ley de adopción busca facilitar la adopción.

  • 4- ¿Ante quién debe hacerse?:Es necesario distinguir si se trata de adopción de menores, corresponde conocer el procedimiento de adopción al juez de menores del domicilio o de la residencia de la persona que pretende adoptar. En cualquier otro caso conocerá del procedimiento el juez de primera instancia en lo civil con competencia en materia de familia, del domicilio o de la residencia de la persona que proyecta adoptar.
  • 5- Contenido de la solicitud de adopción en el artículo 494 de la LOPNA enumera losdatos y menciones que el adoptante debe expresar en la solicitud algunos de tales datos se refieren al adoptante; otros a eventuales relaciones de familia o cualquier otra situación que se considere pertinente o de interés.

En la solicitud de adopción se expresara:

  • a. Identificación del solicitante y señalamiento de su fecha de nacimiento,nacionalidad, profesión u ocupación, domicilio o residencia y estado civil.
  • b. Identificación, cuando se trate de adopción conjunta, de la fecha dematrimonio de los solicitantes. De tratarse de adopción individual y si el solicitante es persona casada, habrá igualmente que señalar la fecha de matrimonio, la identificación completa del conyugue, nacionalidad, fecha de nacimiento, profesión u ocupación, domicilio o residencia de este.
  • c. Identificación de cada una de las personas por adoptar y señalamiento de sus respectivas fechas de nacimiento, nacionalidad, domicilio o residencia.
  • d. Indicación del vínculo de familia, consanguíneo o de afinidad entre el solicitante y la persona por adoptar, o la mención de que no existe vínculo familiar entre ellos.
  • e. Indicación, cuando se trate de la adopción de una persona casada, de la fecha de matrimonio, identificación completa del conyugue, el domicilio o residencia de este, y si existe separación legal entre ambos, la fecha de la sentencia o del derecho respectivo.
  • f. Si el solicitante tuviere descendencia consanguínea o adoptiva.
  • g. Indicación, cuando se trate de la adopción de niños, adolescentes, entredichos o inhabilitados, el nombre y apellido, domicilio o residencia de cada una de las personas naturales que deben consentir o han consentido en la adopción, con indicación del vinculo familiar o del cargo que desempeñan respecto a la persona por adoptar. Si alguna de esas personas estuviese impedida de consentir la adopción solicitada, se indicara esa circunstancia así como su causa.
  • h. Indicación de si la adopción enproyecto se encuentra en el supuesto del artículo 412 de la LOPNA.
  • i. Indicación, cuando se trate de la adopción de un niño, adolescentes o de un entredicho, respecto a si el solicitante o alguno de los solicitantes es o ha sido tutor y, en caso afirmativo, se expresara si han sido o no aprobadas las cuentas definitivas de la tutela.
  • j. Cualquier otra circunstancia que se considere pertinente o de interés.
  • Documentación Anexa:La solicitud de adopción será presentada con los siguientes documentos:
  • a. Copia certificada de la partida de nacimiento de casa uno de los solicitantes.
  • b. Copia certificada de la partida de nacimiento de cada una de las personas por adoptar, o la comprobación, mediante cedula deidentidad o pasaporte, de la fecha de nacimiento y la nacionalidad de estas personas.
  • c. Prueba autentica de estado civil de la persona para adoptar, salvo que esta fuese soltera.
  • d. Prueba autentica del estado civil de los solicitantes de la adopción.
  • e. Copia autentica de los respectivos consentimientos, cuando estos no hayan sido presentados ante el Juez, conforme al artículo 416 de la LOPNA
  • f. Informe sobre la aptitud para adoptar de los solicitantes.
  • Obtención de documentos:si el solicitante manifiesta que le es difícil obtener alguno de los documentos, el Juez, dentro de los tres días siguientes al recibo de la solicitud y si encuentra está justificada, requerirá los documentos faltantes a los organismos competentes. Así mismo, el Juez ordenara la elaboración del informe sobre la aptitud para adoptar de los solicitantes, si fuese el caso.

Los organismos requeridos enviaran los documentos correspondientes en un lapso no mayor de diez días hábiles, contados a partir de la fecha de recepción del requerimiento del tribunal.

  • Consentimiento y Opiniones:El Juez verificara, dentro de los diez días siguientes a la fecha de recepción de la solicitud, que las personas que deben consentir lo han hecho y que han sido debidamente asesoradas e informadas acerca de los efectos de la adopción. El Juez oirá a las personas que deban emitir su opinión respecto de la adopción que se solicita y dejara constancia de ello en la expediente.

Así mismo, se comprobara las relaciones de parentesco y, de ser el caso, el cumplimiento del periodo de prueba conforme a lo previsto en el artículo 422 de la LOPNA.

  • Oposición y Legitimados para la Oposición:De haber oposición que se solicita, ésta debe formularse dentro del lapso previsto en el artículo 498 de la LOPNA, caso en el cual, el juez abrirá un lapso probatorio de diez días, que podrá prorrogar hasta por diez días más, si lo creyere conveniente. Los medios probatorios admisibles son los que establece el Código de Procedimiento Civil.

Solo las personas autorizadas para consentir la adopción y el representante del Ministerio Público podrá hacer oposición a la misma, expresando las causas que consideren contrarias al interés del adoptado o por no haberse cumplido alguno de los requisitos sustanciales establecidos en la Ley.

  • Cumplimiento de periodo de prueba:Una vez cumplido el periodo de prueba y constatada la incorporación al expediente de los informes previstos en el artículo 422 de la LOPNA, el juez procederá a decidir la adopción.
  • Decisión:Vencido el lapso previsto en el artículo del 499 y cumplido lo dispuesto en el artículo 503, el juez decidirá dentro de los cinco días siguientes, sobre la procedencia de la adopción solicitada.

En caso de que el tribunal hubiese requerido algún documento faltante y este no le fuese presentado, decidirá sobre la adopción si estima suficientes los demás requisitos.

En caso contrario, requerirá nuevamente al organismo competente, bajo apercibimiento de multa, la remisión de los documentos solicitados.

Para la imposición de la multa, el Juez tomara en cuenta las circunstancias que hayan motivado el retardado en el envío de los documentos solicitados.

Recibidos estos, el juez decidirá sobre la adopción dentro de los cinco días siguientes.

  • Decreto de Adopción. Apelación:El decreto que acuerde la adopción expresara si la misma es individual o conjunta y señalara el apellido que llevara, en lo sucesivo, el adoptado, así como el nuevo nombre de este, si fuere el caso, todo con arreglo a las disposiciones de los arts. 430 y 431 de la LOPNA.
  • Igualmente, este decreto ordenara la inscripción en el Registro del Estado civil, de acuerdo con lo dispuesto en los arts. 432 y 434 de la LOPNA.
  • Del decreto que acuerde la adopción o de su negativa; se oirá apelación libremente.
  • Apelación porcambio de nombre: Si el decreto de adopción indica cambio en el nombre del adoptado, a pesar de no estar llenos los extremos indicados en el artículo 431 de la LOPNA, pueden apelar: el adoptado, si fuese capaz, o en caso contrario, cualquiera de las personas a quienes le corresponde la representación, la asistencia o la guarda del adoptado.
  • En tal caso, la apelación se entenderá circunscrita a la decisión sobre el nombre propio que habrá de llevar el adoptado, contenido en el decreto de adopción.
  • Decisión de la apelación:La Corte Suprema del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente decidirá dentro de los cinco días siguientes al recibo del expediente.
  • Recurso de Casación:Los decretos que acuden o nieguen la adopción tienen de casación.
  • Oposición a terceros:El decreto que acuerde o niegue la adopción, una vez firme, surte efectos desde su fecha, pero no es oponible a terceros sino una vez efectuada la inscripción indicada en el artículo 432 de la LOPNA.
  • ¿Cómo adoptar en Venezuela?Plan Nacional de Inclusión Familiar: El Venezuela se considera que la familia de origen tiene la obligación de brindar en forma prioritaria el goce pleno y efectivo de los derechos y garantías de los infantes y jóvenes, también establece, que cuando sea imposible o contrario al interés superior del niño, niña y adolescente ser criados en su familia de origen, tendrá derecho a una familia sustituta los NNA tienen derecho a vivir en una familia, Un niño, niña o adolescente que crece en familia será un mejor ciudadano, garantizar este derecho es formar el hombre nuevo, hacer patria, es por ello, que en el marco de la Misión Niños y Niñas del Barrio, el IDENA, se plantea la necesidad de crear el Plan Nacional de Inclusión Familiar, como una alternativa para asegurar a los infantes y jóvenes separados de su medio familiar, el derecho de vivir y desarrollarse en el seno de una familia (art. 26 capítulo II de la LOPNA).

El Plan Nacional de Inclusión Familiar promueve la Familia Sustituta como medio que garantiza el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes, que se encuentran en las entidades de atención, bajo medidas de protección, este programa se maneja en dos modalidades: Colocación Familiar y Adopción.

Un total de 910 niños, niñas y adolescentes se les Garantizo el Derecho a Vivir en Familia y 1.179 familias han sido evaluadas, en el Marco de la ´´Misión Niños del Barrio el IDENA, se plantea la necesidad de crear el Plan Nacional de Inclusión Familiar, como una alternativa y la Colocación Familiar, tiene como objetivo otorgar la Responsabilidad de Crianza de un niño, niña o adolescente de manera temporal y mientras se determina una modalidad de protección permanente para el mismo.

  • Cuando procede la colocación familiar
  • 1. Esta modalidad procede transcurrido el lapso previsto en el art. 127 de la LOPNA, siempre y cuando no se haya resuelto por vía administrativa.
  • 2. Sea imposible continuar la Tutela.
  • 3. Se haya privado a su padre y madre de la patria potestad o esta se haya extinguido.
  • 4. Estar inscrito (a) en el Plan Nacional de Inclusión Familiar.
  • Modalidad de Adopción.

La adopción es una institución de protección mediante la cual se le brinda a un niño, niña o adolescente la posibilidad de vivir, crecer y desarrollarse en el seno de una familia sustituta, permanente y adecuada, tal como lo establece la Constitución Nacional, la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes y la Convención de los Derechos del Niño.

Este concepto implica, que el niño, niña o adolescente apto para ser adoptado puede ser protegido mediante la adopción. La finalidad de la adopción es proveer una familia adecuada para un infante o joven, por lo tanto prevalecen sus necesidades e intereses sobre otros.

La adopción se realiza bajo la suprema vigilancia del Estado, como garante de los derechos, y garantías del niño, niña o adolescente.

El proceso de adopción requiere de trámites administrativos, a cargo de la oficina de adopciones, y de trámites judiciales, a cargo del tribunal de protección del niño niña y adolescente. Estos trámites, tanto administrativos como los judiciales son de obligatorio cumplimiento.

  • ¿Quiénes pueden ser solicitantes de adopción?
  • 1. Venezolanos mayores de 25 años de edad en forma individual (solicitante solo).
  • 2. Venezolanos mayores de 25 años en forma conjunta (solicitante en pareja).
  • 3. Extranjeros con más de 1 año de residencia en el país.
  • ¿Qué debe hacer un solicitante de adopción?

Dirigirse a la oficina estadal de adopciones, adscrita al IDENA en el Estado donde el solicitante tenga su residencia fija.

Consignar los requisitos necesarios para abrir el expediente administrativo respectivo.

Cumplir con todas las evaluaciones correspondientes, a fin de determinar la idoneidad para adoptar.

  • Decreto de Adopción.

El decreto de adopción es el punto culminante del procedimiento de adopción, es el momento correspondiente en el cual se decreta o se niega la adopción ya que este tiene como finalidad expresar mediante el decreto que acuerde la adopción si la misma es individual o conjunta, nacional o internacional. El adoptado o adoptada debe conservar su nombre propio, a menos que se haya solicitado oportunamente la modificación del mismo y el Juez o Jueza la autorice.

Si la adopción se realiza en forma conjunta por el y la conyugue no separados o separados legalmente o por personas que mantienen una unión estable de hecho, el adoptado o adoptada debe llevar, a continuación del apellido del o la adoptante el apellido de soltera o soltero del adoptante. Esta misma regla se aplicara en casos de adopción del hijo o hija de un conyugue por el otro u otra conyugue. En casos de adopción individual, el adopción o adoptada debe llevar los apellidos del o de la adoptante.

  • Inscripción del Derecho de Adopción

La inscripción del derecho de adopción es muy importante ya que la adopción produce importantes efectos jurídicos que no solo interesa a las partes, sino también a terceros y a la sociedad, por esta razón el legislador ha considerado conveniente imponer un sistema de publicidad de la adopción mediante su inscripción en el Registro Civil, el cual debe seguir los siguientes pasos:

El juez o jueza, una vez decretada la adopción, debe enviar una copia certificada del correspondiente decreto al Registro Civil de la residencia habitual del adoptado o adoptada, a fin de que le levanten una nueva partida de nacimiento en los libros correspondientes.

Los funcionarios o funcionarias del Registro Civil deben proceder, sin dilación, a elaborar esta nueva partida de nacimiento en el cual no debe hacer mención alguna del procedimiento de adopción, de los vínculos del adoptado o adoptada con sus progenitores consanguíneos o de cualquier otra información o dato, que afecte la confidencialidad de la adopción.

En el caso que el adoptado o adoptada haya nacido en el extranjero los funcionario o funcionarias del mencionado Registro están facultados para levantar dicha partida de nacimiento, en la cual deben indicar el lugar y la fecha que se produjo el nacimiento de que se trata.

En casos de adopción internacionales en que el o los adoptantes tienen residencia habitual en otro país, los funcionarios o funcionarias del Registro Civil debe identificar como presentantes del niño, niña y adolescente en la nueva partida de nacimiento, al adoptante o adoptantes, según sea individual o conjunta la adopción decretada.

El decreto de adopción surte efecto desde la fecha en que quede firmado, pero no es oponible a terceros sino una vez efectuada su inscripción en el Registro Civil.

 

 

PROCEDIMIENTO DE ADOPCIÓN CONTEMPLADO EN LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE (L.O.P.N.A.).

Solicitud y Contenido de la Solicitud: El procedimiento de adopción se inicia mediante solicitud escrita o verbal, que debe ser presentada personalmente ante el Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente, por la persona o personas adoptar. Si la solicitud es verbal, el juez levantará un acta e interrogará al solicitante sobre los requisitos previstos en el artículo 494 de la referida Ley.

En caso de adopción internacional, cuando la solicitud fuese tramitada por una institución, de acuerdo con el convenio o tratado vigente con el respectivo Estado, quien pretenda adoptar debe ratificar personalmente tal solicitud.

En la solicitud de adopción se expresará:
a. Identificación del solicitante y señalamiento de su fecha de nacimiento, nacionalidad, profesión u ocupación, domicilio o residencia y estado civil.
b. Identificación, cuando se trate de adopción conjunta, de la fecha de matrimonio de los solicitantes. De tratarse de adopción individual y si el solicitante es persona casada, habrá igualmente que señalar la fecha de matrimonio, la identificación completa del cónyuge, nacionalidad a fecha de nacimiento, profesión u ocupación, domicilio o residencia de éste.
c. Identificación de cada una de las personas por adoptar y señalamiento de sus respectivas fechas de nacimiento, nacionalidad, domicilio o residencia
d. Indicación del vínculo de familia, consanguíneo o de afinidad entre el solicitante y la persona por adoptar, o la mención de que no existe vínculo familiar entre ellos.
e. Indicación, cuando se trate de la adopción de una persona casada, de la fecha del matrimonio, identificación completa del cónyuge, el domicilio o residencia de éste, y si existe separación legal entre ambos, la fecha de la sentencia o del decreto respectivo.
f. Si el solicitante tuviere descendencia consanguínea o adoptiva.
g. Indicación, cuando se trate de la adopción de niños, adolescentes, entredichos o inhabilitados, el nombre y apellido, domicilio o residencia de cada una de las personas naturales que deben consentir o han consentido en la adopción, con indicación del vínculo familiar o del cargo que desempeñan respecto a la persona por adoptar. Si alguna de esas personas estuviese impedida de consentir la adopción solicitada, se indicará esa circunstancia así como su causa.
h. Indicación de sí la adopción en proyecto se encuentra en el supuesto del artículo 412 de la LOPNA.
i. Indicación, cuando se trate de la adopción de un niño, adolescentes o de un entredicho, respecto a si el solicitante o alguno de los solicitantes es o ha sido tutor y, en caso afirmativo, se expresará si han sido o no aprobadas las cuentas definitivas de la tutela.
j. Cualquier otra circunstancia que se considere pertinente o de interés.
Documentación Anexa: La solicitud de adopción será presentada con los siguientes documentos:
a. Copia certificada de la partida de nacimiento de cada uno de los solicitantes.
b. Copia certificada de la partida de nacimiento de cada una de las personas por adoptar, o la comprobación, mediante cédula de identidad o pasaporte, de la fecha de nacimiento y la nacionalidad de estas personas.
c. Prueba auténtica de estado civil de la persona para adoptar, salvo que ésta fuese soltera.
d. Prueba auténtica del estado civil de los solicitantes de la adopción.
e. Copia auténtica de los respectivos consentimientos, cuando éstos no hayan sido presentados ante el Juez, conforme al artículo 416 de la LOPNA.
f. Informe sobre la aptitud para adoptar de los solicitantes.

Obtención de documentos: Si el solicitante manifiesta que le es difícil obtener alguno de los documentos, el juez, dentro de los tres días siguientes al recibo de la solicitud y si encuentra ésta justificada, requerirá los documentos faltantes a los organismos competentes. Asimismo, el juez ordenará la elaboración del informe sobre la aptitud para adoptar de los solicitantes, si fuese el caso.

Los organismos requeridos enviarán los documentos correspondientes en un lapso no mayor de diez días hábiles, contados a partir de la fecha de recepción del requerimiento del tribunal.

Consentimiento y Opiniones: El Juez verificará, dentro de los diez días siguientes a la fecha de recepción de la solicitud, que las personas que deben consentir lo han hecho y que han sido debidamente asesoradas e informadas acerca de los efectos de la adopción. El Juez oirá a las personas que deban emitir su opinión respecto de la adopción que se solicita y dejará constancia de ello en la expediente.

Asimismo, se comprobará las relaciones de parentesco y, de ser el caso, el cumplimiento del período de prueba conforme a lo previsto en el artículo 422 eiusdem.

Oposición y Legitimados para la Oposición: De haber oposición que se solicita, ésta debe formularse dentro del lapso previsto en el artículo 498 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y Adolescente (LOPNA), caso en el cual, el juez abrirá un lapso probatorio de diez días, que podrá prorrogar hasta por diez días mas, si lo creyere conveniente. Los medios probatorios admisibles son los que establece el Código de Procedimiento Civil.
Sólo las personas autorizadas para consentir la adopción y el representante del Ministerio Público podrán hacer oposición a la misma, expresando las causas que consideren contrarias al interés del adoptado o por no haberse cumplido alguno de los requisitos sustanciales establecidos en la Ley.

Cumplimiento de período de prueba: Una vez cumplido el período de prueba y constatada la incorporación al expediente de los informes previstos en el artículo 422 eiusdem, el juez procederá a decidir la adopción.

Decisión: Vencido el lapso previsto en el artículo del 499 y cumplido lo dispuesto en e artículo 503, el juez decidirá dentro de los cinco días siguientes, sobre la procedencia de la adopción solicitada.

En caso de que el tribunal hubiese requerido algún documento faltante y éste no le fuese presentado, decidirá sobre la adopción si estima suficientes los demás requisitos. En caso contrario, requerirá nuevamente al organismo competente, bajo apercibimiento de multa, la remisión de los documentos solicitados.

Para la imposición de la multa, el juez tomará en cuenta las circunstancias que hayan motivado el retardo en el envío de los documentos solicitados. Recibidos éstos, el juez decidirá sobre la adopción dentro de los cinco días siguientes.

Decreto de Adopción. Apelación: El decreto que acuerde la adopción expresará si la misma es individual o conjunta y señalará el apellido que llevará, en lo sucesivo, el adoptado, así como el nuevo nombre de éste, si fuere el caso, todo con arreglo a las disposiciones de los arts. 430 y 431 eiusdem.

Igualmente, este decreto ordenará la inscripción en el Registro del Estado civil, de acuerdo con lo dispuesto en los arts. 432 y 434 de la ley en mención. Del decreto que acuerde la adopción o de su negativa; se oirá apelación libremente.

Apelación por cambio de nombre: Si el decreto de adopción indica cambio en el nombre del adoptado, a pesar de no estar llenos los extremos indicados en el artículo 431 de la LOPNA, pueden apelar: el adoptado, si fuere capaz, o en caso contrario, cualquiera de las personas a quienes le corresponde la representación, la asistencia o la guarda del adoptado.

En tal caso, la apelación se entenderá circunscrita a la decisión sobre el nombre propio que habrá de llevar el adoptado, contenido en el decreto de adopción.

Decisión de la apelación: La Corte Suprema del Tribunal de Protección del Niño y del Adolescente decidirá dentro de los cinco días siguientes al recibo del expediente.

Recurso de Casación: Los decretos que acuerden o nieguen la adopción tienen recurso de casación.

Oposición a terceros: El decreto que acuerde o niegue la adopción, una vez firme, surte efectos desde su fecha, pero no es oponible a terceros sino una vez efectuada la inscripción indicada en el artículo 432 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño y Adolescente (LOPNA).

Posted in Criminología, Uncategorized

Criminología y el sexo, Criminalidad juvenil, estado peligroso, umbral de la delincuencia e integrativismo

La Criminología y el sexo.
El sexo posee una importante significación criminológica, hasta hoy el
fenómeno de la delincuencia femenina aparece como poco estudiado en la
criminología científica. La criminalidad femenina comparada con la masculinidad
se sitúa muy por debajo de esta; la participación de la mujer en la suma total de
crímenes (criminalidad) es de un máximo 13%, de una sociedad dada.
Las estadísticas criminales en todas las latitudes y en todas las épocas
coinciden en que la participación de la mujer en el delito es escasa.
Quetelet, el creador de la estadística así lo afirmó, que la criminalidad de la
mujer era cinco veces menor que la de los hombres. En Venezuela sin embargo,
en los últimos años, por la creciente intervención de la mujer en la vida económica
del país, se ha incrementado la participación de la mujer en el área laboral; en el
área educativa la mujer tiene una presencia mayoritaria en nuestro país, vemos
como el 70% de la matrícula de los institutos de educación media, técnica y
superior está ocupado por la mujer. Esto también ha señalado un aumento de su
participación en la delincuencia y la masculinización de los delitos.
En el estudio de la criminalidad femenina, hay que tener presente que aún
cuando el hombre y la mujer sean iguales en cuanto a seres humanos, sus
esencias biológicas son distintas; y distintas sus manifestaciones a largo de la
vida. Desde la infancia comienzan a perfilarse en forma diferente los
comportamientos masculino y femenino, y es en la pubertad, con la aparición de la
función sexual cuando se dividen los caminos vitales que uno y otra habrán de
seguir.
Existe una corriente que sostiene que la diferencia estadística que sitúa a la
delincuencia femenina inferior a la masculina, se debe a ciertos factores:
Factores judiciales: las víctimas de delitos cometidos por mujeres no reaccionan
contra ellas, con la misma diligencia que suscita la delincuencia del hombre. La
policía no las persigue con igual empeño y rigor; en los tribunales es absuelta con
más facilidad, afirman.
Muchos sostienen que la cantidad de delitos cometidos por mujeres es más
elevada que las recogidas por las estadísticas, porque no se denuncia. Sostienen
que la mujer es gran instigadora, dada a la complicidad, al encubrimiento y al
ocultamiento de cosa provenientes del delito y que no es recogido por las
estadísticas. Pero la mayoría coincide en opinar que con todo lo que se pueda
alegar, siempre la mujer delinque menos que el hombre, y que cuando lo hace,
causa un menor daño social.
Antes de entrar en los factores biológicos, recordemos lo que enseña, la Ley
fundamental de los sexos, demostrando que el hombre y la mujer no son nunca
iguales. Las células femeninas y las masculinas son diferentes en sus dotaciones
cromosómicas. En la célula femenina todos los pares de cromosomas están
formados por dos elementos semejantes (XX), y la fórmula cromosómica
masculina es (XY).
Factores biológicos: los criminólogos de esta tendencia insisten en el menor vigor
físico de la mujer comparado al del hombre. Esto se traduce, en que la actividad
delictiva femenina no está orientada hacia los delitos violentos que requieren
fuerza, hacia la delincuencia muscular.
Lo fisiológico: la evolución fisiológica de la mujer se refleja en su delincuencia: la
pubertad, la menstruación, los embarazos, los partos y periodo post-parto, la pre
menopausia y la menopausia. Cada una de estas etapas presentan causas
provocadoras específicas: en la pubertad, se inicia un período de latencia delictiva
que se extiende hasta la menopausia.
Criminalidad específicamente femenina.
Existen delitos específicamente femeninos, delitos específicamente
masculinos y “neutros”, son los delitos que pueden cometer la una o el otro.
El delito de aborto: procurado, buscado, logrado por la mujer y el infanticidio: en el
que se revela el conflicto de la madre con el recién nacido.
El infanticidio y sus variedades: el puerperal que se asemeja a la enajenación
mental, ya que es cometido por la madre (recién parida), sin motivo lógico alguno
sólo bajo la acción de un estado patológico, como consecuencia del parto mismo.
Este tipo de delito nos recuerda el caso, en nuestro país, de la madre que dio a luz
en su casa y dio muerte a su hijo (infanticidio puerperal a consecuencia de tóxicos
probablemente), y luego metió en un congelador, donde permaneció por cuatro
meses, hasta que accidentalmente fue hallado y se procedió al enjuiciamiento.
El infanticidio honoris causa, es el cometido por la mujer, para ocultar la deshonra
de quien concibió, soltera o casada. El infanticidio “honoris causa” por motivo de
horror a una concepción abominable (es el producto de una violación, de un
extraño o de su padre, son los casos que ha ocupado a Europa en el 2008, o de
un rapto).

Delitos que pueden ser cometidos por cualquiera -hombre o mujer- pero,
que nos interesa los que aparecen como más especialmente ligados a la
delincuencia femenina:
Delitos contra la propiedad:
Los hurtos: se sostuvo por algunos estudiosos que era más frecuente antes de la
menarquía, y durante la menstruación; los delitos en casa de familia por la
doméstica, por una visita, en almacenes, supermercados, también los que realizan
las prostitutas a sus clientes.
Las estafas y los fraudes junto con la apropiación indebida, son delitos que se
están denunciando (claro en niveles muy por debajo al cometido por los hombres),
pero lo que se ha denominado la masculinización del delito, debido al tipo de
preparación y de cargos que ocupa hoy la mujer. Entra en este tipo de delitos
(gerentes de empresas, directores, cajeras), el forjamiento de cheques.
Entre los delitos contra las personas: las lesiones y el homicidio, el medio
empleado con preferencia es el veneno y últimamente ha habido (pocos en
realidad, pero han causado honda conmoción y repudio), casos de conyugicidio,
donde la mujer aparece contratando a un tercero para eliminar al esposo con la
finalidad de venganza y de heredarlo, o para eliminar a la amante. Otro medio
usado últimamente para agredir o defenderse es el arma de fuego.
Otros delitos: los delitos del abandono de niños, y el delito de sevicia o de abuso
de los medios de corrección o de disciplina. Corrupción de menores; sustracción
de menores, la injuria y la calumnia, el falso testimonio, el encubrimiento, la
instigación a delinquir, el adulterio.

Delincuencia infanto-juvenil.
Por delincuencia juvenil debe entenderse, todos aquellos actos cometidos
por menores de 18 años, que cometido por un mayor (de 18 años), sería estimado
como delito.
El menor como ser en desarrollo, presenta características, problemas y
situaciones de índole especial, lo cual amerita la existencia de una singular
legislación que regule y dirija el estudio de su problemática.
El hombre en sus diferentes edades nos presenta interesantes aspectos. En
este tema, encontramos la fase etaria, puede ser un factor criminógeno, no el
único, y a la criminología le interesa además del estudio del sexo, masculino y
femenino -contenido del tema anterior- estudiar cronológicamente la fase etaria
por la cual atraviesa el hombre. El hombre desde su nacimiento hasta su muerte,
recorre una elipse vital, a través de una serie sucesiva de etapas que se ha
denominado, en interés del tema:
Infancia
Pubertad
Adolescencia
Adultez
Madurez y
Vejez
Cada una de estas etapas, cumple en el hombre, ciertos períodos de años y
en cada una, muestras diversas facetas en ese proceso biológico, se nota, en el
tema de la personalidad en su proceso de formación, estructuración y desarrollo.
En la etapa infantil, el hombre es ego centrista y tiene dificultad para
distinguir los planos objetivos del mundo circundante y subjetivo de su propio ser;
la pubertad, primera fase de la adolescencia, en la cual se producen las
modificaciones propias del paso de la infancia a la edad adulta; la adolescencia es
la edad que sucede a la niñez y que transcurre, desde la pubertad hasta el
completo desarrollo del organismo. Es probablemente, el período de mayor
desequilibrio del hombre. Es el despertar a la sexualidad, que se le presenta como
una materialidad, su curiosidad a ese mundo de sensaciones, la falta de
capacidad de auto-crítica, su inestabilidad emocional (producto de su base
endocrina, de las hormonas). Todo este descontrol, que dura muchos años (hasta
los 25 años, según el comportamiento reflejado por las estadísticas, que
constantemente da a conocer la intensidad de la criminalidad para ambos sexos
entre los catorce y veinticinco años), revelan que en esta etapa, el hombre puede
tener un comportamiento disociador, es una etapa que se facilita, para el
comportamiento irregular, especialmente en lo que se refiere a la disciplina,
deserción escolar, rebeldía dentro del hogar, comete pequeños hurtos, consumo
de alcohol, drogas, pasando al tráfico.
Causa de los trastornos de la conducta juvenil- conducta criminal.
Factores biológicos, dependientes de la constitución orgánica y psíquica del
niño y los factores sociales, provenientes del medio en el cual se desarrolla y del
cual se nutre su personalidad.
Como causa de la delincuencia de niños y adolescentes se mencionan: el
alcoholismo, la adicción a las drogas, de ambos padres, antes de la concepción y
durante, y en caso de la madre durante el embarazo, se indica con frecuencia
como factores de anormalidades mentales y físicas (además de la desnutrición,
las taras provenientes de las enfermedades como rubiola, la sífilis, y otras
enfermedades venéreas, -se emplea para detectar esta tara el empleo de la
reacción de Wasserman-, citado por Cuello Calón). Se menciona también la
tuberculosis, una enfermedad que se creía controlada y/o extinguida, se dice que
es una nueva cepa resistente a los fármacos conocidos, y no sabemos con
seguridad la significación de otras enfermedades, en la disposición a la
criminalidad del menor.
El factor personal: congénito genético y el congénito no genético,
patológicos ambos. El primero podemos citar (examinado), cuando la información
genética está dañada por alteraciones del material genético dando origen al
síndrome de Down (trisonomía en el par 21), y los factores congénitos no
genéticos –patológicos- son aquellos que afectan inclusive al óvulo, al feto normal
en el curso del embarazo o en el momento del nacimiento; también el sufrimiento
fetal tanto en el embarazo como en el parto -la anoxia e hipoxia (anoxia, ausencia
total de oxígeno; hipoxia, disminución sensible del oxígeno que afecta al feto)-
que pueden producir retardo mental, en razón a la intensidad.
Factores posteriores al nacimiento: (englobado en los biológicos), la mala
nutrición y los maltratos físicos. La desnutrición es la manifestación de la pobreza
y hoy de la miseria en el mundo. (Más de mil trescientos millones de personas
están en pobreza crítica en el mundo, de los cuales el 70% son mujeres y niños).
Factores sociales o exógenos: en Venezuela, la constitución familiar es
deficiente, donde la figura del padre está casi siempre ausente, o es un alcohólico
o muy joven o es un padrote (padre biológico, de numerosos hijos de distintas
mujeres); la deserción escolar, el hacinamiento familiar en los ranchos, viviendas
sumamente precarias (techo de zinc); pobreza crítica; vivienda estrecha e
insalubre carecen de servicios, de cloacas, agua potable , energía eléctrica, en las
cuales viven padres e hijos en un solo ambiente, quizás separado por cortinas
(tela o sabanas)en el mejor de los casos (promiscuidad, incesto, abusos
deshonestos); el niño y/o joven, siente el abandono por parte de la familia (la
madre trabaja), y se lanzan a la calle; cuando no los abandonan, ellos se van del
hogar (vagabundeo), los llamados muchachos de la calle, denominados así en
Venezuela, pero los niños y jóvenes se encuentran en condiciones parecidas en
las calles en todas partes del mundo subdesarrollado, tanto en América latina,
como Filipinas.

El umbral delincuencial
Ahora bien, retomando la teoría de la “personalidad criminal”, tenemos que
señalar que para la teoría del “paso al acto” (acting out) el crimen tiene una zona
de tolerancia que denominan “umbral delincuencial” (término tomado de la
psicología de las sensaciones): el que una sensación sea percibida por un sujeto
no depende exclusivamente del estímulo externo, sino también de los llamados
umbrales absolutos inferior y superior; nuestro ojos, por ejemplo, no perciben ni
por debajo de las vibraciones rojas -infrarrojas- ni por encima de las vibraciones
violetas -ultravioletas-; igual ocurre con los oídos, los cuales no perciben sonidos
con menos de 16 ciclos/seg. ni por encima de 20.000 ciclos/seg… Pues bien,
desde el punto de vista criminológico el interés se ha puesto en el umbral inferior
(considerado más bajo en el delincuente que en el no delincuente) y sobre el cual
se ha montado la teoría del “umbral delincuencial”, el cual se mide por la cantidad
de estímulo criminógeno necesario para que un individuo concreto dé el paso al
acto delictivo.
El concepto de “umbral delincuencial” permitiría determinar la relación en
que se encuentran la situación externa y la personalidad del delincuente en el
momento del paso al acto. Se ha considerado como evidente la concurrencia de
ambos factores, puesto que, si el estímulo permanece constante, dependerá del
umbral individual el que un sujeto dé el paso al acto, en tanto que otro se
mantenga en la observancia de la ley; por el contrario, si el umbral permanece
constante, será la fuerza del estímulo la que decidirá el paso al acto.
Siendo así las cosas, desde el punto de vista de la Criminología Clínica,
ésta se ha preocupado por encontrar los factores de la personalidad que facilitan
el paso al acto al rebajar el umbral delincuencial; es decir, cuáles son los factores
que integran la denominada “personalidad criminal”.
A este propósito, se ha partido del supuesto de que el no delincuente posee
mecanismos inhibitorios suficientes ante el estímulo criminógeno, los cuales le
sirven de reductores o frenos que el impiden el paso al acto y lo mantienen dentro
de la ley. Estos frenos actuarían en dos momentos diferentes: al formarse la
decisión delictiva o al intentar la realización del delito; el primer caso representa el
común denominador de temor ante las consecuencias del delito y, el segundo, se
daría por la carencia de medios y/o cualidades para llevarlo a cabo.
El delincuente, en cambio, es el negativo del cuadro anterior, o sea él
carece en mayor o menor grado de dichos reductores o frenos inhibitorios, por lo
que su umbral delincuencial es más bajo; así mismo, se supone en él unas
ausencia de temor a las consecuencias del delito que se ha denominado
“inintimidabilidad”, cualidad a la que puede juntarse la “nocividad”, condición que
se concreta cuando, además, posee los medios y cualidades para realizar el
delito.

El estado peligroso
Es obvio que para el Derecho Penal sólo entran en la categoría de los
“delincuentes” las personas que han sido condenadas por la perpetración de un
determinado delito. No obstante, a la Criminología no ha escapado la realidad de
que el reducido grupo de los condenados por la perpetración de delitos, en modo
alguno agota el mundo de los que viven del delito (hay quienes cometen delitos
con frecuencia, aunque tengan la habilidad de eludir temporal o definitivamente la
acción de la justicia penal). Es por esto que a la Criminología interesa el estudio,
tanto del sujeto que es “formalmente” delincuente (condenado por la comisión de
un delito), como el individuo que habiendo cometido un delito no ha sido
descubierto, y de aquel que, según todas las apariencias, está a punto de delinquir
(predelincuente). Los dos últimos, si se quiere, representarían un peligro social
mayor que el delincuente “formal”, porque, careciendo de antecedentes pueden
llevare a acabo sus acciones antisociales con mayor libertad; por otra parte y en
orden a la acción preventiva del Estado, por conservar aún su fama y una serie de
inhibiciones y valoraciones que en el primero de ellos se suponen ya perdidas,
ofrecen mayores posibilidades de rescate.
Desde los comienzos de la Criminología se ha reflexionado sobre estos
hechos. Recuérdese que Enrico Ferri postuló que mejor que castigar es prevenir.
“Estado peligroso” es un concepto inicialmente propio de la psiquiatría (de
uso común en ella desde comienzos del siglo XIX). Desde 1878 Rafaelle Garofalo
comenzó a usar dicho concepto en relación al delincuente (Pinatel, 1974), pero él
habla primero de “temibilidad” (hoy denominada “capacidad criminal”), a la cual
definió como “la perversidad constante y activa de un delincuente o la cantidad de
mal que puede temerse del mismo”; es decir, la tensión interna delictiva, la
potencia delincuencial de un sujeto, lo que es capaz de dar de sí su personalidad
concreta en el campo delictivo; concepto que posteriormente se complementa con
el de “adaptabilidad social”, dejando así señalados el concepto criminológico de
“estado peligroso” y sus componentes.
Resumiendo, el “estado peligroso” tiene dos componentes:
La capacidad criminal o “potencial delictivo individual”, que depende de la
personalidad del sujeto (aplicación de la personalidad al delito).
La adaptabilidad social o “idoneidad del delincuente para la vida social”
(posibilidad de adaptación de su actividad al medio en que se inserta).
Entonces, la capacidad criminal viene condicionada por el medio en que se
mueve el sujeto, en cuanto que es el campo de expansión de su personalidad
(posibilidad que ofrece al sujeto para realizar sus planes, legales o no).
Ahora bien, por otra parte, se ha encontrado que clínicamente el “estado
peligroso” tiene dos formas de manifestación:
Crónica (permanente) cuando se constituye en estructura de la
personalidad, que hace al sujeto proclive al delito, o sea es parte del carácter del
sujeto (caso del delincuente habitual).
El término “estado” se toma aquí en el sentido que se le atribuye cuando,
por ejemplo, se habla de “estado civil”.
Aguda (crítica) es la forma que asume en el sujeto en el momento inmediato
que antecede a la comisión de un delito: instante de crisis que precede el “paso al
acto”; etapa decisiva del “íter criminis”. Estado peligroso inminente por el que pasa
todo delincuente (Pinatel, 1974).
El término “estado” se toma aquí en el sentido que se le atribuye cuando,
por ejemplo, se habla de “estado febril”.
Por otra parte, tomando en consideración si el sujeto aún no ha cometido un
delito o si ya lo ha cometido, se distingue entre:
a) Estado peligroso predelictual (peligrosidad social), que es aquel que se
pone de manifiesto antes de una primera infracción, cuya probabilidad es
de difícil apreciación, salvo en algunos casos especiales; ése es el caso,
por ejemplo de los enfermos mentales, de los mendigos, los vagabundos,
los alcohólicos y los toxicómanos. En todo caso, la valoración de este
“estado peligroso” debe ser individualizada, porque sería arbitrario
considerar peligrosos a todos los sujetos mencionados, por su sola forma
de vivir.
b) Estado peligroso postdelictual (peligrosidad criminal), que es aquel que se
pone de manifiesto después de la primera infracción, y cuyo índice es la
“reincidencia”.
La prostitución:
Según algunos autores es entendida como la entrega de su cuerpo, que con
fines de lucro, realiza periódicamente una mujer a un número indeterminado de
hombres.
Tipos de prostitución atendiendo al sujeto que la ejerce:
1. La tradicional la ejercida por la mujer para el hombre, que es su cliente, en
el comercio carnal (a un número indeterminado de clientes).
2. La ejercida por el hombre, para la mujer, el “boom” del sexo pago para
mujeres solas (amas de casa, profesionales, viudas).
3. La prostitución ejercida por el hombre- travesti- también el homosexual para
clientes hombre.
4. La ejercida por el hombre muy joven para el hombre cliente, esta
modalidad, en la que los jóvenes, muy jóvenes conceden su vigor,
realizando para su cliente el acto viril y el cliente se comporta en su rol
pasivo (de mujer).
Drogadicción
La drogadicción es una enfermedad que consiste en la dependencia de sustancias
que afectan el sistema nervioso central y las funciones cerebrales, produciendo
alteraciones en el comportamiento, la percepción, el juicio y las emociones. Los
efectos de las drogas son diversos, dependiendo del tipo de droga y la cantidad o
frecuencia con la que se consume. Pueden producir alucinaciones, intensificar o
entorpecer los sentidos, provocar sensaciones de euforia o desesperación.
Algunas drogas pueden incluso llevar a la locura o la muerte.
La dependencia producida por las drogas puede ser de dos tipos:
– Dependencia física: El organismo se vuelve necesitado de las drogas, tal es así
que cuando se interrumpe el consumo sobrevienen fuertes trastornos fisiológicos,
lo que se conoce como síndrome de abstinencia.
– Dependencia psíquica: Es el estado de euforia que se siente cuando se
consume droga, y que lleva a buscar nuevamente el consumo para evitar el
malestar u obtener placer. El individuo siente una imperiosa necesidad de
consumir droga, y experimenta un desplome emocional cuando no la consigue.
Deserción escolar:
Factor motivado por varios elementos tanto internos como externos, por ejemplo
externos: presiones económicas, influencia negativa de padres, amigos, familiares,
maestros, complejidad de las materias.
La deserción escolar es el último eslabón en la cadena del fracaso escolar. Antes
de esto posiblemente quedó repitiendo, con lo que se alargó su trayecto escolar.
Esto bajó su autoestima y comenzó a perder la esperanza en la educación. En
consecuencia, para comprender el punto final de la deserción, se debe analizar
más detenidamente el comienzo del problema de repetir. Ella es la mayor causa
de deserción escolar, un repitiente tiene alrededor de un 20% más de
probabilidades de abandonar el sistema escolar.
La deserción o abandono de los estudios afecta mayoritariamente a los sectores
pobres y a la población rural. Lo cual ocurre con frecuencia alrededor de los 10
años, edad en la cual los niños/as comienzan a trabajar; sin embargo, en diversos
centros educativos se aprecia mayor deserción en los primeros niveles.
La mendicidad:
La mendicidad es un “problema” que se encuentra en cualquier tipo de
sociedad, aunque para muchos se diga es la más perfecta, esta siempre tendrá
alguna personas que lastimosamente no tiene los medios suficientes para
satisfacer sus necesidades básicas.
Aunque seguramente si eres un poco “vivo” vas a estar pensando seguramente en
la cantidad de personas que van a pedir dinero en las calles a pesar de que no lo
necesiten para nada.
Este es uno de los problemas más grandes que ocurren en nuestro país ya que
ciertos personajes salen a las calles todos los días a pedir algunas monedas, y si
les hacemos alguna buena investigación son personas que poseen un buen carro,
y una vida en la que no necesitan hacer este tipo de cosas.
Se podría deducir de lo anterior que lo hacen por deporte, haciendo que personas
necesitadas de esa ayuda que pocos dan sea dada de mala gana en ciertos
casos, y prácticamente siempre con un sentimiento de culpa.
Por otro lado existen los reconocidos consumidores de psicoactivos o droga,
los cuales se podría decir que son unos maestros a la hora de pedir una limosna,
su poder de la palabra y de molestar a la persona son increíbles, porque
prácticamente siempre sus trucos les salen tal cual lo esperan consiguiendo la
moneda por la que tanto trabajaron.
Integrativismo
Pedro R. David es un sociólogo y criminólogo argentino a quien, como tal, le
ha preocupado la relación entre el Derecho y las ciencias sociales,
específicamente en referencia a la América Latina. Esta inquietud lo llevó a visitar
las facultades de Derecho de Sur y Centro América, donde encontró que la
preparación de los profesionales del Derecho está centrada en el Derecho
codificado y que, en la enseñanza de la sociología se ha abandonado el análisis
de la vida jurídica, cuestión ésta que considera de trascendental importancia en
los tiempos que vivimos para que el Derecho cumpla su función social. Todo esto –
según afirma- ha conducido en América Latina al divorcio de la realidad y el
Derecho, con las lamentables consecuencias de violencia y rebeldía que la
caracterizan.
Su conclusión es que el énfasis que se ha puesto sobre el análisis de la
norma jurídica, sobre lo dado en la legislación, ha determinado el abandono del
valor jurídico y del hecho, que son condiciones de la realidad en la cual vive el
Derecho, necesarias para la elaboración de las síntesis de la estructura social y de
la regulación jurídica.
Ningún unilateralismo (centrado en la norma, en el valor o en el hecho) –
enseña David- es deseable, porque ello entraña una desarticulación que impide la
captación del Derecho en su unidad existencial, pues en la conducta plenaria del
hombre, la norma, el valor y el hecho se muestran siempre indisolublemente
unidos. Derecho no lo es tan sólo el del Código, sino también el que “vive” en la
conducta concreta: el que está en el proceso de socialización de las familiar, de
las escuelas y de la vida humana en general.
Pero, esto no ocurre en América Latina, donde el sistema jurídico adolece
de fallas estructurales, pues en la elaboración de los códigos no se han tomado en
cuenta las condiciones de la realidad, que es la realidad de los códigos y la
realidad social histórica de la sociedad juntos (en América Latina, la inmensa
mayoría de las legislaciones son calcos impecables de otras doctrinas y
legislaciones extrañas, lo cual significa: otras culturas, otras historias, otras
estructuras socioeconómicas, otros hombres y otros grupos).
Es sobre la base de esta realidad que surge la perspectiva filosófico jurídica
y sociológica integrativista propuesta por el profesor Pedro David como orientación
dirigida a superar las consecuencias negativas de los unilateralismos, los cuales
conspiran contra la síntesis de la norma, el valor y el hecho o conducta; síntesis
creadora de la justicia, que es el Derecho auténtico. De modo, pues, que la
solución consiste -afirma- en visualizar la vida del Derecho (el fenómeno jurídico)
en una síntesis unificadora y viable del positivismo jurídico, la concepción
valorativa del “Derecho natural” y la perspectiva fáctica de lo jurídico conocida
como “sociologismo jurídico”.
De aquí que Pedro David, en esta perspectiva (integrativismo), entienda
que “el derecho es siempre una conducta que expresa normas, que realiza
valores, y que en caso de desviación de esas normas y de esos valores, es y debe
ser penada con sanciones” (David 1979). El derecho adecuado no está en la
importación de fórmulas (en la normación jurídica), en el Derecho de los códigos,
sino fundamentalmente en aquel que es vivido por una sociedad (derecho
viviente). De no ser así, una gran parte de sus integrantes vive marginada de su
derecho, como ocurre en Argentina –su país- y Latinoamérica, en general; no sólo
porque se adopten normas foráneas, sino también por circunstancias históricas
internas que tienen que ver con las posibilidades que ciertos sectores de un país
tienen, o no, de realizar los valores y las normas que los códigos establecen; es
decir, “un derecho necesita primero y principalmente interpretar las normas de un
país determinado, los valores de un país determinado, ser expresión de una
circunstancia histórica concreta, y sobre todo hacer justicia social mayoritaria”; no
justicia para minorías o para sectores que controlan el poder.

Posted in Criminología, Uncategorized

Caso Biaggi (Resumen)

El dia 15 de cotubre de 1961 A las dos de la madrugada el señor Víctor Silva escuchó un golpe seco, de inmediato pensó en su vehículo pues siempre lo dejaba estacionado fuera de la casa, fue hacia la ventana para verificar que todo estuviera bien. La calle estaba desierta, nunca llegó a imaginar Silva que en ese mismo momento un horrible crimen había tenido lugar en la casa vecina. Tres horas después Carmen María Azanza de Liccioni se acercó hasta la vivienda de los Biaggi en busca de su amiga Lesbia, esto lo hacía todos los domingos pues tenían por costumbre ir juntas al mercado; al notar que puertas y ventanas estaban cerradas se retiró. Ella sabía que los miembros de la familia habían estado en una fiesta el día anterior y supuso que aún dormían. A las 6 y 20 de la mañana el señor Víctor Silva estaba quitando el rocío que cubría el parabrisas de su carro mientras su esposa regaba las plantas, vieron salir a su vecino el padre Luis Biaggi quien parecía llevar algo en las manos, se notaba bastante nervioso, no los saludó, se montó en su automóvil y arrancó sin siquiera calentar el motor; al salir casi choca con la reja del frente. Silva le comentó a su mujer María Concepción: “Ese padre esta loco”. Unos minutos más tarde escucharon un grito desgarrador. Ese mismo dia, Al sentir el ruido del carro de su hijo la señora Carmen Tapia despertó sobresaltada, Se levantó,  quiso ver si su hija ya se había levantado por lo que se acerco hasta su cuarto. Al entrar lo primero que vio fue un enorme charco de sangre y los pies de su hija que asomaban por detrás de la cama, sobresaltada comenzó a gritar pidiendo ayuda. Su vecina, María Concepción de Silva acudió presurosa para ver con horror que Lesbia estaba tirada de espaldas, semidesnuda al lado derecho de su cama, el cuerpo estaba rígido y frío y su cabeza y partes íntimas llenas de sangre. En pocos minutos la calle estaba llena de curiosos, alguien llamó a la policía. En el momento que esta llegaba, el maestro Félix Rodríguez pasaba cerca del sitio y uno de los vecinos le pidió que fuera a avisar al padre Biaggi. Sin saber exactamente de qué se trataba, Félix se dirigió hasta la Iglesia en la que Luis Biaggi era párroco. Cuando llegó ya la misa había concluido. Félix entró corriendo y pálido le dijo al cura: “Padre, que vaya urgente a su casa que allá ha sucedido una tragedia”. Luis Ramón Biaggi con gesto desesperado le preguntó al maestro: “¿Qué le ha pasado a mi hermana?” se despojó velozmente de los ornamentos y salió corriendo hacia el carro. Félix Rodríguez al ver que el sacerdote estaba en shock le quitó el suiche y se dispuso a manejar él. El jueves 19 de octubre el equipo de la Policía Judicial se instaló desde las 6 de la mañana en casa de la familia Biaggi con la intención de revisarla palmo a palmo, ya se había hecho una primera experticia pero Carlos Olivares quería asegurarse de que nada hubiese quedado por fuera. En la conversación que se tuvo con el médico forense este le había confirmado Una sola de las heridas había causado la muerte y las 3 restantes fueron pos-mortem, el agresor había tenido o tenía blenorragia. Según lo declarado por la madre y por el sacerdote las puertas y ventanas de la casa estaban cerradas, así que había que establecer por donde y cómo entró el asesino, por otro lado y de acuerdo a la información recabada en el vecindario nadie escuchó gritos a la hora en que ocurrió el crimen, ni siquiera los vecinos más próximos; solo se tenía ese detalle del golpe seco que oyó Víctor Silva a eso de las 2 am. El que la muchacha no gritara indica que posiblemente conocía a la persona que la agredió, se sabe que estaba sedada pues antes de dormir había tomado Ecuanil, un calmante prescrito por su médico pues la muchacha era una persona muy nerviosa, se sabe además que luego tampoco pudo gritar porque la sangre había inundado su sistema tráqueo-bronquial. Despues de haber investigado, todo señalaba que había sido el padre, Luis Biaggi, se encontró que el padre era medio sinvergüenza, le gustaba andar detrás de las muchachitas de liceo, según cuenta mucha gente siempre se le ve por la redoma montando en el carro a esas muchachas, el cura iba ido varias veces al hotel bolívar  con prostitutas, se sabe que contrajo blenorragia y se la habia estado curando por en secreto con una señora que pone inyecciones. Además y según declaró la propia madre, el cura celaba mucho a su hermana, le imponía como vestirse, le prohibía salir sola y tenía siempre problemas con el novio. De hecho la obligó a romper el noviazgo que tuvo antes con un muchacho llamado Cipriano Perpetui, alegando que no le convenía pues no era más que un simple mecánico. Félix Rodríguez quien fue la persona que fue a avisarle a Luis Biaggi que en su casa había pasado algo declara que el de inmediato pregunto que le había pasado a su hermana, el padre no podía saber que era su hermana, nadie se lo había dicho, habían  pisadas que salían del cuarto de Lesbia y terminaban en el del cura y les ordenó a los técnicos revisar minuciosamente el cuarto de este. En la habitación de Luis Biaggi consiguieron unos trapos que parecían haber sido usados como mordaza y un pañuelo lleno de sangre, todo esto se recogió y fue enviado junto con el resto de las evidencias a los laboratorios de criminalística en Caracas. El 25 de octubre de 1961 el presbítero es detenido luego de intensos interrogatorios. No fue fácil para el fiscal lograr que accediera a que se tomaran las muestras necesarias para ser evaluadas; pues Luis Biaggi, visiblemente molesto alegaba que se estaba ofendiendo su dignidad de sacerdote. Cuando por fin consintió en entregar muestras de sangre, de cabellos y de semen estas fueron enviadas al laboratorio de Caracas para los respectivos análisis. Ese día el caso quedó policialmente cerrado, ahora todo quedaba en manos de los tribunales de la república. El 20 de enero de 1964 Luis Biaggi fue absuelto por el Juzgado Primero en lo Penal de San Juan de los Morros, el 30 de julio de ese mismo año es puesto en libertad condicional. Finalmente el 26 de abril de 1967 Luis Biaggi es absuelto de todos los cargos por un tribunal colegiado. Según los tribunales no existían pruebas concluyentes; pese a que los indicios lo acusaban, varias de las evidencias recabadas no eran categóricas, por ejemplo: En el informe presentado por los técnicos del laboratorio de criminalística se decía que la comparación macrométrica hecha entre los cabellos encontrados en la mano de la víctima con la muestra tomada del sacerdote tenían una notable semejanza, no se empleaba la palabra “Idéntico”; con relación a esto los peritos argumentaron que no habían usado la palabra Idéntico pues ningún organismo biológico lo es, en cuanto a la huella plantar tampoco se pudo determinar con exactitud que perteneciera al indiciado y el arma homicida jamás fue encontrada. Tal vez decían algunos, el objeto que Víctor Silva y su esposa aseguraron haber visto entre las manos del sacerdote cuando salía de la casa era el arma, pero no eran más que especulaciones.

Posted in Contratos y garantias, Uncategorized

La prenda con y sin desplazamiento de posesión y los privilegios

La prenda

La prenda es un derecho real accesorio de garantía que tiene como función accesoria el asegurar al acreedor el cumplimiento y satisfacción de su crédito, mediante un poder especial que se le confiere sobre la cosa pignorada (dada en garantía).

Es requisito esencial de la prenda, la puesta en posesión del acreedor del bien mueble ofrecido en garantía del crédito, que puede ser propiedad del deudor o de un tercero, constituyéndose así, con ese desplazamiento de la posesión, la prenda sobre el bien mueble entregado.

La prenda no otorga a quien la posee la posibilidad de venderla, puesto que la prenda solo traslada la posesión y no el dominio del bien pignorado.

En el caso del derecho nicaragüense, cuando la deuda se encuentra en mora el acreedor puede por vía judicial pedir ésta sea vendida en subasta pública, para con el dinero resultante poder cubrir la deuda. En el caso de existir un remanente una vez saldada la deuda, el remanente es propiedad del antiguo propietario de la cosa.

En España puede también efectuarse la realización (venta) del bien pignorado, por conducto notarial.

En el caso de que el deudor cumpla con las obligaciones garantizadas por la prenda, el acreedor pignoraticio deberá devolverle la posesión de la cosa dada en prenda, en el mismo estado de conservación y uso que en el que le fue entregada.

Características[editar]

  • Es convencional: surge entre las partes, no hay prenda legal, ni judicial.
  • Es especial: se debe mencionar el importe del crédito y una designación detallada de la cosa.
  • Es un derecho real; se tiene sobre la cosa sin respecto a determinada persona.
  • Es un derecho mueble; se ejerce sobre bienesmuebles y sobre deudas activas.
  • Es indivisible.

 

Efectos del contrato de prenda[editar]

Derechos del acreedor prendario[editar]

  1. Derecho de retención. El acreedor tiene derecho a retener la cosa dada en prenda, mientras que no se cumpla la obligación garantizada.
  2. De dar por vencido el plazo. Asimismo tiene derecho a dar por vencido anticipadamente el plazo o bien, a que la cosa que garantiza se le sustituya por otra, cuando ésta ha perdido su valor por deterioro o pérdida.
  3. A laindemnización de los gastos que haya efectuado por deterioro de la cosa. Se está excluido de este derecho cuando al acreedor se le ha permitido usar la cosa objeto de la prenda.
  4. De persecución y preferencia.
  5. Deenajenación. La venta puede ser extrajudicial o judicial. Es extrajudicial si se dan los supuestos señalados en el artículo 2883 del Código Civil Federal.

En este tipo de venta, es nula la cláusula que establezca que la cosa dada en prenda se pueda vender en un precio menor a la deuda. En cuanto a la venta judicial, ésta debe realizarse en juicio, mismo en el que el acreedor puede solicitar le sean adjudicadas las dos terceras partes del valor fijado por los peritos, siempre y cuando la cosa dada en prenda no sea comprada en subasta pública.

Obligaciones del acreedor prendario[editar]

  1. Conservar lacosa. El acreedor debe conservar la cosa dada en prenda en el estado en que la recibió y no tiene derecho a usarla, salvo que lo autorice expresamente el deudor prendario.
  2. Restituir la cosa. Una vez que la deuda ha sido liquidada y pagada, el acreedor tiene obligación de restituir la cosa dada en prenda

Diferencia entre prenda e hipoteca

  1. La hipoteca recae sobre bienes inmuebles y la prenda sobre bienes muebles.
  2. La hipoteca requiere ser elevada a escritura pública, la prenda no.
  3. En la hipoteca el propietario no se desprende de la posesión y uso del bien; en la prenda sí.
  4. La hipoteca hace parte de los créditos de tercera clase; la prenda de los de segunda clase

Para aclarar un poco más el punto 1, téngase en cuenta que la hipoteca se hace sobre una casa, una finca, etc., que son bienes inmuebles. La prenda se da  en  el televisor que se lleva a la casa de empeño, televisor que es un bien mueble.

Respecto al punto 3, quien hipoteca su casa, puede seguir viviendo en ella. La sigue poseyendo y usando. Quien empeña o prenda su televisor, ya no podrá seguir viendo televisión, puesto que ha renunciado a la posesión y uso del mismo.

En cuanto al punto 4, las deudas garantizadas mediante la prenda, generalmente prevalecen sobre las que están garantizadas por hipoteca.

 

OS PRIVILEGIOS SOBRE BIENES MUEBLES Y BIENES INMUEBLES.

Publicado: marzo 31, 2014 en GARANTIAS
Etiquetas:#BIENESMUEBLES#DERECHOCIVIL#GARANTIA#PRIVILEGIOS

2

CONCEPTO.

Es la prerrogativa o gracia, es decir, la “prelación” de un crédito sobre otro, que debe constar en documento dónde se señale la concesión de esa superioridad jurídica. (José A. Molero M.).

Prelación: primacía en el tiempo. Preferencia para uso o ejercicio.

  1.  Definición Legal de Los Privilegios:

Contenida en el Artículo 1.866 CCV, el cual dispone lo siguiente: Privilegio es el derecho que concede la Ley a un Acreedor para que se le pague con preferencia en consideración de la causa de un crédito.

“Síntesis: Diferencias entre Privilegios e Hipoteca”.

Algo importante y que debemos aprender a diferenciar es que los Privilegios se constituyen sobre Bienes Muebles e Inmuebles en tanto que la Hipoteca Tradicional se constituye únicamente sobre Bienes Inmuebles, por Ley y voluntad de las partes.

Excepción: Privilegio de la Prenda, proviene de la voluntad contractual de las partes y ratificada por Ley.

II.PRIVILEGIOS SOBRE BIENES MUEBLES (Artículo 1.869 CCV).

Se clasifican en Privilegios Generales y en Privilegios Especiales.

A.PRIVILEGIOS GENERALES: Comprenden todos los Bienes Muebles del Deudor, en consecuencia, determinados Acreedores; por Ley tienen prelación sobre ciertos géneros de bienes, particularmente sobre Bienes Muebles. Se ejecutan sobre todos los bienes muebles del Deudor y no atribuyen al Acreedor un derecho de persecución sobre los mismos. (Artículo 1.870 CCV).

NOTA IMPORTANTE: El Acreedor Privilegiado no puede ejercitar su privilegio sobre los bienes muebles del Deudor que salgan del patrimonio de éste.

II.1. Sección I. De los Privilegios sobre Bienes Muebles ¿Cómo son los Privilegios sobre los Muebles (Artículo 1.869 CCV). Son generales y especiales.

Parágrafo Primero: De los Privilegios sobre todos los Bienes. ¿Qué tipo de Créditos? (Artículo 1.870 CCV)
Parágrafo Segundo: De los Privilegios sobre ciertos Bienes. (Artículo 1.870 CCV). Analizar e Interpretar.

B.PRIVILEGIOS ESPECIALES: Son aquellos que afectan a determinados muebles y que se refieren en las ejecuciones crediticias concurrentes, a la prelación sobre bienes en concreto, como los de los “acreedores pignoraticios” sobre las prendas respectivas (Artículo 1.871 CCV).

Acreedor Pignoraticio: El que cuenta con una garantía real (Caso Semovientes).

1.Privilegios Especiales sobre ciertos Bienes Muebles: están contenidos en los nueve ordinales del Artículo 1.871 CCV.

III. PRIVILEGIO SOBRE BIENES INMUEBLES.

Están contenidos en los Artículos 1.874, 1.875 y 1.876 CCV.

El Artículo 1.874 dispone: Tendrá privilegio sobre un inmueble el crédito proveniente de los gastos hechos en beneficio común de los acreedores en su embargo, depósito o remate.

Estos privilegios al igual que los anteriores (PUNTO II) se clasifican en generales y especiales y se reducen a tres grandes grupos especificados en los tres Artículos señalados in – supra.

 

LA PRENDA Y EFECTOS DE LA PRENDA

 

TEMA Nº 4

LA PRENDA
1º     CONCEPTO: Es un contrato, mediante el cual, el deudor o un tercero a nombre de éste deudor, da al Acreedor una cosa mueble en seguridad de un crédito; cosa que debe ser restituida al quedar extinguida la obligación principal. (Ver Artículo 1.837 C.C.V., en concordancia con el Artículo 1.843 C.C.V.)

2º     CARACTERES:

1)     Es Unilateral: de él se derivan obligaciones sólo para una de las partes contratantes, que es el Acreedor.

2)     Sinalagmático Imperfecto: si el Acreedor efectúa gastos para el mantenimiento y conservación de la cosa, que deben ser devueltos por el Deudor o constituyente una vez extinguido el contrato.

3)     El contrato de Prenda es Real: se perfecciona con el consentimiento libre y manifiesto, con la entrega o tradición de la cosa. (Prenda Tradicional).

4)     Es un contrato de Garantía: permite asegurar el crédito que el Deudor ha contraído con su Acreedor. Esta es su finalidad principal y esencial.

2.1.    Facultades o Derechos que se conceden al Acreedor Prendario.

1)     Derecho de Persecución: cuando el bien objeto de la garantía salga de las manos del Deudor, de su poder, el Acreedor tiene el derecho de perseguirlo donde quiera que se encuentre y traerlo al remate judicial.

2)     Derecho de Remate Judicial: condición necesaria en todas las garantías reales. No puede haber pacto expreso. El Deudor no puede renunciar al remate y no puede otorgar al Acreedor la cosa directamente.

Pacto Comisorio: Otorgarle al Acreedor la cosa directamente.

Conclusión: Derecho de Remate Judicial concedido al Acreedor Prendario.

El Acreedor tiene el Derecho de hacer rematar judicialmente la cosa objeto de la prenda, cuando vencido el término del contrato no se le ha pagado la obligación principal según ley que rige la materia.

4.1.     Del Contrato de Prenda: cuando se dice que es un contrato de garantía se desprende que es una garantía:

a)     Mobiliaria: se constituye sobre bienes muebles (Prenda Tradicional).

b)     Garantía Voluntaria: nace de la libre manifestación de voluntad de las partes.

c)      Garantía Privilegiada: La Prenda confiere al Acreedor el derecho de hacerse pagar con privilegio sobre la cosa obligada. (Ver Artículos 1.838, complementarlo con Artículos 1.839, 1.840, 1.841 y 1.939). El privilegio procede cuando hay instrumento de fecha cierta, referido:

a.      Cantidad debida

b.      Especie

c.      Naturaleza de la cosa

d.      Nota de su calidad, peso y medida

3)     Derecho de Pago Preferencial: La Prenda confiere al Acreedor, el derecho de hacerse pagar con privilegio sobre la cosa obligada. (Ver Artículo 1.838 C.C.V. concordancia con punto (c) Garantía Privilegiada.

Requisitos para que sea Procedente el Privilegio.

Que la cosa objeto de Prenda se encuentre en poder del Acreedor o de un tercero escogido de común acuerdo entre ambas partes. El tercero en calidad de depositario, tiene el deber de conservarla como un Buen Padre de Familia, en interés del Acreedor.

5)     El Contrato de Prenda es Accesorio: para su existencia requiere de una obligación válida a la cual garantiza. Como obligación accesoria, sigue la suerte de la obligación principal.

6)     La Prenda es Indivisible: subsiste íntegra, aún cuando la obligación principal sea reducida por haberse efectuado pagos parciales.

7)     La Prenda no es un Contrato Traslativo de Propiedad u otro Derecho: el bien dado en Prenda sigue siendo propiedad del constituyente de la garantía.

3º     ELEMENTOS DE LA PRENDA.

Sus elementos son comunes a todos los contratos y éstos son específicos al contrato de Prenda. Ellos son: 1. Consentimiento. 2. Capacidad y Poder. 3. Objeto. 4. La Causa.

4º     COSAS QUE PUEDEN DARSE EN PRENDA.

1.      Puede ser constituida sobre bienes muebles. (Prenda Tradicional) (Ver Artículo 1.837 C.C.V.)

2.      Puede ser constituida sobre bienes que estén en el comercio y puedan ser objeto de ejecución forzosa.

3.      Puede ser constituida sobre cosas que puedan ser poseídas.

4.      La Prenda podrá recaer:

a)     Sobre cosas corporales (bien determinado).

b)     Sobre cosas incorporales como, créditos, bonos de la deuda pública, acciones de compañía, etc.

5.      Podrá constituirse Prenda sobre semovientes que, por excepción, quedarán en poder del deudor (Ver Artículo 1.842 C.C.V.).

6.      Podrá constituirse Prenda sin desplazamiento de posesión sobre los siguientes bienes: Ver Artículo 51 de la Ley de Hipoteca Mobiliaria y Prenda sin Desplazamiento de Posesión.

5º     LA TRADICIÓN DE LA PRENDA.

Es un contrato real. Se perfecciona con la entrega de la cosa. Su finalidad es su publicidad ante los terceros y confiere al Acreedor el derecho de persecución sobre la cosa dada en prenda. La Tradición de la Prenda debe ser efectiva, debe ser inequívoca frente a terceros. Se requiere que la persona constituyente del bien objeto del contrato sea propietaria. El bien debe ser entregado por el Deudor (Ver Artículo 1.837 C.C.V.). Un tercero puede dar la Prenda por el Deudor (Ver Artículo 1.843 C.C.V.).

Excepción del C.C.V.: Artículo 1.842. La Prenda de semovientes. El dueño conserva la tenencia de los bienes objeto de la Prenda, pero es necesario la movea (hierro) en lugar visible y se protocolice el contrato en la Oficina Subalterna de Registro en la Jurisdicción que corresponde al inmueble donde se encuentran los bienes para la fecha del Contrato. Caso típico de Prenda sin desplazamiento de posesión. (Ver Artículo 55 L.D.H.M.Y.P.S.D.D.P.).

6º     FORMALIDADES EN LA PRENDA.

Debemos analizar éste aspecto desde dos puntos de vista:

a.     Según C.C.V. Artículo 1.839: Se debe redactar un documento de fecha cierta, contentivo de:

a)     Cantidad debida

b)     Especie y naturaleza de las cosas dadas en Prenda.

c)      Nota de su calidad, peso y medida.

NOTA: Instrumento de fecha cierta: significa que debe constituirse mediante documento público o privado, Notariado, preferiblemente Registrado.

b.       Desde el punto de vista de la Ley de Hipoteca Mobiliaria y Prenda sin Desplazamiento de Posesión (Ver Artículo 4): Esto significa que la Hipoteca Mobiliaria y la Prenda sin Desplazamiento de Posesión, tienen las características de ser un Contrato Solemne.

Debemos complementar estos aspectos con la lectura de los Artículos 53, 83, 84, 85.

7º     LA PRENDA SIN DESPLAZAMIENTO DE POSESIÓN.

Continuamos con un examen sobre la Prenda sin desplazamiento de Posesión, contemplada en la Ley respectiva. Su importancia desde el punto de vista económico es que establece y regula éste tipo de garantía, para facilitar una fuente de crédito, con la importante característica, de que no desposesiona al dueño de los bienes gravados. Este crédito guarda relación con el contenido del Artículo 1.842 del C.C.V. (Leerlo y analizarlo).

7.1.     Definición de Prenda sin Desplazamiento de Posesión.

Es un contrato, mediante el cual, una persona denominada Deudor o un tercero da en garantía a otra persona denominada Acreedor, bienes muebles o inmuebles, en seguridad de un crédito, los cuales quedan en poder del Deudor o del tercero constituyente, con la obligación de conservarlos, mantenerlos, repararlos, con derecho a servirse de ellos conforme a su destino con la diligencia de un Buen Padre de Familia.

EFECTOS DE LA PRENDA. DERECHOS DEL ACREEDOR PRENDARIO. OBLIGACIONES DEL CONSTITUYENTE. LA EXTICIÓN DE LA PRENDA.

  1. EFECTOS DE LA PRENDA.

    Analizada la Prenda (Tema Nº 4 S/P, monografía), nos toca estudiar las relaciones jurídicas que se operan entre los sujetos que integran la relación contractual prendaria y que analizaremos según la prenda tradicional (CCV) y la Ley sobre Hipoteca Mobiliaria y Prenda sin Desplazamiento de Posesión, las diferencias entre estos dos tipos de prenda y las consecuencias jurídicas; tanto para el Deudor como para el Acreedor, una vez perfeccionado el Contrato de Prenda.

    A.     DERECHOS DEL ACREEDOR PRENDARIO: 

    La ley concede al Acreedor Prendario los siguientes derechos:

  • Derecho de poseer la Prenda
  • Derecho a retenerla
  • Derecho a hacerla vender judicialmente
  • Derecho de preferencia (Ius Prelationis, pagar con preferencia a los demás acreedores del deudor.
  • Derecho de indemnización de gastos, daños y perjuicios ocasionados por la tenencia de la cosa.

A.1.    La Prenda (La Cosa) debe ser entregada para que se encuentre en poder del Acreedor o de un tercero, escogido de mutuo acuerdo entre las partes. Excepción Artículo 1.842 CCV. Permite que el Contrato se perfeccione sin que se efectúe la tradición de bienes a manos del Acreedor, es decir, no hay posesión por parte de éste.

A.2.    Derecho de Retener la Prenda.

Leer y aplicar contenido del Artículo 1.852 CCV.

De la norma contenida en éste artículo, podemos deducir; que el Acreedor Prendario tiene el derecho de retener la cosa o bien objeto del contrato, mientras no se le haya cancelado la obligación principal (su crédito, garantizado, intereses y los gastos) es decir, el Acreedor Prendario retiene la cosa en función del valor de la deuda, intereses y gastos que haya efectuado para la conservación y mantenimiento del bien por hecho o culpa del deudor. Leer y analizar los Artículos 1.852 y 1.853 CCV.

A.2.1.    El Principio General de Indivisibilidad.

El pago parcial es útil para liberar parcialmente la Prenda; pero éste hecho no implica, que deba restituirse parcialmente la prenda. El Acreedor no puede desprenderse de la Prenda, en contra de su voluntad, sino cuando la deuda total ha sido cancelada (Leer e interpretar como complemento el Artículo 1.973 CCV).

A.2.2.    ¿Cuándo puede suspenderse el Derecho de retención?

a) Se presentan varios casos, el primero de ellos se encuentra en el Artículo 1.848 CCV, en concordancia o complementado con el Artículo 1.785 CCV.
b) El segundo caso se encuentra normado en los Artículos 1.849 y 1.850 CCV.
c) El tercer caso lo ubicamos en los Artículo 1.850 y 1.849, donde se señala que la solicitud de venta la hace el Deudor o el Acreedor.
d) El cuarto caso; referido a solicitud al Juez por el Deudor para que éste, establezca condiciones de venta y el precio del depósito.
e) El quinto caso se refiere al uso del Derecho de Retención; cuando el Deudor para todo. Capital, intereses y gastos.
f) Por último, el sexto caso; se refiere a las Acciones Pignoraticias: Estas son dos:

1º  La Directa: que corresponde al Deudor para reclamar, la cosa empeñada, luego de satisfecho el crédito del Acreedor, en cuyo caso debe éste restituirla.

2º  La Contraria: pertenece al Acreedor, que recibió en Prenda alguna cosa; para que el Deudor le indemnice, si le ha ocasionado algún perjuicio culpable y una vez solventada la deuda principal.

A.3. Derecho de Venta Judicial.

Para el estudio de éste aspecto debemos analizar la norma contenida en el Artículo 1.844 CCV. Su contenido textual establece: El Acreedor no podrá apropiarse de la cosa recibida en Prenda, ni disponer de ella, aunque así se hubiere estipulado; pero cuando haya llegado el tiempo en que debe pagarse, tendrá derecho de hacerla vender judicialmente. El Acreedor podrá admitirse en la licitación de la Prenda que se remate.

NOTAS IMPORTANTES:

1.      Debe darse una subasta pública, mediante la cual pueda obtenerse un precio mayor que la acreencia.
2.      El Acreedor puede participar en la licitación y podrá obtener la cosa por un valor menor que la cantidad adeudada si no hay mejores postores.
3.      La autorización de venta judicial; se da, cuando se le ha seguido juicio al Deudor por deuda vencida. Se le da la oportunidad a éste para que oponga o alegue excepciones en Acatamiento al Precepto Constitucional: Nadie puede ser condenado sin ser oído”.
4.      El Juez competente para conocer este tipo de demanda, es el Juez Civil según cuantía.
5.      Leer Artículo 74 de la Ley de Hipoteca Mobiliaria y Prenda sin Desplazamiento de Posesión.

A.4. Derecho de Preferencia.

Este aspecto lo estudiaremos desde el punto de vista del CCV (Prenda Tradicional) y desde la óptica de la Ley de Hipoteca Mobiliaria y Prenda sin Desplazamiento de Posesión.

Analizar Artículo 1.838, ligado con el Artículo 1.839, ambos del CCV y el 1.840, 1.841, 1.842, 1.870, 1.872, 1.868, 1.846, 1.865.

A.5. Derecho de Indemnización por los Gastos, Daños y Perjuicios.

El Acreedor tiene el derecho a que se le reintegren todos los gastos, efectuados para la conservación y mantenimiento de la cosa objeto de Prenda, una vez extinguido el Contrato. Los daños y perjuicios se estiman con arreglo a la pérdida sufrida por el Acreedor y a la utilidad que se le ha privado.

B.    OBLIGACIONES DEL CONSTITUYENTE DE LA PRENDA.
En principio el constituyente, no queda obligado con motivo del contrato original de Prenda (Prenda Tradicional) en razón de:
1.      Porque este contrato es Unilateral (sólo un aparte se obliga).
2.      Posteriormente puede convertirse en sinalagmático imperfecto por cuanto pueden nacer obligaciones para el constituyente siempre y cuando el acreedor tenga que efectuar gastos para la conservación del bien objeto de la Prenda. Leer Artículos 1.845, 1.773, 1.774 CCV y 53, 57, 59, 61, 62 de la Ley de Hipoteca y Prenda sin desplazamiento de posesión.

C.    LA EXTINCIÓN DE LA PRENDA. 

Como todas las obligaciones accesorias la Prenda tiene dos formas de extinguirse:
1. Por Vía de Consecuencia: Como el Contrato de Prenda es accesorio, ésta; la Prenda, sigue la suerte de la obligación principal. Si ésta se extingue, ella (la Prenda) también se extingue, queda extinguida la obligación accesoria.Conclusión: Si la obligación principal se anula, de igual forma se anulará el contrato accesorio.
2. Por Vía Principal: La Prenda se extingue por vía principal, aplican a ella las mismas causas que a todas las obligaciones, además, también se extinguen mediante situaciones especiales. Leer Artículo 1.282 CCV.

Estas situaciones especiales son:
a) El pago: Si usted paga, cumplió su obligación así se extingue ésta.
b) La Novación: se transforman las obligaciones, cambia el objeto de la obligación, como la persona.
c) Remisión de la Deuda: Es el perdón del Acreedor al Deudor. Devuelve documento.
d) La Compensación: Significa la extinción de una deuda con otra, entre dos personas que se deben mutuamente cosas semejantes. Leer Artículo 1.846 CCV.
e) Pérdida de la Cosa Pignorada: Caso fortuito o fuerza mayor.
f) La Prescripción: cuando prescribe la obligación principal.
g) Incumplimiento de la obligación principal: Si no se cumple con el pago de la obligación principal, de inmediato se provoca la ejecución de la prenda por vía de Juicio y remate judicial.

La prenda sin desplazamiento de posesión:

Se encuentra regulada por una ley especial, búsquenla en Internet.

Posted in Contratos y garantias, Uncategorized

Ventas especiales, propiedad horizontal, hipoteca, cesión de créditos.

Venta con reserva de dominio

LEY SOBRE VENTAS CON RESERVA DE DOMINIO

Artículo 1. En las ventas a plazo de cosas muebles por su naturaleza, el vendedor podrá reservarse el dominio de éstas hasta que el comprador haya pagado la totalidad del precio. El comprador adquiere la propiedad de la cosa con el pago de la última cuota del precio; pero asume el riesgo desde el momento en que la recibe.

La cesión del crédito del vendedor contra el comprador comprende, asimismo, el dominio reservado.

Artículo 2. No podrán ser objeto de venta con reserva de dominio, las cosas destinadas especialmente a la reventa, ni las destinadas a manufactura o transformación que no sean identificables.

Artículo 3. No tendrá efectos contra terceros la venta con reserva de dominio de las cosas destinadas a ser parte integrante y constante de un inmueble, del cual no puedan separarse sin grave daño para éste, ni la de las obras cuyo valor individual sea inferior a doscientos cincuenta bolívares, aún cuando ellas sean parte de un conjunto o de una colección que tenga un valor mayor que el indicado.

Artículo 4. Las cosas que hayan de venderse bajo reserva de dominio, deberán ser identificadas individualmente y de modo preciso. En los casos de cosas no identificadas, el contrato no tendrá efectos contra terceros.

Artículo 5. Los contratos de ventas con reserva de dominio, sólo tendrán efecto con respecto de terceros, cuando se cumplan los requisitos siguientes:

  1. a) El documento debe contener, por lo menos, las siguientes menciones: nombre, apellido, profesión y domicilio del vendedor y del comprador; descripción exacta de la cosa, con referencia de su elaboración industrial, si las mismas existen; lugar donde permanecerá la cosa vendida durante la vigencia del pacto de reserva; precio de la venta; fecha de la misma y condiciones de pago, con indicación de si se han emitido letras de cambio para el pago de las cuotas.
  2. b) El documento respectivo, deberá ser auténtico, legalmente reconocido o simplemente de fecha cierta, y será extendido por lo menos en dos ejemplares: uno para el vendedor y el otro para el comprador.

A los efectos de darle fecha cierta al respectivo documento, cualquiera de las partes podrá presentar para su archivo en un Juzgado o Notaría del dominio del vendedor, un ejemplar de aquél, firmado por los otorgantes.

Único. Quedan a salvo las disposiciones que exijan registros especiales para la compra-venta de determinados bienes muebles.

Artículo 6. Sin perjuicio de una eventual garantía convencional de buen funcionamiento, el vendedor siempre responderá durante la vigencia del pacto de reserva, de la existencia en el mercado de los repuestos y de los servicios técnicos y de mantenimiento requeridos.

Artículo 7. Cuando por razón del pago u otra causa lícita, queda adquirida por el comprador la propiedad de la cosa vendida, el vendedor deberá otorgarle la constancia del caso. A falta de esta constancia, el último recibo o comprobante de pago surtirá sus efectos.

Artículo 8. El comprador deberá notificar al vendedor su cambio de domicilio o residencia dentro de los diez (10) días siguientes a la fecha en que se realice, cuando se trate de vehículos, o el cambio de lugar del mueble, en los demás casos. Asimismo deberá participarle cualquier medida preventiva o de ejecución que se intente sobre las mismas cosas, después de haber tenido conocimiento de ellas. La falta de cumplimiento de cualquiera de estos deberes, dará derecho al vendedor a pedir la ejecución inmediata de la obligación, con arreglo a las prescripciones de la presente Ley.

Las partes podrán establecer plazos distintos y otras obligaciones para el comprador.

Artículo 9. El comprador no puede realizar actos de disposición sobre la cosa adquirida con reserva de dominio, mientras dure dicha reserva, salvo autorización expresa del propietario. Si los realizare, el propietario podrá reivindicar del tercero la cosa, en cuyo caso sus derechos y obligaciones para con el comprador se determinará por lo establecido en el artículo 14. En vez de reivindicar la cosa, podrá demandar al comprador por el pago inmediato de la totalidad del precio de venta.

Queda a salvo la eventual responsabilidad penal del comprador, de acuerdo con el artículo 468 del Código Penal.

Artículo 10. El pacto de reserva de dominio no podrá tener un término mayor de cinco (5) años.

Artículo 11. Quien de buena fe adquiera en feria o mercado, en venta pública o en remate judicial, cosas que hayan sido vendidas bajo reserva de dominio, sólo estará obligado a devolverlas cuando le sean reembolsados los gastos que hayan hecho en la adquisición.

Artículo 12. Si la cosa vendida con reserva de dominio, estando asegurada por el comprador, perece, se deteriora, se pierde de modo que se ignore absolutamente su existencia, o quede afectada por cualquier otro suceso que dé lugar al pago de una indemnización de seguro, el crédito del vendedor se considerará prendario a los solos efectos de poder cobrar, con el privilegio inherente a éste, de las cantidades debidas por los aseguradores.

A los efectos de este articulo, se cumplirá con lo dispuesto en el Código Civil.

Artículo 13. Cuando el precio de la venta con reserva de dominio se haya pactado para pagarse por medio de cuotas, y no obstante convenio en contrario, la falta de pago de una o más cuotas que no excedan en su conjunto de la octava parte del precio total de la cosa, no dará lugar a la resolución del contrato, sino al cobro de la cuota o cuotas insolutas y de los intereses moratorios a la rata corriente en el mercado, conservando el comprador el beneficio del término con respecto a las cuotas sucesivas.

Artículo 14. Si la resolución del contrato de venta con reserva de dominio ocurre por el incumplimiento del comprador, el vendedor debe restituir las cuotas recibidas, salvo el derecho a una justa compensación por el uso de la cosa, además de los daños y perjuicios si hubiere lugar a ello.

Si se ha convenido que las cuotas pagadas queden a beneficio del vendedor a título de indemnización, el juez, según las circunstancias, solo cuando se hayan pagado cuotas que excedan de la cuarta parte del precio total de las cosas vendidas, podrá reducirla indemnización convenida.

Artículo 15. El aumento del valor adquirido por la cosa quedará sin indemnización, en provecho del vendedor con reserva de dominio cuando aquélla vuelva a éste por incumplimiento del comprador.

Artículo 16. No se aplicará a las cosas vendidas con reserva de dominio el privilegio que el Código Civil concede al arrendador sobre los muebles de otras personas de los cuales esté provisto el precio arrendado.

Artículo 17. La quiebra declarada del comprador será causa de resolución del contrato, con las consecuencias previstas en esta Ley, y dará derecho al vendedor a deducir de las cuotas que tengan que devolver, el monto de la compensación y el de los daños y perjuicios previstos en el artículo 14.

Artículo 18. No obstante lo dispuesto en el artículo precedente, la masa de acreedores del fallido puede conservar las cosas vendidas, pagando de una vez al vendedor todo cuanto se le adeude por razón de éstas últimas.

Artículo 19. Las acciones del vendedor contra los terceros prescribirán a los seis meses contados a partir del día en que debería ser pagado o terminado de pagar el precio de la cosa vendida con reserva de dominio.

Artículo 20. El vendedor puede oponerse al embargo de la cosa vendida con reserva de dominio, practicado por los acreedores del comprador o los de un tercero, presentando el contrato de venta que llene los requisitos previstos en el Artículo 5 de esta Ley.

Asimismo, el comprador puede oponerse al embargo de la cosa practicado por los acreedores del vendedor o los de un tercero.

Artículo 21. Cualquiera que sea su cuantía, las acciones legales que deriven de la aplicación de esta Ley, se iniciarán, sustanciarán y decidirán ante el juez competente por los trámites del juicio breve, conforme al procedimiento previsto en el Titulo XVI del Código de Procedimiento Civil.

Artículo 22. Cuando el vendedor ejerce la acción de reivindicación de la cosa vendida con reserva de dominio, el juez, al ordenar la citación del demandado, podrá decretar, a solicitud de parte, el secuestro de la cosa y su entrega al vendedor siempre que la demanda tenga apariencias de ser fundada y el vendedor constituya garantía suficiente para asegurar, caso de no prosperar la acción, la nueva entrega de la cosa vendida al demandado o la entrega de otra cosa equivalente y el pago de los daños y perjuicios causados por la medida decretada.

En el auto en que se acuerde la entrega de la cosa al vencedor, el Juez ordenará que antes de proceder a la ejecución de esta medida se deje constancia del estado en que se encuentre la cosa y se haga un avalúo de ésta por un perito que nombrará en el mismo auto. Este avalúo será la base para establecer los pagos que, eventualmente, deban hacerse las partes en razón de los derechos que esta Ley les acuerda.

Artículo 23. Se deroga la Ley sobre Ventas con Reserva de Dominio de fecha 14 de abril de 1955.

 

                                                                   Venta de propiedad horizontal                     

Propiedad horizontal

La propiedad horizontal es una institución jurídica que hace alusión al conjunto de normas que regulan la división y organización de diversos inmuebles, como resultado de la segregación de un edificio o de un terreno común.

En sí la propiedad horizontal no es un bien inmueble en particular sino un régimen que reglamenta la forma en que se divide un bien inmueble y la relación entre los propietarios de los bienes privados y los bienes comunes que han sido segregados de un terreno o edificio. La propiedad horizontal permite la organización de los copropietarios y el mantenimiento de los bienes comunes.

Se trata por tanto de aquella especial y seccional forma de división de la propiedad que se ejerce sobre viviendasoficinaslocales comercialesbodegas, estacionamientos, recintos industriales, sitios y otros en que se divida un condominio y que atribuye al titular de dichas unidades un derecho de propiedad absoluto y exclusivo sobre las mismas, y un derecho de copropiedad forzada respecto a los bienes de dominio común.

TÍTULO CUARTO, De las Enajenaciones

Artículo 31°

Los Registradores Subalternos, Jueces y Notarios se abstendrán de protocolizar, autenticar o reconocer según el caso, los documentos de enajenación, gravamen, arrendamiento, como dato o cualquier otra clase de negociación que verse sobre las cosas comunes definidas en el artículo 5° de esta Ley que se encuentren dentro del área de un edificio destinado a ser vendido en propiedad horizontal, de acuerdo con el correspondiente documento de condominio. Cualquier operación celebrada en contravención a esta disposición es nula de pleno derecho sin perjuicio de las sanciones civiles a que haya lugar.

Artículo 32°

No podrá registrarse ningún título de propiedad o de cualquier otro derecho sobre un apartamento si no se han cumplido las formalidades relativas a los planos arquitectónicos aprobados por los organismos correspondientes del inmueble y al condominio establecido en el artículo 26.

No podrá enajenarse ningún apartamento sin haber obtenido previamente los permisos de habitabilidad.
a) Las menciones correspondientes al Registro del Respectivo Documento de Condominio;
b) La designación del apartamento, con expresión del área correspondiente, situación, número o letra que lo distinga, linderos y demás circunstancias que sirvan para hacerlo conocer distintamente;
c) El porcentaje que represente el valor atribuido al apartamento en relación con el fijado a la totalidad del inmueble.

Artículo 33°

Los títulos a que se refiere el artículo anterior deberán contener:
a) Las menciones correspondientes al registro del respectivo documento de condominio;
b) La designación del apartamento con expresión del área correspondiente, situación, número o letra que lo distinga, linderos y demás circunstancias que sirvan para hacerlo conocer distintamente;
c) El porcentaje que representa el valor atribuido al apartamento en relación con el fijado a la totalidad del inmueble.

Artículo 34°

El contrato por el cual se enajena a título oneroso un apartamento es anulable a solicitud del adquirente cuando se establezca para éste la obligación de pagar todo o parte del precio antes de que se otorgue el correspondiente documento registrado de enajenación. La misma sanción civil acarreará la estipulación de que el adquiriente se obligue por letra de cambio u otro documento negociable antes de la protocolización del correspondiente título.

Parágrafo Único:
Sin embargo se podrá recibir todo o parte del precio o el adquiriente se podrá obligar por letras de cambio u otros documentos negociables, antes de que se otorgue el correspondiente documento registrado de enajenación, y aun cuando el inmueble esté hipotecado, únicamente si se cumple cualquiera de los requisitos de los requisitos siguientes:

  1. a)Que quien recibe todo o parte del precio en dinero o en instrumentos negociables, sea el propietario, del terreno donde el edificio se va a construir y que destine dichos fondos a financiar la construcción;
    b)Que se haya otorgado el documento de condominio correspondiente o se hayan obtenido los permisos de construcción respectivos;
    c) Que el propietario del inmueble, en los términos que establezca el documento, constituya garantía fiduciaria para responder de la devolución de cantidades recibidas y los daños y perjuicios que su incumplimiento pudiera ocasionar.
    En caso de celebrarse el convenio de arras previsto en el artículo 1.263 del Código Civil, éstas no podrán exceder del porcentaje del precio del apartamento objeto de la negociación que fija el Reglamento, y siempre que se dé cumplimiento a lo establecido en los literales anteriores. El propietario debe fijar plazo para cumplir su obligación de transferir la propiedad de lo vendido;
    d) Que quien recibe todo o parte del precio del inmueble, objeto del contrato, en dinero o en instrumentos negociables, pague al adquiriente intereses, a las tasas corrientes en el mercado inmobiliario institucional, sobre las cantidades recibidas.

Artículo 35°

En los contratos de venta de apartamentos cuyos precios haya que pagarse mediante cuotas, no podrá estipularse que la falta de pago de una o más cuotas dé lugar a la resolución del contrato o a la pérdida del beneficio del término que tenga el comprador respecto a las cuotas sucesivas, sino después de transcurrido cuarenta y cinco (45) días que se contarán a partir de la fecha de vencimiento de la primera cuota insoluta.

Artículo 36°

Resuelto el contrato de venta de apartamentos a plazo por cualquier causa que sea, el vendedor tiene derecho a una justa compensación por el uso de apartamento, equivalente al monto del interés legal sobre el precio fijado por las partes en el contrato resuelto, además de los daños y perjuicios si hubiere lugar a ello. Si se ha convenido que las cuotas pagadas queden a beneficio del vendedor a título de indemnización, el Juez según las circunstancias podrá reducir la indemnización convenida si el comprador ha pagado ya más de una cuarta parte del precio total del apartamento.

Artículo 37°

Las disposiciones anteriores se aplicarán sin perjuicio de la denominación que las partes dan al contrato, así como también a las promesas de venta y a los arrendamientos con opción de compra.

Artículo 38°

La enajenación de apartamentos que formen parte de un inmueble hipotecario produce de pleno derecho la división de la hipoteca, tanto en lo que respecta a su objeto como en lo que se refiere a la persona del deudor, en proporción al valor atribuido a cada apartamento de acuerdo con el artículo 7o. A tal efecto, en el documento de enajenación se indicará el monto de la hipoteca con que queda gravado el apartamento y la parte del precio que deba pagar el adquiriente al enajenante, después de deducido de dicho precio lo que le corresponda a su parte proporcional en el monto de la hipoteca. Sólo respecto de la parte del precio que ha de pagarse al enajenante podrán emitirse letras de cambio u otros documentos negociables. Tanto los pagos que deben hacer el adquiriente al enajenante como los que debe hacer el acreedor hipotecario se harán por intermedio de la administración del inmueble, salvo pacto en contrario.

Artículo 5°

Son cosas comunes a todos los apartamentos:
a) La totalidad del terreno que sirvió de base para la obtención del correspondiente permiso de construcción;
b) Los cimientos, paredes maestras, estructuras, techos, galerías, vestíbulos, escaleras, ascensores y vías de entrada, salida y comunicaciones;
c) Las azoteas, patios o jardines. Cuando dichas azoteas, patios o jardines sólo tengan acceso a través de un apartamento o local necesariamente serán del uso exclusivo del propietario de éste;
d) Los sótanos, salvo los apartamentos y locales que ellos se hubieren construido de conformidad con las Ordenanzas Municipales. Si en dichos sótanos hubieren puesto de estacionamiento, depósitos o maleteros se aplicarán las disposiciones especiales relativas a los mismos;
e) Los locales destinados a la administración, vigilancia o alojamiento de porteros o encargados del inmueble;
f) Los locales y obras de seguridad, deportivas, de recreo, de ornato, de recepción o reunión social y otras semejantes;
g) Los locales e instalaciones de servicios centrales como electricidad, luz, gas, agua fría y caliente, refrigeración, cisterna, tanques y bombas de agua y demás similares;
h) Los incineradores de residuos y, en general todos los artefactos, instalaciones y equipos existentes para el beneficio común;
i) Los puestos de estacionamiento que sean declarados como tales en el documento de condominio. Este debe asignar, por lo menos un puesto de estacionamiento a cada uno de los apartamentos o locales, caso en el cual el puesto asignado a un apartamento o local no podrá ser enajenado ni gravado sino conjuntamente con el respectivo apartamento o local. Los puestos de estacionamiento que no se encuentren en la situación antes indicada, podrán enajenarse o gravarse, preferentemente a favor de los propietarios, y, sin el voto favorable del setenta y cinco por ciento (75%) de ellos, no podrán ser enajenados o gravados a favor de quienes no sean propietarios de apartamento o locales del edificio. En todo caso siempre deberán ser utilizados como puestos de estacionamiento. El Ejecutivo Nacional, mediante reglamento especial, podrá autorizar una asignación diferente a la prevista en este artículo, en determinadas áreas de una ciudad y siempre que las necesidades del desarrollo urbano así lo justifiquen.
j) Los maleteros y depósitos en general que sean declarados como tales en el documento de condominio. Este puede asignar uno o más maleteros o depósitos determinados a cada uno de los apartamentos o locales o a algunos de ellos o uno de los apartamentos o locales o a algunos de ellos o uno de ellos. En tales casos los maleteros o depósitos asignados a un apartamento o local no podrán ser enajenados ni gravados sino conjuntamente con el respectivo apartamento o local;
k) Cualesquiera otras partes del inmueble necesarias para la existencia, seguridad, condiciones higiénicas y conservación del inmueble o para permitir el uso y goce de todos y cada uno de los apartamentos y locales;
l) Serán asimismo cosas comunes a todos los apartamentos y locales, las que expresamente se indiquen como tales en el documento de condominio, y en particular los apartamentos, locales, sótanos, depósitos, maleteros o estacionamientos rentables, si los hubiere, cuyos frutos se destinen al pago total o parcial de los gastos comunes.

VENTA DE PARCELAS.

 

Las formas modernas de venta determinan la aparición de situaciones jurídicas no siempre previstas en el Código Civil Venezolano. Este hecho se hace manifiesto en materia de contratos de venta de inmuebles, los cuales se caracterizan por el desarrollo de modalidades que encierran graves peligros o riesgos para el comprador. Es el caso de la venta con reserva de dominio, la venta de inmuebles de propiedad horizontal, y el caso de la venta especial que nos ocupa en el presente trabajo“La Venta de un Inmueble por Parcelas y por Oferta Pública”.

La ausencia de disposiciones en el Código Civil que tutelaran de manera especial esta figura jurídica trajo como consecuencia, entre otros problemas, que los enajenantes de inmuebles por parcelas, urbanizadores y parceladores no cumplieran con sus obligaciones para con el comprador, que se realizara publicidad engañosa induciendo a la compra de las parcelas y urbanismos, y que en muchas ocasiones los adquirentes vieran defraudados sus derechos y perdidas sus cuotas ya pagadas.

 

Por todas estas razones surge la “Ley de Ventas de Parcelas”que viene a regir como la venta de parcelas por oferta pública, y cuya fin esencial es dar protección jurídica a los adquirentes de parcelas frente a los fraudes de los enajenantes de las mismas; asegurándoles en la medida de lo posible la realización de las obras y servicios prometidos en un plazo especifico, poner fin a los frecuentes abusos de la propaganda comercial, entre otras soluciones.

Esta Ley guarda algo de semejanza con la Ley de Propiedad Horizontal y con la Ley de Venta con Reserva de Dominio, en cuanto a las limitaciones de las ventas por documento privado, a la protección de los adquirentes de un inmueble gravado especialmente si está hipotecado, y a la limitación de ciertas cláusulas contractuales en materia de venta por cuotas.

 

LEY DE VENTA DE PARCELAS

Artículo 1°. La enajenación de inmuebles urbanos y rurales por parcelas y por oferta pública, se rige por las disposiciones de la presente Ley.

Se entiende como oferta pública a los fines de esta Ley, la que se haga por cualesquiera de los medios usuales de propaganda comercial.

Artículo 2°. Antes de proceder a la enajenación de un inmueble por parcelas y por oferta pública, el propietario o los copropietarios protocolizarán en la correspondiente Oficina Subalterna de Registro de la ubicación del inmueble, un documento que se denominará “Documento de Urbanización o Parcelamiento”, en el cual harán constar:

  1. La voluntad de destinar el inmueble a la enajenación por parcelas;
  2. La denominación del inmueble, si la tiene, y su ubicación, área, linderos, medidas y demás características que sirvan para hacerlo conocer distintamente;
  3. La relación cronológica de los títulos de adquisición en los veinte años anteriores, con indicación de la naturaleza de estos títulos y de la fecha y datos de registro de los documentos correspondientes;
  4. El porcentaje que represente el valor atribuido a cada parcela en relación con el valor fijado para la totalidad del área destinada a la venta, a los efectos del artículo 13 de esta Ley;
  5. El número de parcelas en que se dividirá el inmueble con  forme al plano de urbanismo o parcelamiento, con indicación a su vez del número de parcelas destinadas a un mismo uso y con igual zonificación;
  6. Las condiciones generales de urbanización o parcelamiento, y, especialmente, la relación de las obras y servicios esenciales con indicación del término dentro del cual estarán terminadas y en capacidad de cumplir cabalmente su finalidad de conformidad con las leyes y ordenanzas municipales, así como la constancia de la aceptación de los respectivos proyectos por los organismos competentes.
  7. Los gravámenes y las limitaciones de la propiedad que existan sobre el inmueble, con indicación de la fecha y datos de registro de los documentos respectivos.

Parágrafo Único: La protocolización de los documentos exigidos en este artículo podrá ser hecha para sectores parciales de la urbanización o parcelamiento general proyectado, en cuyo caso sólo se podrán ofrecer y enajenar las parcelas comprendidas en dichos sectores.

Artículo 3° El Registrador no protocolizará el Documento de Urbanización o Parcelamiento si no contiene todas las menciones exigidas por el artículo anterior al protocolizar el documento, deberá estampar las notas marginales a que se refiere el artículo 1.926 del Código Civil.

Artículo 4°. Las modificaciones o reformas en la zonificación de la urbanización o parcelamiento que fueren aprobadas por las autoridades competentes, con posterioridad a la fecha de protocolización del documento requerido por el artículo 29 de esta Ley, se harán constar en un documento que también será protocolizado.

El documento mencionado deberá acompañarse con los planos y memorias técnicas correspondientes, que serán agregados al respectivo cuaderno de comprobantes, y el Registrador estampará la nota marginal pertinente.

Artículo 5°. Toda enajenación por parcelas y por oferta pública será nula si no se hubiere protocolizado previamente el correspondiente Documento de Urbanización o parcelamiento. El propietario o los copropietarios de un inmueble que procedan a su enajenación por parcelas  y por oferta pública sin haber protocolizado el Documento de Urbanización o Parcelamiento serán castigados con prisión de cinco (5) a veinte (20) meses.

Artículo 6°. El registrador no protocolizará el Documento de Urbanización o Parcelamiento, en los casos en que el inmueble destinado a ser vendido por parcelas y por oferta pública hubiese sido dado en garantía hipotecaria, si no consta en forma auténtica el consentimiento del acreedor hipotecario para tal destino.

Artículo 7°. Las regulaciones del Documento de Urbanización o parcelamiento, se considerarán incluidas en los contratos entre el propietario o los copropietarios del inmueble y los adquirentes de las parcelas y producirán efectos también para los causahabientes de las partes por cualquier título.

Artículo 8°. El Registrador no protocolizará título alguno de propiedad de cualquier otro derecho real sobre una parcela enajenada por oferta pública, si no se ha protocolizado el Documento de Urbanización o Parcelamiento.

Sin perjuicio de lo establecido en la Ley de Registro Público para los documentos que se presenten para la protocolización, esos títulos deberán contener las menciones correspondientes al registro del Documento de Urbanización o Parcelamiento y la descripción de la parcela de modo que sirva para hacerla conocer distintamente con expresa referencia a su ubicación en el plano acompañado al dicho Documento de Urbanización o Parcelamiento.

Artículo 9°. El contrato por el cual el propietario o los copropietarios enajenan una parcela a título oneroso. es anulable no obstante pacto en contrario, a solicitud del adquirente cuando éste se obligue a pagar todo o parte del precio antes de otorgarse el respectivo documento registrado. Esta sanción procederá igualmente cuando el comprador se haya obligado con anterioridad a aquél otorgamiento por le tras de cambio u otros documentos negociables.

Anulado el contrato, se castigará con pena de prisión de cinco a veinte meses, y a instancias del adquiriente, al enajenante que hubiese recibido pagos en razón del contrato o de letras de cambio u otros documentos negociables emitidos en su ejecución o que hubiese trasmitido títulos.

Artículo 10. El Registrador no protocolizará el documento constitutivo de una hipoteca, en los casos en que un inmueble destinado a ser vendido por parcelas y por oferta pública fuere dado en garantía hipotecaria, con posterioridad a la protocolización del Documento de Urbanización o Parcelamiento, si no indica la destinación del inmueble y hace mención expresa de los datos de registro del Documento de Urbanización o Parcelamiento.

Artículo 11. Si las partes presentaren para su protocolización un documento de enajenación de parcelas que formen parte de un inmueble gravado por cualquier título, y en el documento no se indica la existencia del gravamen ni, en caso de que éste fuera una hipoteca, las menciones exigidas en el artículo 13, el Registrador advertirá expresamente al adquirente, de la existencia de los gravámenes y de todos sus particulares, dejando constancia de ello en la correspondiente nota de registro.

Artículo 12. El contrato por el cual se enajena una parcela perteneciente a un inmueble gravado por cualquier título, es anulable a solicitud del adquirente si no se expresa en él la existencia del gravamen o no se hace, en el caso a que se refiere el artículo anterior, la advertencia correspondiente.

Artículo 13. La enajenación de parcelas que formen parte de un inmueble hipotecario produce de pleno derecho la división del crédito garantizado y de la hipoteca, en proporción al porcentaje atribuido a cada parcela en el Documento de Urbanización o Parcelamiento.

A tal efecto, en el documento de enajenación se indicará el monto de la hipoteca con que queda gravada la parcela y la parte del precio que deba pagar el adquirente al enajenante, después de deducido de dicho precio lo que deberá entregar directamente al acreedor hipotecario.

Sólo respecto de la parte del precio que ha de pagarse al enajenante podrán emitirse letras de cambio u otros documentos negociables.

Artículo 14. Queda prohibida la venta de parcelas ubicadas en zonas que, en los documentos protocolizados según el artículo 2° de esta Ley, aparezcan destinadas a áreas verdes o a otros servicios comunales. En consecuencia, será nulo cualquier acto o documento otorgado en contravención a lo dispuesto en este artículo y su protocolización se tendrá como inexistente.

Artículo 15. Sin perjuicio de la responsabilidad civil en que incurra, el Registrador que contravenga lo establecido en los artículos 3°, 5° 7, 9° y 10 de esta Ley será sancionado con multa de quinientos bolívares (Bs. 500), a diez mil bolívares (Bs. 10.000), de conformidad con el procedimiento previsto en la Ley de Registro Público. En caso de reincidencia será sancionado con la destitución del cargo.

Artículo 16. En los contratos de venta de parcelas cuyo precio haya de pagarse mediante cuotas, la falta de pago de menos de tres cuotas, y no obstante convenio en contrario, no dará lugar a la resolución del contrato ni a la pérdida del beneficio del plazo, sino al cobro de las cuotas insolutas y de los intereses moratorios a la rata corriente en el mercado.

Artículo 17. Resuelto el contrato de venta de parcelas a plazo por cualquier causa que sea, sí se ha convenido que las cuotas pagadas o determinado porcentaje de éstas queden a beneficio del vendedor, a título de indemnización, el Juez, según las circunstancias, podrá reducir la indemnización convenida si el comprador ha pagado ya más de una cuarta parte del precio total.

Artículo 18. Las disposiciones anteriores, se aplicarán sin perjuicio de la denominación que las partes den al contrato, así como a las promesas de venta y a los arrendamientos con opción de compra.

Artículo 19. En cuanto a las ventas de parcelas en inmuebles rurales, se aplicarán, sin perjuicio de lo establecido en esta Ley, las disposiciones de la Ley de Reforma Agraria.

Artículo 20. En los anuncios u otros medios de propaganda de venta de parcelas, deberá mencionarse la fecha y datos de registro del Documento de Urbanización o Parcelamiento y las fechas y números de los permisos de construcción respectivos. El incumplimiento de esta disposición será sancionado con multas de cien bolívares (Bs. 100) a un mil bolívares (Bs. 1.000), por cada infracción. Para la aplicación de las multas se seguirá el procedimiento pautado en los artículos 413 y siguientes del Código de Enjuiciamiento Criminal.

Artículo 21.  Serán castigados con pena de prisión de cinco a veinte meses quienes en anuncios u otros medios de propaganda de venta de parcelas hagan falsas afirmaciones sobre la urbanización o parcelamiento, que induzcan a engaño al público.

Podrá imponerse, además de la pena de prisión, multa de quinientos bolívares (Bs. 500), a diez mil bolívares (Bs. 10.000). Son competentes para el conocimiento de estos juicios los Jueces de Primera Instancia en lo Penal de la respectiva jurisdicción, quienes actuarán únicamente a instancia de la persona que, inducida por el engaño, hubiere adquirido una parcela.

Artículo 22. En caso de que los hechos incriminados en esta Ley fueren imputables a una persona jurídica, la pena corporal prevista recaerá sobre sus administradores responsables. No obstante, las multas se impondrán a las personas jurídicas.

Artículo 23. La presente Ley entrará en vigencia ciento ochenta días después de su publicación en la GACETA OFICIAL DE LA REPUBLICA DE VENEZUELA. No obstante, los artículos 21 y 22 serán de aplicación inmediata.

Artículo 24. El Documento de Urbanización o Parcelamiento a que se refiere el artículo 29 de esta Ley deberá ser protocolizado también por el propietario o los copropietarios que hayan iniciado, pero no concluido, la enajenación de su inmueble por parcelas y por oferta pública, con anterioridad a la entrada en vigencia de esta Ley. Sin embargo, en este caso, si el inmueble hubiere sido dado en garantía hipotecaria, el Documento de Urbanización o Parcelamiento podrá ser protocolizado sin el consentimiento del acreedor hipotecario requerido por el artículo 6°, pero si faltare dicho consentimiento, no se aplicará lo dispuesto en el artículo 13.

Si el término fijado por los propietarios o los copropietarios con forme al inciso f) del artículo 29 fuere considerado excesivo por cualquiera de los adquirentes de parcelas, éste podrá pedir judicialmente la definitiva fijación de dicho término.

Parágrafo Único: Cuando la enajenación del inmueble prevista en este artículo hubiere concluido sin haber terminado las obras y servicios determinados en el inciso f) del artículo 29 de esta Ley, los adquirientes de parcelas podrán pedir judicialmente la fijación de término para la ejecución de aquellos.

Artículo 25. Se declaran inaplicables a la materia objeto de esta Ley todas las disposiciones que se opongan al cumplimiento de las mismas.

 

Venta de fundo rustico

Fundo: Una finca, también denominada en derecho fundo o predio, es una propiedad inmueble que se compone de una porción delimitada de terreno.

La delimitación, llamada linde, puede ser física, mediante vallasmojones u otros sistemas, o simplemente jurídica, mediante la descripción en una escritura de propiedad.

La finca representa el bien inmueble por excelencia: la tierra. Ha tenido una gran importancia desde la antigüedad por su relevancia económica en las épocas previas a la industrialización, y ha sido por ello símbolo de riqueza y prosperidad. Así pues, la regulación de los bienes inmuebles ha sido muy extensa desde épocas muy antiguas. Se diferencia del inmueble ordinario por su carácter económico, ya que una finca es un inmueble que normalmente se destina para trabajar u obtener una renta de él.

 

Venta de ejidos

Un ejido (del latín exitum) es una porción de tierra no cultivada y de uso público; también es considerado, en algunos casos, como bien de propiedad del Estado o de los municipios. Para México, el ejido es una propiedad rural de uso colectivo aún existente, y que fue de gran importancia en la vida agrícola de ese país. En elsur de España se denomina ejido al conjunto de varias eras situadas en terreno comunal.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ley orgánica del poder público municipal

 

 

 

La cesión o venta de un crédito.

Se dice que un crédito puede ser vendido, si se vende un crédito, se da un contrato entre un vendedor y un comprador, en el cual se transmite la propiedad del crédito de manera automática, por un acuerdo de voluntades (obligación de dar) y a su ves el vendedor se obliga a hacer la tradición y el comprador a pagar el precio. Entonces, la esencia del contrato de venta es la transmisión de la propiedad; y la venta de un crédito trae como consecuencia la transmisión de la propiedad de un crédito.

Derechos personales

Derechos personales o créditos son los que solamente pueden reclamarse de ciertas personas, que por un hecho suyo o la sola disposición de la Ley han contraído las obligaciones correlativas.1

Si tenemos en consideración que las obligaciones se establecen entre personas (un Sujeto activo y un Sujeto pasivo) las llamaremos derechos personales, si tomamos en cuenta al sujeto activo a acreedor que tiene la posibilidad de ejercer una acción contra el deudor, fundada en su crédito, las llamaremos derechos creditorios, y si apuntamos hacia el sujeto pasivo que debe cumplir una prestación a la que está obligado, le daremos el nombre de obligaciones.

Cualquiera sea la denominación escogida, los derechos personales, creditorios u obligaciones, suponen un vínculo jurídico establecido entre dos partes (una acreedora y otra deudora) por el cual la parte acreedora, puede demandar a la deudora el cumplimiento de una prestación, surgiendo para esta última una responsabilidad.

En el antiguo Derecho romano, hasta la Ley Poetelia Papiria, del año 286 a. C., entre deudor y acreedor nacía un vínculo físico, no jurídico, ya que el deudor respondía con su propia persona, a través del “nexum”, por la obligación contraída. A partir de la ley citada, la garantía de cumplimiento de las deudas contraídas, pasó a ser el patrimonio, y allí nació la relación o sujeción de derecho del deudor, con respecto al acreedor, para poder accionar por vía judicial, sobre los bienes del deudor, ante su incumplimiento, y no de hecho, sobre su persona física.

Se está frente a un derecho distinto a los derechos reales en su estructura; mientras lo que caracteriza al derecho real es una relación sujeto-objeto, a los derechos personales los caracteriza una relación entre sujetos.

El Derecho creditorio o personal, está dotado de menos eficacia porque sólo permite que el acreedor persiga el pago de la deuda del propio obligado. De esto se sigue que el derecho real es de carácter absoluto Erga omnes y el personal relativo.

Son siempre temporales, aunque pueden llegar a tener una larga duración. El transcurso del tiempo tiene la virtud de hacer adquirir derechos reales (Usucapión), al paso que es factor de extinción de los derechos personales.

La cesión de crédito es un contrato por el cual una parte (cedente) se obliga a transferir a otra (cesionario), un crédito no endosable que tiene a su favor contra un tercero (cedido) y la otra (cesionario) se obliga a pagar un precio por esa cesión[1].  

El contrato de cesión de crédito es un título hábil para la transmisión de la propiedad de un derecho de crédito contra un deudor en particular.

Si el crédito es endosable, no se requiere un contrato de cesión de crédito para que opere su transmisión, puesto que ésta se logra mediante el endoso y la entrega del título donde está incorporado el crédito.

  1. Partes en el contrato de cesión de crédito

Las partes en este contrato son dos: el cedente (poseedor del crédito) y el cesionario (futuro titular).

Además de estas personas existe un tercer sujeto que, si bien no es parte, está interesado en la cesión: es el deudor del crédito en cuestión a quien se llama cedido.

 

Efectos de la cesión de crédito.

  • En la cesión de crédito el cesionario se coloca en el lugar del cedente, antiguo acreedor. En esto coincide la cesión de crédito, la subrogación y la novación por cambio de acreedor.
    • El titular del derecho cambia, pero no el derecho, que continúa idéntico a sí mismo y pasa al cesionario con los accesorios que contiene: hipotecas, privilegios, fianzas; etc., con las ventajas que le son inherentes, las imperfecciones, las taras que puedan afectarlo y que lo hacen anulable, rescindible, resoluble, etc. El crédito se comporta en poder del cesionario, lo mismo que antes en poder del cedente; civil, comercial o laboral, puro y simple, a término o bajo condición.
    • El crédito cedido sigue siendo un título ejecutorio si al momento de la cesión tenía esa condición.
    • El deudor cedido, podrá oponer al cesionario, el nuevo acreedor, todos los medios de defensa de que disponía con relación al cedente, el antiguo acreedor.

Responsabilidad del cedente

El cedente es la persona que transfiere mediante la cesión un crédito a otra persona denominada cesionario, cuando se efectúa la cesión la responsabilidad del cedente frente al cesionario consiste en:

  • Responder por la existencia del titulo al momento en el cual se celebro la cesión.
  • Se hace responsable de la solvencia del deudor, dicha isolvencia puede ser presente o futura como bien lo establezcan las partes  en el acto de la cesión.

 

  • CESIÓN DE DERECHOS DE HERENCIA.

La cesión de un derecho de herencia puede hacerse a cualquier titulo> de vente, donación, permuta, aporte en sociedad, etc.

Definición y extensión.

La cesión de un derecho de herencia es el acto en virtud del cual una parte transfiere a otra los derechos que le corresponden dentro de una sucesión presente, como heredero o legatario, titulo oneroso o gratuito.

Comprende, por tanto> la realización de una acto de disposición de una universalidad patrimonial o de una asignación singular en una sucesión> supone pues, la existencia de una cesión por cuanto el derecho a suceder por causa de muerte a una persona viva no puede ser materia de caso jurídico> ya que> al tenor de lo dispuesto en el artículo 1520 del código Civil> tiene objeto ilícito y conseguimiento, adolece de nulidad absoluta.

Quien traspasa los derechos de herencia no trasmite su calidad de heredero, sino, simplemente, el interés que le asiste en la sucesión del causante o de jujus de índole patrimonial. Se debe entender, así mismo, que cuando se habla de sucesión no es en el sido estrictamente de proceso sino se extiende al momento en que el causante fallece.

La cesión debe tratar, únicamente, sobre los derechos hereditarios o sobre la asignación singular. La cesión de los derechos, de herencia nace sobre bienes determinados, es una verdadera venta de cosa ajena, hasta tanto no se verifique la partición de los bienes que componen el activo patrimonial, forma parte de la masa hereditaria, contiene una venta de cosas ajenas,, tener derecho sobre la universalidad, del cujus. Anticiparse a una participación cuyos alcances no se pueden determinar de antemano, puede darse el caso que no se le adjudique al cesionario del bien cedido> el verdadero dueño es otro heredero, a quien la ley le asignan las acciones de dominio, cualquiera de los herederos puede interponer la acción reinvicatoria a nombre de la sucesión sobre el bien o bienes expresamente dispuestos por el heredero cedente.

Características de la cesión

Por cuanto se requiere de escritura pública este requisito de la solemnidad es aplicable exclusivamente a la cesión de derechos, de herencia cuando se hace titulo de venta. Que debe hacer el traspaso se debe hacer inequívoca y públicamente, encierra en si, una contingencia, en el resultado de la cesión la transferencia por causa onerosa encara un aIea, aunque se conozca, a! momento de hacerse la transmisión, el activo y el pasivo sucesora. Puede ocurrir, que inventarios de manera adicional.

La corte suprema de justicia ha venido sosteniendo, que la cesión tiene el carácter de conmutativo, cuando se ha fijado los elementos, integrantes del patrimonio herencial, y los valores de los bienes relictos, cuando al momento de efectuarse la cesión se conoce de manera cierta por los contratantes la cuantía de activos y del pasivo de la sucesión y el numero y calidad de los activos

Improcedencia de la lesión enorme en la cesión de derechos herenciales

Dijo la corte, si el patrimonio de la sucesión esta presentado solo en bienes raíces, el derecho de herencia cedido será inicial, esta integrado únicamente por los bienes muebles y no procederá ¡a rescisión. Para el caso de que los bienes sean muebles, e inmuebles, la rescisión será mueble y no procederá la rescisión será posible en caso de que la lesión enorme aparezca teniendo en cuenta solo el valor de los bienes raíces

La cesión del derecho de herencia no tiene por objeto una cuota en la universalidad patrimonial del causante.

Sea cual fuere la naturaleza de los bienes que componen el patrimonio del causante, el traspaso de los derechos será sobre la universalidad del de cujus.

La cesión de derecho de herencia es siempre aleatoria aun cuando la transferencia se haga una vez conocido y el pasivo susesoral, si eso es así se tiene que excluir la lesión enorme, porque sabido es que esta institución no es de recibo en esta clase de actos jurídicos.

Responsabilidad del cedente

La responsabilidad del cedente se localiza exclusivamente en la calidad que le ha servido para hacer la cesión o sea de heredero o legatario no puede responder de nada mas.

Si el cedente declara de manera expresa, cuales son los bienes que componen el activo de la sucesión, esta creando un grado de responsabilidad convencional especial; que los bienes señalados se integran el patrimonio del causante, y sobre esa base debe responderle al cesionario, quien podría pedir la revolución con indemnización de perjuicios, por incumplimiento de lo pactado.

Respecto de la calidad de heredero, hay que entender que responde solamente quien al momento de hacer la cesión tenia un interés patrimonial dentro de la sucesión del cujus.

Si la cesión es a titulo gratuito, el cedente no responde ni siquiera de la calidad de heredero o legatario es el carácter de la transferencia el que impone, en ultima, la noción de responsabilidad.

Situación del cesionario

El cesionario tiene que hacerse reconocer dentro de la sucesión y sustituir, de esa manera, al cedente dentro del proceso, a fin de cobijare en los derechos del heredero o legatario.

Puede ocurrir que el cesionario no se haga reconocer en el proceso, de suerte que la partición liquidación y adjudicación, se hace teniendo en presencia del cadente, que será considerado como dueño de estos derechos, por el silencio del cesionario.

Salvo estipulación en contrario, cediéndose, una cuota hereditaria cederse al mismo tiempo las cuotas hereditarias que el derecho de acrecer sobrevenga a ella. Es decir, en favor del cesionario opera el crecimiento tal como si fuera el cedente el interesado.

  • DEFINICIÓN DE CESIONES DE DERECHO LITIGIOSO.

Cesión de derecho litigioso es el acto jurídico en virtud del cual una persona transfiere a otra, a titulo oneroso, o gratuito, los derechos personales, que se controvierten en juicio esta concesión cesión. Este titulo consiste en un documento privado, a un en el caso en que la controversia trate sobre inmuebles.

Que un derecho sea litigioso se requiere notificación judicial de la demanda significa en consecuencia, que antes de notificarse la demanda, no se significa en consecuencia, que antes de notificarse la demanda no se puede admitir que un derecho sea litigioso, por que sean partes admitidas o no1 para que toda controversia adquiera la naturaleza litigiosa.

Prestación de la demanda, auto admisorio de la demanda y notificación de la demanda

Características de la cesión

Relata, por la naturaleza de la cesión “un evento incierto de la litis” de carácter aleatorio de la cesión de los derechos litigiosos por cuanto el cedente no puede responder el pleito. El cedente, eso sí, debe responder por la existencia del proceso o de la litis, frente al cesionario, y su responsabilidad se limita a este aspecto.

Situación procesal del cesionario.

Una vez que se ha transmitido el derecho litigioso, el cesionario deberá hacerse reconocer dentro del proceso respectivo, con el fin de lograr la decisión que le interesa. El reconocimiento se puede hacer de dos maneras:

  • Cuando el cedente se dirige al juez, por medio de un memorial, poniendo en conocimiento la cesión de los derechos y acompañados el titulo contentivo de la cesión y pidiendo se declara al cesionario subrogado en los derechos controvertidos.
  • Es el propio cesionario del derecho litigioso, quien pide su reconocimiento corno tal presentando el titulo que acredita la cesión.

Al producirse el reconocimiento del cesionario, éste entra a sustituir al cedente del juicio5 con las consecuencias que puedan derivarse de la litis, El cesionario debe cubrir todos los gastos que se ocasionen dentro del proceso, a partir de ese momento, Sin que pueda exigir al cedente, reconocimiento de suma alguna por ese concepto, salvo estipulación en contrario.

 

MODALIDADES EN LA VENTA DE MUEBLES E INMUEBLES.

Sabemos que las modalidades son las modificaciones que el legislador hace a principios generales para evitar que la aplicación de éstos traigan situaciones conflictivas, en la venta de muebles e inmuebles, nuestra legislación trae varios casos en que la transmisión del derecho de propiedad o cumplimiento de la obligación de dar; se efectúa en un momento posterior a aquel de la celebración del contrato y entre estos casos tenemos:

Muebles:.

  • Peso, Cuenta y Medida.
  • Alzada o en Globo.
  • A Prueba.
  • Ensayo Previo.
  • Venta Futura.
  • Venta Aleatoria.

Inmuebles:

  • Venta por Cabida y en Globo.
  • Venta “de visu”.

Teniendo claro que es una modalidad y lo que vamos a investigar sobre la misma el presente trabajo expositor a desarrollar nos dejara un conocimiento total sobre el tema.,

Desarrollo
Modalidades en la venta de Muebles e Inmuebles:

Ciertas situaciones que van alterar principios generales y que las impone el legislador para evitar mayores problemas. Esas modalidades las dividiremos atendiendo a su objeto, en:

  • Modalidades en la venta de cosas muebles.
  • Modalidades de la venta de cosas inmuebles.

Muebles:

a-) Peso, Cuenta y Medida: Estas no son perfectas sino hasta el momento que se pesen, cuenten o midan, y cuando se dice que no son perfectas no se está diciendo que es imperfecto el contrato porque éste ya se produjo o ya se originó, esto en virtud que se ha emitido el consentimiento lo que esta significando el legislador. Es que la propiedad no se transmite del vendedor al comprador y en consecuencia el vendedor sigue corriendo con los riesgos de la cosa, esto no lleva a recordar aquel principio del derecho de la cosa perece para su dueño.

Artículo 1.475 “Cuando se trata de mercancías vendidas con sujeción al peso, cuenta o medida, la venta no es perfecta en el sentido de que las cosas vendidas quedan a riesgo y peligro del vendedor, hasta que sean pesadas, contadas o medidas”.

La modalidad que trae este articulo es que el efecto real automático de la venta, que está contenido en el artículo 1.161, en este caso no funciona . Puede el comprador y el vendedor estar de acuerdo en precio y cosa , pero en este caso en contra del principio general , no se ha producido la transferencia automática de la propiedad.

La segunda modalidad que se encuentra en el articulo y que va a alterar, está también en el artículo 1.161 , porque si el comprador y el vendedor están deacuerdo en precio y cosa el riesgo es para el comprador pero en caso del artículo 1475 el riesgo es para el vendedor.

Entonces este artículo tiene 2 modalidades con respecto a los principios generales establecidos en el artículo 1.16. Y lo que obliga al legislador a establecer estas modalidades es que la cosa vendida debe ser pesada,medida o ontada para que la venta se perfeccione.

Ejemplo:

Si se es propietario de un almacén y un sujeto “X” visita a éste en calidad de comprador; él quiere comprar 50 latas de manteca, el dueño acepta la comprar él informa que no hay problema, se las vende. El comprador “X” le informa al vendedor que necesita hacer una diligencia cerca del almacén y que en 15 minutos estaría de vuelta, al salir éste del almacén ocurre un terremoto y se destruye el negocio ¿Quién pierde las latas de manteca? El Vendedor, porque a pesar de haber consentido la venta, no se ha pesado, no se ha contado y no se ha medido.

b-) Alzada o en Globo: Alzada se refiere a la totalidad de una cosa. En globo se refiere al conjunto total o parcial de una cosa. Son aquellos donde las ventas de mercancías se perfeccionan inmediatamente.

Artículo 1.476 “Si, al contrario, las mercancías se han vendido alzadamente o en globo. La venta queda perfecta inmediatamente. Se juzga que la venta se ha hecho alzadamente o en globo, si las cosas se han vendido por un solo precio, sin consideración al peso al número o la medida, o cuando, aunque se haya hecho mérito de esto ha sido únicamente para determinar el monto del precio”.

Ejemplo:

Si se es propietario de un almacén y un sujeto “X” visita a éste en calidad de comprador; él quiere comprar la totalidad de la existencia de latas de manteca, el dueño acepta la comprar él informa que no hay problema, se las vende, hay consentimiento entre el vendedor y el comprador. El comprador “X” le informa al vendedor que necesita hacer una diligencia cerca del almacén y que en 15 minutos estaría de vuelta, al salir éste del almacén ocurre un terremoto y se destruye el negocio ¿Quién pierde las latas de manteca? El Comprador, porque se consintió la venta, se está comprando en globo, no se va a pesar, ni a contar ni a medir.

c-) A Prueba: Son aquellas que no quedan perfecta sino hasta el momento en que el comprador haya hecho conocer su aceptación en el plazo fijado por el uso, es decir, son objetos que se venden con la condición que los gusten o los prueben para conocer si la calidad de los que está comprando es lo que desean.

Artículo 1.477 “En cuanto a las mercancías que se acostumbra gustar o probar antes de comprarlas, no queda perfecta la venta hasta que el comprador no haya hecho conocer su aceptación en el plazo fijado por la convención o por el uso”.

Aquí la modalidad no funciona como condición suspensiva porque el comprador solo está obligado a probar, no a comprar. El único obligado que aparece aquí es el vendedor: está obligado a vender. De manera que la modalidad esta aquí en que se ha transformado esta venta en unilateral: el único obligado es el vendedor. Por la vía del pacto no pueden vendedor y comprador convenir una venta unilateral, porque eso sería ir contra una de las características esenciales de la venta: la bilateralidad. Pero el legislador si puede entrar a lo esencial, y aquí, para salvar situaciones, lo hace. Impone al comprador la obligación de probar pero no de comprar ; el único obligado desde el punto de vista del contrato es el vendedor.

d-) Ensayo Previo: Son aquellos que se juzgan, hechos bajo condición suspensiva, es decir, hay cosas que bien sea porque está, sujetas a determinado mecanismos o porque hay que probar el material con que están hechas, se le da la oportunidad al comprador de que las ensaye primero.

Artículo 1.478 “La venta sujeta a ensayo previo se juzga hecha siempre bajo condición suspensiva”.
Debemos recordar que una venta estará sujeta a condición suspensiva cuando el hecho cuando el hecho que la perfecciona es ajeno a las partes. Aquí hay una condición suspensiva porque el comprador puede someter la cosa a ensayo previo, y si el resultado o análisis de ese ensayo sale bien, el comprador está obligado a comprar porque ese resultado no depende del aspecto subjetivo sino que es exterior a él.

e-) Venta Futura: Es donde la transferencia se supone que la misma lleguen a existir.

Esta venta es válida, salvo los casos previstos en los artículos 1.156 y 1.484 del código civil donde la prohibición nace no de la imposibilidad sino de la ilicitud del objeto. Las principales formas de venta de cosas futuras son:

  1. a) la venta de rei speratae, en la cual las partes subordinan la operación a que la cosa llegue a existir.

b)la venta “spei” en la cual las partes no subordinan el contrato a que la cosa llegue a existir en caso en el cual lo vendido es en realidad una simple posibilidad.

Cuando el bien o derecho se va a transferir versa sobre una cosa futura. La transferencia de la propiedad ocurre cuando la cosa existe para el momento del perfeccionamiento del contrato. Esto es perfectamente válido, pero está sometido a la condición de que la cosa tenga existencia, si la cosa no llega a tener existencia la venta es nula.

f-) Venta Aleatoria: Son aleatorios los contratos en los que el monto de una de las prestaciones o de ambas no está determinado de una manera fija, sino que depende de un acontecimiento incierto (art. 2051). Tal es el caso de la renta vitalicia, en la cual una de las partes entrega un capital a cambio de una renta que durará toda la vida del que la recibe. El alcance económico de la promesa hecha por el deudor de la renta es impreciso; depende de la duración de la vida de la otra parte. Y el contrato será más o menos ventajoso según ésta viva poco o mucho tiempo. Otros ejemplos de contratos aleatorios son los siguientes: la venta de una cosa futura, cuando el comprador toma sobre sí el riesgo de que la cosa no llegare a existir; la venta de cosa existente pero sujeta a un riesgo, cuando el comprador toma el riesgo a su cargo (art. 1332), el contrato de seguro, el de apuesta o juego, etcétera.

Hay una estrecha analogía entre condición y contrato aleatorio; en ambos casos los derechos de las partes dependen de un acontecimiento futuro e incierto. Pero lo que está en juego en la condición es la existencia misma de los derechos, en tanto que en los contratos aleatorios es la mayor o menor extensión de esos derechos. Aun esta diferencia desaparece en algunos casos; así, por ejemplo, en el contrato de seguro, la indemnización se debe si ocurre la condición prevista; lo mismo pasa en el caso del juego o apuesta, en la venta de una cosa futura, etcétera.

En los contratos aleatorios, las partes asumen deliberadamente el riesgo de que el contrato pueda resultar desventajoso, especulando con la posibilidad contraria. Nadie puede quejarse, por lo tanto, de la falta de equilibrio económico de las contraprestaciones definitivamente resultantes. Por excepción, puede admitirse la aplicación de la lesión a los contratos aleatorios, cuando la diferencia de las contraprestaciones sea de tal carácter que ni la misma alea pueda justificarla. Así, por ejemplo, cuando se compra una cosa que puede o no llegar a existir y se paga mucho más de lo que ella valdría, aun existiendo. En efecto, cuando el comprador asume el alea de que la cosa no exista, se supone que ofrecerá menos precio de lo que ella vale. Pedro ofrece 100 por una cosa que, de existir, valdrá 200. El contrato es normal; ninguna de las partes podrá invocar la lesión. Pero si ofrece 200 por lo que aun existiendo vale 100, el contrato puede resolverse por lesión, porque desde el punto de vista del vendedor no ha habido alea: el contrato le será siempre ventajoso.

Inmuebles:

Venta por Cabida y en Globo:

Venta por Cabida: Aquíhay que tener claro el concepto de cabida. Cabida es el contenido de inmueble, lo que dentro de los linderos. En este caso se acostumbra a expresar la cabidad del inmueble.Sobre todo refiriéndonos a terrenos sucede con frecuencia que la cosa que se compra materia del contrato de compraventa; puede que tenga menos o más medida de lo que se creían en principio las partes.

Yo voy a comprar un terreno y en principio se creía que el mismo tiene un área de tantos metros y resulta que cuando se va a medir tiene menos o más metros. Es por eso que nuestra legislación a establecido algunas reglas que están plasmadas en el :

Artículo 1.496. “El vendedor está obligado a entregar la cosa en toda la cantidad expresada en el contrato, salvo las modificaciones siguientes:

Si la venta de un inmueble se ha hecho con expresión de su cabida, a razón de tanto por medida, el vendedor está obligado a entregar al comprador que lo exija, la cantidad expresada en el contrato.

Cuando esto no sea posible, o el comprador no lo exija, el vendedor estará obligado a sufrir una disminución proporcional en el precio.

Si se encuentra que la cabida del inmueble es superior a la expresada en el contrato, el comprador debe pagar la diferencia del precio; pero puede desistir del contrato si el excedente del precio pasa de la veintava parte de la cantidad declarada”.

En la primera parte del articulo lo que se hace es repetir el principio general según el cual la cosa vendida vendida debe ser entregada en la cantidad expresada en el contrato. Pero en la continuación de el mismo “…Cuando esto no sea posible…”, aquí si encontramos la modalidad. Como ejemplo. Pensemos en el caso de que se ofrecen en venta 5. 000 M2 a Bs. 300 M2. Una vez medido el inmueble resulta que efectivamente su contenido es de 4. 000 M2. La diferencia de 1. 000 M2 se le imputa a el vendedor en el sentido de que el sufrirá la disminución proporcional en el precio.

Cuando el legislador expresa… “o el comprador no lo exija…”, se está refiriendo al caso de que el vendedor tenga otra parcela adyacente a la que está vendiendo y entonces exista la posibilidad de que el comprador exija que los metros que le faltan sean completados con la otra parcela. Pero si esa parcela es la única, porque las adyacentes son de otro propietario, entonces no será posible completar el faltante y entonces el comprador debe sufrir la disminución proporcional en el precio. Esta es una acción “quanti minoris”.

Si se encuentra – y esta es la otra situación- que la cabida es superior a la expresada en el contrato, el comprador debe pagar la diferencia del precio (esta es la obligación del comprador que se encuentra en este articulo). Pero esta obligación está condicionada, así el excedente del precio  pasa de la veintava parte 85%) de la cantidad expresada, porque en este caso el legislador habla de que el comprador puede “desistir” del contrato. No hay acción de desistir; aquí debe entenderse que se está hablando de rescisión.

Entonces, y esto es muy importante, si la cabida es menor no hay posibilidad de rescisión. Si el comprador quiere comprar una parcela de 5. 000 M2 y resulta que esta solo tiene 4.000 M2, no puede pedir la rescisión. Si el vendedor no puede completarle los 5. 000 M2, la norma dice que lo único que opera es le acción ” quanti minoris” y deberá quedarse con los 4. 000 aunque necesite 5. 000. ¿Cómo se salva el comprador de caer en esta situación? La manera de evitar eso es expresar en el contrato no solo la cabida y el precio, sino la finalidad específica del comprador para hacer la adquisición.

Ejemplo:

Tiene el doble o sea 1600 mts.2 la ley NO me obliga a comprar el doble del área porque mi capacidad de pago; Pero puede desistir del contrato si el excedente del precio pasa de la veintava parte de la cantidad declarada.

Venta por en Globo: Para hablar de la venta en globo hay que hacer mención a ciertos términos que están relacionados con la venta de cabida.Cuando se compra un terreno no se especifica el precio por unidad de medida sino que se estipula en globo, se establece relación entre cada medida y cada parte del precio.

En primer lugar, el concepto del lindero. Es frecuente encontrarse con documentos donde los linderos aparecen así: “Fundo que eso fue del Sr. Miguel Rodríguez; y se señalan los metros. Eso es mayor seguridad, pero eso no es lindero. Esta situación nos viene del derecho español. Utiliza los linderos en forma. Lindero es sinónimo de límite. Lo conceptual del lindero seria así: Norte: partiendo de la concluencia de las quebradas A y C, siguiendo en la línea recta hasta llegar al pedemonte del cerro Z…; ese es lindero. Pero para mayor seguridad se señala que entre los dos puntos hay tal o cual medida y lo que se encuentra hacia ese punto, como sería que se señalara que entre los dos puntos hay dos kilómetros y allí se encuentra la hacienda La Esperanza. Esos son datos que ayudan a reforzar ese lindero.

Pero si hay linderos es porque esos linderos deben tener un contenido, y ese contenido es su cabida: no hay cosa que no tenga forma y contenido.

Cuando estudiamos la parte final del artículo 1. 496, hablamos que allí el precio se determina en función de la cabida. Allí lo importante es que el precio se determina en tanto por ciento la cabida: Parcela de 2. 000 M2 que se vende a Bs, el M2.

Cuando se compra un terreno en globo no se especifica el precio por unidad de medida. Por ejemplo, se compra un terreno de 2. 000 M2 por Bs. 1. 00.000,oo Esta será una venta en globo, pero hay que tener en cuenta que aunque se hable de venta en globo  también hay que hablar de cabida. Sucede que en un momento determinado le damos una importancia jurídica y económica a un aspecto, y en otro momento le damos la importancia jurídica y económica a otro aspecto distinto de la misma cosa.

Veamos: tengo una parcela de 10. 000 M2 y puede vender una parte de ella dándole importancia para determinar el precio, a fragmentos de ella. Esa es venta por cabida. La otra parte de dicha parcela se vende toda o en parte sin que la superficie contenida en esa parte influya para nada en la determinación del precio. Esa es venta en globo.

Los Artículos 1. 497, 98, 99 y 1. 500, se refieren a la venta en globo. Y para completarlos hay que entender que aun siendo venta en globo ello no obsta para que se hable de área, de cabida. Lo que si debe fijarse es que en la determinación del precio  nunca se le da importancia a la cabida. El otro principio que hay que tener presente es que el precio se estipula en globo. NO se establece ninguna relación entre cada medida y cada parte del precio.

Articulo 1. 497. En todos los demás casos en que la venta sea de un cuerpo determinado y limitados, o de fondos distintos y separados, sea que el contrato comience por la medida, sea que comience por la identificación del cuerpo vendido seguida de la medida, la expresión de la medida no da lugar a ningún aumento de precio a favor del vendedor por el exceso de la misma, ni a ninguna disminución del precio a favor del comprador por menor medida, sino cuando la diferencia entre las medida real y la indicada en el contrato sea de una veintava parte en más o menos habida consideración al valor de la totalidad de los objetos vendidos, si no hubiere estipulación en contrario”.

En la primera parte del articulo se esta refiriendo al objeto en dos formas: el objeto inmueble lo ve el Código en dos aspectos; cuerpo determinado y limitado, fundos distintos y separados. Caso A: Caso B:

“sea que el contrato comience por la medida, sea que comience por la indicación del cuerpo vendido seguido de la medida “…

Para explicar esto podemos pensar en las dos formas como suelen ofrecerse al publico la venta de parcelas;

1.”Venta de 5. 000 metros de terreno por Bs. ….. y

2.”Venta de una parcela de terreno 5. 000 metros por Bs. …”

En primer caso se comienza por la indicación de la medida y en el segundo caso se comienza por la indicación del cuerpo vendido seguido de la medida.

En el antiguo derecho francés el tratamiento para el caso de que se comience por la indicación de la medida que para cuando se comience por la indicación del cuerpo vendido, es diferente, en el sentido de otorgar el derecho a exigir la diferencia de precio, cuando resulte que se haya vendido más o menos de lo estipulado.

Pero para nuestro Código, el tratamiento es el mismo para los 2 casos. Sea como sea, los efectos son iguales.

Y la continuación de dicho artículo es clara, sólo hay que referirse a lo que se quiere significar con… “Una veintava parte en mas o en menos, habida consideración al valor de la totalidad de los objetos vendidos…”

Aquí hay que calcular esa veintava parte en la relación con el precio, mientras en la venta por cabida hay que comprar la veintava parte en la relación con la cabida, con el contenido, con la superficie del inmueble.

Entonces. Cuando se habla de venta por cabida, a tanto la medida, la diferencia para ejercer la rescisión se calcula en base al contenido, a la cabida, y para ejercerla, en el caso de venta en globo, se toma en cuenta la cuantía.

Evidentemente que el comprador tendrá que medir el terreno para establecer la diferencia pero cuando el negocio se fue a no se tomo en cuenta eso, sino el precio global. Aquí se invoca la cabida para hacer el reclamo, no para hacer el contrato. No nace el contrato sobre esas bases ni sus efectos tampoco.

Articulo 1. 498. “En el caso de que, según el artículo precedente, haya lugar a aumento de precio por exceso de la medida el comprador puede elegir entre desistir del contrato o pagar el aumento de precio con sus intereses, si retiene el inmueble”.

Lo único que hay que decir aquí es que no existe acción de desistir, la acción aquí es de rescisión. Y por otra parte habla el legislador de… “si retiene el inmueble “. Aquí no puede hablarse de derecho de retención porque el comprador es el propietario. Es un término mal usado.

Ejemplo:

Cuando un comprador decide adquirir unas hectáreas de terreno y queda en acuerdo con el vendedor de pagarle 10 millones de bolívares. Se puede medir después si se quiere parcelar, pero en principio se está comprando en globo.

Ejemplo:

Es una vena de lotes de carros que tienen algunas veces las empresas de seguros, yo como comprador le digo a esta empresa te doy 20 millones de bolívares por todo el lote de carros, de esta manera se está comprando en globo.

Venta “de visu”: Es la venta que se hace a la vista , es decir, cuando se compra algo con solo verlo, sin importarle nada, y al aceptarlo se perfecciona, corriendo el riesgo desde el principio, es decir, campo a mi riesgo.

 

 

Hipoteca

 

Clientes haciendo cola frente a las oficinas del Northern Rock para retirar sus ahorros.

La hipoteca es un derecho real de garantía, que se constituye para asegurar el cumplimiento de una obligación (normalmente de pago de un crédito o préstamo), que confiere a su titular un derecho de realización de valor de un bien, (generalmente inmueble) el cual, aunque gravado, permanece en poder de su propietario, pudiendo el acreedor hipotecario, en caso de que la deuda garantizada no sea satisfecha en el plazo pactado, promover la venta forzosa del bien gravado con la hipoteca, cualquiera que sea su titular en ese momento (reipersecutoriedad) para, con su importe, hacerse pago del crédito debido, hasta donde alcance el importe obtenido con la venta forzosa promovida para la realización de los bienes hipotecados.

La crisis financiera global, iniciada en la segunda mitad de 2007, ha arrastrado tras sí, aunque en menor medida, también una importante crisis inmobiliaria, y sobre todo la desconfianza de los ciudadanos de algunos países en las entidades bancarias. En España la crisis inmobiliaria ha provocado más de 185 000 desahucios, superando la cifra de 500 diarios.1

 

Clases de hipoteca[editar]

Existen dos clases de hipotecas, las voluntarias y las necesarias. Son voluntarias las que se constituyen por voluntad espontánea del deudor, o para cumplir una obligación impuesta por el dueño de los bienes que se hipotecan. La hipoteca necesaria existe cuando se constituye para cumplir una disposición legal

 

EFECTOS DE LA HIPOTECA CON RELACION A LOS

TERCEROS POSEEDORES.

Este punto debe ser tenido muy presente por el lector, debido a la fundamental importancia que tiene para el ejercicio de la acción especial, de la Ejecución de Hipoteca. Los efectos de la hipoteca en relación con los terceros se encuentran regulados por el Código Civil, en sus Artículos 1899 al 1906, destacándose entre los principales, los siguientes:

Que el acreedor hipotecario puede trabar ejecución sobre la cosa hipotecada y hacerla rematar, aunque este poseída por terceros. El mismo legislador en este sentido aclara, que tal disposición no producirá efectos contra el tercero que haya adquirido la cosa ejecutada en remate judicial, con citación de los acreedores hipotecarios, cuyo derecho se traslada al precio del remate (Art. 1899 del C. Civil). Asimismo, el acreedor no podrá ejercer este derecho sobre el resto de los bienes muebles que son accesorios del inmueble hipotecado, que hubieren sido enajenados a titulo oneroso sin fraude de parte del adquiriente.

EN CUANTO AL TERCERO POSEEDOR DE LA COSA HIPOTECADA, no podrá alegar el beneficio de exclusión, aunque se haya constituido la hipoteca por un tercero, a menos que haya pacto en contrario (Art. 1900 del Código Civil), y tampoco podrá deducir los derechos que le correspondan y aun hacer uso de los medios de que no se valió el deudor, con tal que no sean personales a este (Art. 1901 del Código Civil).

EN EL CASO DEL ARRENDAMIENTO, la Jurisprudencia ha resuelto que se trata de “. . . un poseedor precario, detentan la cosa en nombre de otro y, por lo tanto, no puede considerarse como un tercero en relación con el ejecutado.

Derechos del acreedor hipotecario

La hipoteca produce efectos entre las partes y con relación a terceros. Al hablar de efectos de la hipoteca, necesariamente hay que referirse a que la hipoteca es un derecho real (Art. 1877CCV), y como tal es erga omnes y configura a favor del acreedor tres derechos:

  1. Derecho de persecución
  2. Derecho de remate judicial
  3. Derecho de pago preferencial.

 

EXTINCION DE LAS HIPOTECAS.

Su extinción se encuentra regulada por los Artículos 1907, al 1912 del Código Civil. El primero menciona como causales, las siguientes:

  1. Por la extinción de la obligación.

2a.- Por la perdida del inmueble gravado, salvo los derechos conferidos en el Articulo 1865. Se refiere este ordinal, a la circunstancia de estar sujeto a privilegios o hipotecas; en este caso los aseguradores en cuanto a las cantidades debidas por indemnización de las perdidas -o el deterioro- quedan afectadas al pago de los créditos privilegiados o hipotecarios, según su graduación.

3a.- Por la renuncia del acreedor.

4a.- Por el pago del precio de la cosa hipotecada.

5a.- Por la expiración del termino a que se las haya limitado.

6a.- Por el cumplimiento de la condición resolutoria que se haya puesto en ellas.

De igual manera, la hipoteca como ya sabemos, también se extingue por la prescripción, la cual se verificara respecto de los bienes poseídos por el deudor. Considera la norma reguladora que si el inmueble hipotecado estuviere en poder de tercero, la hipoteca prescribirá por veinte anos (Art.

1908 del C. Civil).

.

Cuáles son las condiciones de validez de la reserva de dominio?

2.1. Que se trate de una venta a plazo o a crédito (Art. 1 L.V.R.D.), sin que sea necesario que se trate de una venta por cuotas.
2.2. Que se trate de la venta de un bien mueble por su naturaleza (Art. 1 L.V.R.D.)
2.3. Que no se trate de cosas destinadas especialmente a la reventa (Art. 2 L.V.R.D.). En consecuencia, los comerciantes al por mayor no pueden utilizar la reserva de dominio en sus ventas a los minoristas.
2.4. Que no se trate de cosas especialmente destinadas a la manufacturación o transformación cuando no sean identificables después (Art. 2 L.V.R.D.). En todo caso, aun en teoría, la reserva de dominio sobre tales cosas hubiera podido ser nugatoria en virtud de las normas sobre accesión (C.C. art. 571 y siguientes).
2.5. Que la transferencia esté subordinada al pago del precio (Art. 1 L.V.R.D.), aunque no necesariamente al pago de la totalidad de éste. Si la transferencia de dominio se subordina a otro evento distinto del pago del precio no habrá venta con reserva de dominio en el sentido de la ley (lo que no excluye necesariamente la validez del pacto).
2.6. Que la reserva no tenga una duración mayor a 5 años (Art. 10 L.V.R.D.). Este término, aunque la ley no lo diga expresamente, debe computarse a partir de la celebración de la venta.
2.7. Se ha sostenido que la reserva de dominio debe constituir un pacto de la venta sin que pueda ser convenida después de esta, porque en tal caso ya la propiedad o derecho habría pasado al comprador.

2 cuales son las condiciones adicionales paea la eficacia de la reserva frente a terceros

Para que la reserva de dominio válida entre las partes sea oponible a los terceros se requiere además:
1. Que las cosas vendidas sean identificables individualmente y de modo preciso (Art. 4 L.V.R.D.), exigencia que se aplica porque caso contrario el tercero no podrá nunca saber si una cosa mueble determinada es la cosa vendida bajo reserva de dominio u otra de la misma clase.
2. Que las cosas vendidas no estén destinadas a ser parte integrante y constante de un inmueble del cual no pueden separarse sin grave daño para éste (Art. 3 L.V.R.D.)
3. Que las cosas vendidas tengan un valor individual superior a doscientos cincuenta bolívares (Art. 3 L.V.R.D.), aunque formen parte de un conjunto o colección de mayor valor.
4. Que se hayan cumplido las formalidades exigidas por la ley (Art. 5 L.V.R.D).

3 explique los efectos de la venta con reserva de dominio

4 cuando se pierde el beneficio del término en la reserva de dominio

5 efectos de la cesión de créditos

6 cuando se debe generar la cesión de derechos litigiosos sin afectar al cesionario

7 en que momento se genera la eficacia jurídica de la hipoteca

8 efectos de la hipoteca con relación a terceros

9 causas de extinción de la hipoteca

10 artículo 1886 del código civil

Posted in Contratos y garantias, Uncategorized

Las ventas

Capítulo V De las Obligaciones del Comprador

Artículo 1.527.- La obligación del comprador es pagar el precio en el día y en el lugar determinados por el contrato.

Artículo 1.528.- Cuando nada se ha establecido respecto de esto, el comprador debe pagar en el lugar y en la época en que debe hacerse la tradición. Si el precio no ha de ser pagado en el momento de la tradición, el pago se hará en el domicilio del comprador según el artículo 1.295.

Artículo 1.529.- A falta de convención especial el comprador debe intereses del precio hasta el día del pago, aun cuando no haya incurrido en mora, si la cosa vendida y entregada produce frutos u otra renta.

Artículo 1.530.- Si el comprador fuere perturbado o tuviere fundado temor de serlo por una acción sea hipotecaria, sea reivindicatoria, puede suspender el pago del precio hasta que el vendedor haya hecho cesar la perturbación o el peligro, a no ser que el vendedor dé garantía suficiente, o que se haya estipulado que, no obstante cualquiera contingencia de esta clase, el comprador verifique el pago.

Artículo 1.531.- Cuando se trata de cosas muebles, la resolución de la venta se verifica de pleno derecho en interés del vendedor si el comprador no se ha presentado a recibir antes que haya expirado el término para la entrega de la cosa vendida, o si, aunque se haya presentado a recibirla, no ha ofrecido el precio, a menos que se le haya otorgado plazo más largo para esto.

Artículo 1.532.- Si se ha hecho la venta sin plazo para el pago del precio, puede el vendedor, por falta del pago del precio, reivindicar las cosas muebles vendidas, mientras que las posea el comprador, o impedir que las venda, con tal que la demanda en reivindicación se entable dentro de los quince días de la entrega y que las cosas vendidas se encuentren en el mismo estado en que se hallaban en la época de la entrega. El derecho de reivindicación no tiene efecto con perjuicio del privilegio acordado al arrendador, cuando no consta que, al tiempo de la introducción de los muebles en la casa o fundo alquilados, haya sido informado el arrendador de que aún se debía el precio. Las disposiciones de este artículo no derogan las Leyes y usos comerciales respecto a la reivindicación.

Pago del precio

EL PAGO DEL PRECIO: Art 1527 CCV  la obligación fundamental del comprador comprende el pago del precio, sin embargo, esta obligación de pagar el precio, conlleva otras, tales como:

* Pagar el día determinado en el contrato (Art 1528 CCV)

* Pagar en el sitio convenido contractualmente (Art 1528 CCV – Art 1295 CCV)

 

 

CONTRATOS PRELIMINARES.

Concepto:

Es un contrato que solo produce el efecto de obligar a las partes a celebrar entre si un futuro contrato; y es unilateral ó bilateral según se obliguen a celebrar el futuro contrato una de las partes ó ambas. No debe confundirse “contrato preliminares con oferta”, porque aquel requiere el consentimiento de una de las partes, mientras que en esta solo necesita el asentamiento de una persona (el contrato preliminar, es un negocio jurídico bilateral y la oferta, es un negocio jurídico unilateral en cuanto al numero de partes).

Los principales contratos preliminares de la venta son:

  • La promesa unilateral de venta.
  • La promesa unilateral de compra.
  • La promesa bilateral de compra.

Promesa unilateral de venta:

Es el contrato por el cual una persona se obliga a venderle a otra, quien se obliga a comprarle.

Diferencia de otras figuras jurídicas:

La promesa unilateral de venta se diferencia de la oferta en que ésta es un acto jurídico unilateral: de la venta, en ésta un contrato bilateral y del pacto de preferencia o de prelación autónoma, en que éste sólo crea la obligación de vender preferentemente a una persona en el caso de que el obligado decida vender.

La obligación de promitente esta sometida a condición (“si la otra parte quiere comprar”); pero no se trata de una venta condicionada porque en el momento en que se perfecciona l a promesa, una de las partes a consentido en la venta (no ha consentido en la compra).


Naturaleza jurídica:

Es un contrato consensual, generalmente unilateral (aunque puede ser bilateral, por ejemplo; sí se ha pactado una remuneración para el promitente), gratuito u oneroso, según las cosas y no traslativo de propiedad u otro derecho.

La obligación del promitente esta sometida a condición (2 si la parte quiere comprar”); pero no se trata de una venta condicionada porque en el momento en que se perfecciona la promesa, una de las partes ni siquiera a consentido en la venta (no ha consentido en comprar).

Efectos de la promesa unilateral de venta:

No hay traslación de la propiedad ó derecho que se prometa vender, y el eventual comprador solo tiene derecho de crédito cuyo objeto es una obligación de hacer.

El vendedor; Así, si el promitente vende la cosa a un tercero no habrá vendido la cosa ajena y el beneficiario de la promesa no puede atacar la validez de la venta hecha por el promitente al tercero.

Después se que el eventual comprador a manifestado su voluntad de comprar; la promesa se convierte en bilateral, siempre que la adhesión haya sido hecha en tiempo útil y en las condiciones establecidas en la promesa. Si no se ha fijado, son aplicables por analogía las normas pertinentes en materia de oferta. (Caso en particular del arrendamiento con opción a compra).

Promesa unilateral de compra:

Es el contrato por medio del cual una parte se obliga a comprarle a otra sin que éste se obligue a venderle. También denominada por los agentes viajeros ó por sucursales “venta salvo aprobación ó confirmación de casa”.

Naturaleza jurídica:

Es un contrato consensual no traslativo y que, según los casos, pude ser unilateral ó bilateral; gratuito ú oneroso.

La obligación de comprar esta sujeta a condición (“si la otra parte quiere vender”); pero la promesa unilateral de compra no constituye una venta condicional, toda vez que en el momento de perfeccionarse la promesa una de las partes no ha consentido en la venta.

Promesa bilateral de venta:

Es el contrato por el cual dos partes se obligan recíprocamente a celebras un contrato de venta.

Naturaleza jurídica:surge según el código Napoleónico, la promesa unilateral de venta desde que haya consentido de las partes sobre la cosa y el precio, vale la venta.

En Venezuela no exista la citada disposición la cuestión puede plantearse en términos semejantes, en virtud de la norma según la cual no es obstáculo para la formación del contrato el hecho de que el oferente revoque su oferta durante el plazo en está obligado a mantenerla (1,137 ap. 4). De allí pues que en el caso de la promesa bilateral donde hay más que una simple oferta, debe admitirse que la negativa de una de las partes no impide la formación del contrato definitivo.

 

 

Dación en pago

 

La dación en pago (en latín datio in solutum) es la acción de dar algo para pagar una deuda.1 Se refiere por tanto al acto por el cual el deudor realiza, a título de pago, una prestación diversa de la debida al acreedor, quien acepta recibirla en sustitución de ésta. A veces, en un sentido más restringido, por dación en pago se entiende concretamente la entrega de una cosa corporal o dinero como equivalencia del cumplimiento de laobligación originaria de dar, hacer o no hacer.2

La dación en pago suele aplicarse como sistema de pago final por parte del deudor de una hipoteca inmobiliaria a la que no puede enfrentar las cuotas impuestas por el crédito hipotecario establecido y en la que se entrega el inmueble, en vez de dinero, para liberarse de la deuda.

 

Pacto

Para otros usos de este término, véase Pacto (desambiguación).

El pacto (en latínpactum)? es un convenio o tratado solemne, estricto y condicional entre dos o más partes en que se establece una obediencia a cumplir uno o varios acápites establecidos en un contrato formal y en que ambas partes se comprometen a ejecutar ciertas acciones y a recibir retribuciones de la otra parte por su cumplimiento.

 

 

Se denomina pacto de retroventa (o pacto de retro) al acuerdo por el cual el vendedor se reserva el derecho de recuperar la cosa vendida (mueble o inmueble), con la obligación de reembolsar al comprador el precio, los gastos del contrato y cualquier otro pago legítimo hecho por la venta, los gastos necesarios y los útiles hechos en la cosa vendida. El derecho a recuperar la cosa que en virtud de este pacto ostenta el vendedor se denomina retracto convencional. La venta con pacto de retro es un contrato típico, regulado en los artículos 1507 a 1520 del Código Civil.

La retroventa es un pacto que puede suscribirse por las partes en el contrato de compraventa que consiste según lo preceptuado en el artículo 1939 del código civil  en:

“Por el pacto de retroventa el vendedor se reserva la facultad de recobrar la cosa vendida, reembolsando al comprador con la cantidad determinada que se estipulare, o en defecto de esta estipulación lo que haya costado la compra”

El pacto de retroventa es accesorio al contrato de compraventa, es decir, solo puede celebrarse pacto de retroventa cuando anteriormente se ha celebrado un contrato de compraventa, dicho pacto debe ser plasmado en el contrato. Entre las obligaciones del comprador en el pacto de retroventa esta restituir la cosa vendida con sus accesorios naturales. Además el comprador deberá indemnizar al vendedor por los deterioros que por su culpa haya sufrido la cosa.

Entonces a través del pacto de retroventa lo que se hace es resolver un contrato de compraventa, pues en esta figura jurídica el vendedor se reserva la facultad de recuperar el dominio del bien a la hora de restituir al comprador el precio pactado en el contrato.

Un ejemplo claro de cuando se hace uso de este pacto en el contrato de compraventa seria, Juan necesita una cantidad urgente de dinero y el único bien que tiene es la casa que heredo de su mama, Juan vende la casa a María, pero pactan en el contrato de compraventa,  un pacto de retroventa para que Juan pueda previa cancelación de cierta cantidad de dinero recobrar el dominio de la casa que vendió a María.

En  dicho pacto cuando no se ha estipulado un tiempo por las  partes contratantes para recuperar el bien vendido con pacto de retroventa, es de cuatro años contados a partir de la fecha del contrato, según lo preceptuado en el artículo 1943 del código civil. Por último el derecho que surge del pacto de retroventa no puede ser cedido.

 

Pacto comisorio

El pacto comisorio es aquel que permite al acreedor, ante el incumplimiento del deudor, practicar el comiso o apropiación directae inmediata de la cosa que se halla especialmente vinculada en garantía del cumplimiento de la obligación. De ese modo expeditivo, el acreedor escapa a la solución normal que, en general, consiste en someterse a un proceso de realización del bien, justo, público, formal, abierto a la libre concurrencia y con publicidad. Por su proclividad al abuso del derecho, la prohibición legal de los pactos comisorios, o pactos de lex comisoria, es la regulación habitual en los sistemas legislativos nacionales, en especial, los de procedencia o influencia romano-germánica. En España, los negocios fiduciarios en clave de garantía, que no conlleven simulación contractual, tienen que admitirse en derecho, pero sólo en tanto no habiliten al acreedor para adoptar posturas comisorias injustificadas, que obstaculizarían su admisión, por influencia del art. 1255 del Código Civil, dado que incurren en infración legal al estar expresamente prohibidos los pactos comisorios en el propio Código Civil (cfr. art. 1859 /Resolución de 26 de noviembre de 2008)1 Por otra parte, es importante no confundir el pacto comisorio con el derecho de retención del acreedor pignoraticio, que le faculta a continuar la posesión de la cosa empeñada hasta que el deudor haya saldado todas las deudas (cfr. el art. 1866 del Cód. Civil español). Tampoco debemos confundir el pacto comisorio con la facultad legal de resolver unilateralmente las obligaciones recíprocas, en favor de uno de los contratantes, cuando el otro no ha cumplido la parte que le toca.

Vicios ocultos o redhibitorios

Los defectos o vicios ocultos, también llamados vicios redhibitorios son, en Derecho, los posibles defectos que puede tener una cosa que es objeto decompraventa y que no son reconocibles en el examen de la cosa en el momento de la entrega.

En general, la existencia de vicios ocultos faculta al comprador para ejercer una serie de acciones contra el vendedor. Estas acciones irán dirigidas a la reclamación de la resolución del contrato o de la modificación de sus condiciones, así como al resarcimiento de daños y perjuicios.

 

EL RETRACTO

 

Retracto convencional: Es un pacto por el cual el vendedor se reserva recuperar la cosa vendida, mediante la restitución del precio y el reembolso de los gastos.

 

Articulo 1.544 CC: El vendedor que hace uso del derecho de retracto, debe reembolsar al comprador no solo el precio recibido, sino también los gastos y costos de la venta, los de las reparaciones necesarias y los de las mejoras que hayan aumentado el valor que este tenga. No puede entrar en posesión sino después de haber satisfecho todas estas obligaciones.

El vendedor que entra en posesión del fundo en virtud del retracto, lo toma libre de todas las cargas que le haya impuesto el comprador.

 

Clasificación: El contrato de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de retracto. Ese derecho se llama convencional o legal, según su fuente en el contrato o directamente en la ley.

 

Articulo 1.533 CC: Independientemente de las causas de nulidad y de resolución ya explicadas en este Titulo y de las comunes a todas las convenciones, el contrato de venta puede resolverse por el ejercicio del derecho de retracto.

 

Requisitos:

 

1.- El retracto es un pacto de la venta, que hace de ella una venta bajo condición resolutoria, razón por la cual el ejercicio del derecho de retracto afecta a los terceros y no implica un nuevo negocio traslativo.

2.- El derecho de retraer es un derecho facultativo no pudiendo pactarse el retracto como obligación, so pena de nulidad.

3.- Que se trate de u  pacto de una venta. La estipulación anterior al contrato es valida; pero no constituye una cláusula de retracto convencional sino una promesa de venta.

 

Plazos y Prorrogas: Que el derecho de retraer no se estipule por un plazo mayor de cinco años, so pena de resolución a este plazo.

 

Articulo 1.535 CC: El derecho de retracto no puede estipularse por un plazo que exceda de cinco años.

Si no se ha fijado tiempo para ejercer el derecho de retracto, la acción para intentarlo se prescribe por el termino de cinco años, contados desde la fecha del contrato.

 

Derechos y Beneficios de las partes:

 

1.- Legitimación Activa.

 

a.- Pueden ejercer el derecho de retracto, en primer término el vendedor o sus causahabientes a titulo universal, así como quienes hayan adquirido a titulo particular de uno u otros, el derecho de retracto ya que este es cesible.

b.- Por otra parte, los acreedores del vendedor pueden ejercer el derecho de retracto, incluso cuando no sean quirografarios.

 

2.- Capacidad y poder para ejercer el derecho de retracto: Rige en la materia el derecho común con la advertencia de que:

 

a.- Retraer es un acto de disposición por la poca importancia que tenga en relación con el patrimonio del retrayente.

b.- Así pues, para ejercer el derecho de retracto se requiere, en principio, capacidad o poder para realizar actos de disposición.

 

3.- Legitimación pasiva: El retracto puede ser ejercido contra el comprador y sus causahabientes a titulo universal y contra los terceros adquirientes.

 

Retracto Legal: Es el derecho que tiene el comunero de subrogarse al extraño que adquiere un derecho en la comunidad por compra o dacion de pago con las mismas condiciones estipuladas en el contrato.

 

Requisitos:

 

1.- La adquisición de un derecho en la comunidad.

2.- Que la adquisición sea hecha por renta o dacion en pago.

3.- Que la adquisición sea hecha por un extraño.

4.- Que la cosa o derecho no pueda dividirse cómodamente o sin menoscabo.

 

Efectos: Los efectos del retracto legal antes y después de ejercerse, vencido el plazo para ejercerlo y ejercido oportunamente, son iguales a los efectos del retracto convencional pendiente la condición, fallida la condición y cumplida la condición.